El Magazín

Publicado el elmagazin

A mover el Monsieur Periné

Monsieur Periné Alejandra Algorta, Radio Pachone
Monsieur Periné Alejandra Algorta, Radio Pachone

Chris Mosquera (*)

Monsieur Periné fue anoche el punto de partida del Festival de Jazz del teatro libre. Un sexteto de jóvenes poseedores de un swing gitano, guitarrero y popular, que transportó a los oyentes a épocas antiguas, teñidas de pasado, que daban la ilusión de ser mejores. Un grupo de pelados obsesionados con músicas de otros tiempos y hemisferios, quienes además rescatan, entre compás y compás, algunos ritmos colombianos de antaño, caídos en desgracia ante las nuevas generaciones. En la música de los Periné se da la impresión de escuchar a Lisandro Mesa y Django Reinhardt, dándose la mano.

Catalina García es la vocalista de la agrupación. Y su fuerza en el escenario radica en cierta irreverencia que le es inherente así como en una voz promisoria y versátil. Es cierto que tiene algunos rasgos sonoros en común con Julieta Venegas, pero también lo es que, en sus inicios, Ray Charles cargaba en su música con una importante influencia de uno de los artistas que más le inspiraron: Nat King Cole. Y que lo hizo como un paso lógico para encontrar una identidad propia. Si las cosas siguen su rumbo natural, García, su música y sus amigos Perinés, darán mucho de qué hablar en los próximos años.

¿Por qué el nombre de Monsieur Periné?

El nombre no es otra cosa que un juego de palabras que quiere desacartonar lo estilizado del francés, metiéndole la sabrosura que tiene el movimiento del periné. El periné es una parte del cuerpo donde se condensa el equilibrio y en el Kamasutra es un lugar muy importante.

Por otro lado, Monseiur es por ese componente francés de la música, y aquí en Latinoamérica y en general en el mundo, tienen mucho la idea de que lo afrancesado es estilizado, fino y lo demás; nosotros decidimos agregarle el Monsieur para hacerle una burla al mismo acartonamiento que tiene la palabra.

Al escucharlos uno no sabe qué puede pasar. Están tocando un swing y de repente introducen secciones de percusión tropical y popular colombiana…

Entre todos nosotros hay un gusto hacia la música popular colombiana. Crecimos en nuestras casas escuchando a Lucho Bermúdez, al Burro mocho, a Lisandro Mesa, y es imposible que ese gusto hacia esa música no salga naturalmente al momento de hacer lo que hacemos.

¿Cómo resultaron en este camino del jazz gitano y la música colombiana?

Llevamos 4 años tocando. Arrancamos como un cuarteto, con dos guitarras, vientos y voz. A partir de ese encuentro y de traer todos nuestros gustos musicales, fuimos encontrando un camino para traer nuevos elementos percutivos. Fue entonces cuando encontramos el Jazz Gitano, que es mucho más divertido, y decidimos experimentar este camino, agregándole música latina: boleros, tangos y demás.

¿Y cómo ha sido la respuesta de la gente frente a su música?

Nos hemos llevado gratas sorpresa del público, sonrisas, y la gente nos dice que nuestra música le transmite mucha alegría; y eso es en esencia lo que nuestra música quiere causar en las personas: efusividad. Para uno como artista es bueno encontrarse con personas que se sienten atraídas por lo que uno hace y son de diferentes gustos musicales. Por lo que tomamos esta aceptación como una sorpresa y un privilegio.

Aunque no tienen un álbum, es de notar que ya tienen varios fans, más de 3000 en sus redes sociales. ¿Están preparando algún trabajo musical?

Lo que tenemos montado en las redes sociales son apartes del show. En septiembre arrancamos el proceso de producción del primer disco con Felipe Álvarez, un productor colombiano que trabaja con propuestas de fusión y música contemporánea colombiana.

———————————————————-
(*) Colaborador.

Comentarios