El Magazín

Publicado el elmagazin

Estrella fugaz

Tristan Egolf
Tristan Egolf

Andrés Botero*

Las estrellas fugaces se suicidan, las he visto cuando se visten de gala para visitar la tierra, son fenomenales, astronómicamente difíciles de comprender, esos pequeños cuerpos espaciales que se atreven a visitar la atmósfera terrestre y eso es todo, dejan ver su camino luminoso mientras se desintegran para siempre del mundo físico, mas no de la memoria.

Curiosamente existen talentos fugaces, talentos veloces que nos visitaron por cortos períodos de tiempo para educarnos en el campo de la creatividad; afortunadamente ese irrepetible terreno de las luminarias no es compartido por muchos; un caso único fue la corta, pero sustanciosa vida literaria del escritor americano Tristan Egolf (1971- 2005).

En mi concepto creo que fue un escritor moderno inolvidable, sin muchos preámbulos o profundos análisis literarios siempre viene a la memoria el nombre de Tristan Egolf y adjunto a su nombre, tres títulos de novelas, un problema de desorden bi-polar, irrepetibles casos de desobediencia civil, al igual que cierta fascinación por la época hippie y anti-bélica que no volverá, todas éstas anécdotas positivas o negativas rodearon como un aura mágica la vida de T. Egolf.

Egolf nació en San Lorenzo del Escorial (España) en 1971, sus años venideros los pasaría de ciudad en ciudad como nómada, pero entre los sitios que lo inspirarían intensamente a escribir se encuentra un pequeño pueblo al sur de Indiana donde pasaba temporadas veraniegas con algunos familiares de su padre y los terrenos rurales de Pensilvania.

Desde niño demostró un gran talento para las posturas autodidáctas por intermedio de la lectura y escritura, al igual que una enorme capacidad creativa que demostraría con su primera obra El amo del corral publicada en 1998 después de haber sido rechazada por 76 editoriales en los Estados Unidos, sin embargo por cuestiones del azar fue publicada en París donde fue catalogada como obra maestra. Esto sucedió poco tiempo después de haber conocido la hija del escritor Francés Patrick Modiano, el cual impulsaría la primera publicación de esta obra (1). Se escribe sencillo y se escucha muy simple, sin embargo Egolf a los 27 años de edad había conseguido lo que medio mundo sueña, escribir un libro, en el caso de Egolf no cualquier libro, una novela catalogada como una de las mejores novelas modernistas americanas (la novela del alma Americana).

El amo del corral es un libro escrito de una forma barroca con demasiadas exageraciones simbólicas y linguísticas; la historia transcurre en un poblado agrícola de Norteamérica donde el personaje John Kaltenbrunner se enfrenta a numerosas aventuras, momentos apoteósicos al igual que increíbles tragedias personales. Esta novela no tiene diálogos, ni historias de amor o romances, los personajes secundarios son generales y poseen la capacidad de servir de sátira social como el bloque de basureros, los hinchas de los clubes de baloncesto. Egolf también logra con gran detalle la descripción de desastres naturales como tornados, inundaciones e incendios en un pequeño pueblo del medio oeste americano (1).

En su segundo libro La chica y el violín (2002) Egolf escribió una historia acerca de la gente que opta por estilos decadentes de vida, la historia es caracterizada por un lenguage difícil de entender por el alto uso de expresiones idiomáticas, frases a medio terminar e influencia de la comunidad hip-hop, Charlie Evans es el personaje principal de ésta obra; él se convierte en un violinista talentoso después de haber crecido en un orfanato, con el tiempo se desilusiona de su mundo y decide dedicar parte de su existencia al alcoholismo mientras trabaja en una tienda e ilegalmente matando ratas en las alcantarillas. Pero como la esperanza es lo último que se pierde, en la historia entra Louise Gascoygne, la dama perfecta de la cual enamorarse, con una personalidad perfecta que le sirve de positiva motivación a Charlie, hacia el final de la obra, Charlie and Louise emprenden un viaje, es el viaje a su felicidad como pareja (2).

La última obra de Egolf, Kornwolf (2005), es una novela inspirada en la calmada e inescapablemente aburridora vida de la rural Pensilvania, específicamente en las costumbres ultra-conservadoras de la comunidad Amish. Esta tranquilidad es perturbada por la presencia de un monstruo, una horrible creación de la naturaleza, un hombre lobo que anda campante por los cultivos de maíz; a su vez ésta historia trata temas secundarios como el flujo de turistas por las autopistas que conducen a poblados monótonos, también hace referencia a los rituales propios de la comunidad Amish, al igual que al mundo explotador del boxeo profesional, uno de las actividades favoritas del escritor aparte de las corridas de toros (3). Kornwolf se encuentra al mismo nivel de originalidad como El amo del corral, las dos obras se presentan como sátiras sociales a la modernidad americana e indudablemente ayudan a delinear el perfil psicológico del autor.

Con Kornwolf terminado, Egolf se dedicó a numerosas protestas en contra de las guerras de Iraq y Afganistán, creando el grupo Smoketown six, una organización activista encargada de organizar críticas callejeras o teatro callejero de protesta, con el fin de alertar a las personas del peligro de las políticas internacionales mal orientadas. Al igual que comenzaría la creación de una obra teatral basada en su primer libro El amo del corral, la cual no terminaría (1).

En la mañana del 7 de mayo del 2005 bajo la rural Pensilvania que lo vió surgir como fugaz artista de su propio cosmos, aquel sitio donde según el libro Kornwolf nada ocurre por bien o por mal, Egolf fue encontrado muerto por causa de un disparo, suicidio.

“Esta historia nunca termina….” T. Egolf.

  1. Fagone Jason “Embrace your Madness”. Philadelphia Magazine. 2005.
  2. Leahy Christine “Skirt and the Fiddle”. Book Review. V. 34. 01/2003.
  3. Hollis James “Kornwolf”. California Literary Review. 04/2007.

———————————————————————————————————-
(*) Colaborador. Nacido en Pererira y residente en Nueva York. Actualmente edita su primer libro de poemas ‘Las fuerzas invisibles’.

Comentarios