Ella es así… cuando el público la empieza a EXTRAÑAR en medio de SUNAMIS SOCIO-POLÍTICOS-ECONÓMICOS aparece como esas HEROINAS de MARVEL y con su PLUMA pinta mensajes dignas de VERDADES de la MILANESA dirían por su TIERRA de NACIMIENTO… delineando verdaderas PINTURITAS propias de su TALENTO por cierto nada LENTO y con una RAPIDEZ  de FLASH WOMAN… así es ELLA nuestra inquieta LILIANA VALIÑA, proponiéndonos sus balanceos al TONO de este maravilloso aporte que dió en llamar….

“Los CAMINOS de la LIBERTAD…

Me gusta escribir, es como una prolongación de los diálogos conmigo misma, aunque con la escritura también nos conectamos con el mundo y con un colectivo sin rostros precisos, cercanos o lejanos, pero fundamentalmente diversos.

Estoy en un país con una sociedad profundamente dividida, polarizada y en crisis; tal vez, sobre todo, confundida. Nos acercamos más o menos, en teoría, en la identificación de los problemas o preocupaciones, pero nos alejamos y confrontamos en las posiciones sobre los posibles caminos y soluciones.

Por supuesto, no somos una isla, por lo tanto vivimos una dinámica que es reflejo, aunque no sin características propias, de una época y un ciclo mundial, que desde mi punto de vista es hoy de retrocesos y extremos, a semejanza del planeta que habitamos y que poco a poco, o mucho a mucho, vamos lastimando y poniendo en terapia intensiva.

Dudamos de los valores que fuimos construyendo con los años y los siglos, con esfuerzos, luchas y ciertos consensos. La democracia, la solidaridad, los derechos humanos de todas las personas, las libertades fundamentales, la tolerancia, el respeto y la pluralidad de opinión y de culturas, la búsqueda de la igualdad de oportunidades en la diversidad para disminuir las desigualdades, y la aspiración de un desarrollo, hoy por hoy sostenible y sustentable, social, político, económico, cultural y ambiental.

Habíamos ganado como sociedades varias de esas batallas en términos de valores aspiracionales, aunque obviamente no podemos afirmar que los conseguimos, porque son por definición procesos, rutas y no destinos finales, ya que siempre se aspira a seguir mejorando y fortaleciendo la vida y bienestar individual y colectivo de todas las personas y comunidades. La vida es eso, crecer, aprender, compartir y seguir buscando y buscándose.

Así vamos acunándonos entre posiciones, teorías y conceptos que renovamos, reinventamos o reflotamos del pasado más o menos reciente en estas idas y vueltas entre lo que queremos, consideramos bueno o malo para las personas o para las sociedades, y lo que nos proponen como soluciones. Seguimos soñando con la libertad de ser y de alcanzar los sueños.

En ciertas épocas, se pensó que la libertad era no tener reglas o poder quebrarlas. Hubo también quienes abrazaron la convicción de que la anarquía representaba, en términos positivos, la consagración de la libertad que nos alejaba de la opresión, como en el caso de la antigua Atenas frente a los tiranos, así como también tuvo una significación negativa, como en los términos de Sócrates y Platón que lo asociaron a una forma corrupta de régimen democrático.

Por otra parte, también podemos referirnos al anarquismo de libre mercado, surgido en el siglo XIX como filosofía política que promueve la anarquía. -en base a una sociedad organizada sin Estado- y la protección de la soberanía del individuo por medio de la propiedad privada y el libre mercado. Actualmente convive la noción del siglo XIX con un anarquismo más contemporáneo surgido a mitad del siglo pasado y resignificado hoy. Se concibió en la convicción de una sociedad libre frente al poder estadista, percibido como fuente de corrupción, privilegio y agresión.

Nos encontramos en un cruce pendular entre el extremismo de buscar eliminar al Estado para pretendidamente liberar al individuo, y el de pretender que el Estado nos lleve de la mano y nos marque cada paso del camino hacia lo que se defina como objetivo común, casi reemplazando de manera absoluta la voluntad individual.

