El Magazín

Publicado el elmagazin

«Cómo puede habitar tanta lluvia en el alma» y «El sueño de la razón»

Sin título

Por: Camila Melo

La fuerza natural habita en mis recuerdos. Ahora mismo mi mente está en blanco, pero sé que cuando duerma las memorias como mariposas se posarán en un lienzo en el que danzarán los sentimientos, hasta aquellos sobre los que miento.

Y esos miedos, que a veces intento domesticar, en las noches suelen ser más fuertes, son una nada imaginada que recubre mis pasos, me toma de la mano y me lleva a un lugar que desconozco. Un lugar frío, tan frío que parece que en el alma nevara, y de repente todo está inundado, de lluvia, de pánico y de espejismos.

Bebo de la copa de mi fragilidad y me rehúso a ingerir el último sorbo.

El sueño de la razón

A propósito de “El sueño de la razón produce monstruos”.
No importa si la noche está muda, si los recuerdos se extravían,
o si el silencio se vuelve un eco que gota a gota inmortaliza la ausencia.

Importan el aliento que evoca estoicismo y las ansias que redimen cualquier distancia.

—No hay dolor—
porque habitas una sutil sinfonía que
llena de sueños ese lugar
en que la razón
sólo producía monstruos.

Comentarios