Mientras no seamos capaces de ver que ninguno de los extremos nos llevará a donde queremos supuestamente ir, probablemente no alcancemos el destino. Tan sencillamente porque ninguno de esos caminos es totalmente nuevo y ya han sido transitamos previamente y mostrado sus desvíos por otros senderos, ubicándonos en un laberinto sin retorno o regresándonos inexorablemente a su opción opuesta.

A menudo se dice no matemos al mensajero, como sugiriendo que salgamos de la confusión y veamos mas allá del árbol que no nos deja ver el bosque.

Necesitamos libertades y libertad de acción, con reglas claras y límites que protejan el interés general, incluyendo al eslabón mas débil de la cadena, Las capacidades, el mérito, el esfuerzo y las competencias se adquieren y se ponen en práctica ante los desafíos y sobre todo las oportunidades. El Estado debe traducirse en instituciones acotadas, transparentes, efectivas y eficaces para desarrollar la función social que le corresponde con el propósito de promover las oportunidades y gestionar los recursos que nos pertenecen a todos. Hasta hoy, no hay ejemplos que prueben que las empresas o la sociedad desarticulada pueden reemplazarlo y cumplir ese rol del Estado.

La ley de la selva, el ojo por ojo y el individualismo acérrimo no son parte de la solución si no que son parte del problema. Lo social es fundamental, no para soslayar lo individual si no para potenciarloNos corresponde como sociedad supervisar y exigir que las instituciones cumplan con el mandato que les damos. Las empresas y el sector privado son parte tanto de lo individual como de lo colectivo y también reflejo de nuestras sociedades, con los mismos defectos y virtudes. Deben considerarse parte de la misma sociedad y contribuir igualmente a que salgamos del pozo en el que nos fuimos hundiendo y perdiendopara encontrarnos.

En 1948, al cierre de la Segunda Guerra Mundial, se creó la Organización de las Naciones Unidas cuya Carta incluyó entre sus objetivos promover el progreso social y elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad. En 2005, el entonces Secretario General, Kofi Anán, presentó un informe titulado: Un concepto más amplio de la libertad: desarrollo, seguridad y derechos humanos para todos. Aludía a la libertad de vivir sin miseria, la libertad de vivir sin temor, y la libertad de vivir con dignidad, y mostraba como las tres áreas se interconectaban e influían recíprocamente.

El error, muchas veces es pensar que solo una de ellas puede ser la solución sacrificando las otras. Por ejemplo, con frecuencia se piensa que la seguridad es la prioridad y que basta para conseguir el resto, ya que nos lleva a una situación de calma (probablemente falsa o temporal) y nos da una aparente libertad de acción, como lo que parece representar muy bien hoy la situación en El Salvador. El informe referido concluía en que no habrá seguridad sin desarrollo, no habrá desarrollo sin seguridad, y que no habrá ni desarrollo ni seguridad si no se respetan los derechos humanos.

No renunciemos a la meta de vivir sin temor y con seguridad, sin miseria y con desarrollo, así como con la dignidad que aporta el respeto de los derechos y libertades de cada uno. Probablemente, las enormes desigualdades son la clave del problema, aún cuando están desafortunadamente con frecuencia ausentes de las soluciones. Ni el mercado por si solo, ni el Estado aisladamente podrán representar la respuesta necesaria y asegurar nuestra dignidad. Es a todo o nada, siguen siendo necesarias las 3 patas para salir adelante, DESARROLLO, SEGURIDAD Y DERECHOS.”

Se lo dijimos LILIANA es así con sus VERDADES de la MILANESA desde el sentir profundamente DERECHO y ni que decir desde lo HUMANO…

Si te gustó esta  EXPERIENCIA ARTÍCULO, y quieres AYUDARNOS haz tu DONACIÓN:AQUI

Y no se olvide de seguirnos en el…


CONTINUARÁ…

CON JABÓN…! NO COMO PILATOS PORFIS

Avatar de Grupo Juncal un colectivo de autores

Comparte tu opinión

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas

Loading…


Todos los Blogueros

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.