cafeliterario.co

Publicado el Grupo Juncal un colectivo de autores

“ El COLECCIONISTA de CAFÉ…

Sabemos que el multifacético padre del CORSITA; joya nunca TAXI; y envidia de COLECCIONISTAS de modelos CLÁSICOS de CARROS especiales …pero además un ESCRITOR; que la gente pide a GRITOS como al alfajor JORGITO; el BIOQUÍMICO al que Ud le puede confiar sus ANÁLISIS de todo tipo porque el TIPO es hasta digno de SIGMUND FREUD & un BATERISTA con alto grado de HUMANIDAD de los aires del RINGO STARR de los afectos… y dejo la faceta del BON VIVANT para ahora pues entre su enfoque hacia la COCINA y sus PIPAS nos lo llevan a ese ESTAMENTO de un digno Mr LITO ZANARDI, quien nos sigue trayéndo… HOY este CAFÉ en su  EXQUISITA propuesta donde pone a PRUEBA esa taza que nos invita a conocer a…

“ El COLECCIONISTA de CAFÉ.

Siempre me llamaron la atención los coleccionistas. Creo que quienes recopilan cosas de alguna clase comparten ciertas características que los homologan con independencia de qué diablos sea lo que juntan. Todos ellos son conocedores minuciosos de esos objetos (monedas, estampillas, botones de nácar, alfileres de gancho, etiquetas de ropa, tarjetas funerarias, por nombrar algunos), y, cuando nos relatan sus particularidades, nos sorprende tanto conocimiento por cosas que consideramos banales. Sospecho que la razón que justifica coleccionar algo es llegar en cierto momento a ser dueño de un todo, pero, imagino que un verdadero coleccionista nunca considera que una colección está completa y por eso sigue buscando nuevas piezas. Conocí un periodista deportivo que en su periplo por Latinoamérica cargaba con una colección de El Gráfico del año 63 al 67 que intentaba vender cuando se quedaba sin plata. Hasta donde sé no consiguió convencer a nadie, pero sospecho que no quería hacerlo porque el precio que pedía era exorbitante. Otro amigo colecciona mapas. Dice que cualquier viaje empieza con la lectura previa de un mapa, y entonces está siempre viajando a alguna parte. Sé que está confeccionando un mapa en solitario en donde están las rutas personales de la gente que quiere pero no lo confiesa abiertamente porque teme que lo consideremos loco. Pero, en todo caso, es un loco inofensivo, no intenta torcer el destino de otros sino sólo registrar su rumbo.

Javier colecciona café, café de todo tipo, en granos o molido, conserva innumerables muestras de los lugares más conocidos y también los más inverosímiles. Como es corresponsal de guerra le tocó viajar por casi todas partes del mundo (no hay sitio que se preserve de ellas) y en cada lugar consigue una pieza para su colección. Como es natural, su despensa guarda en un lugar especial la colección más amplia, la que viene de Colombia e identifica como del Eje Cafetero, dado los numerosos lugares de ese país donde se cultiva café. Como el café suele venir en paquetes voluminosos, después de consumirlo lo conserva en unos frascos de laboratorio, potes con tapas de cierre esmerilado donde el grano conserva su aroma. Cuando llego hasta su casa es obligatoria la visita a la habitación en donde se conservan alineados los recipientes con diferentes puñados de café. Esta vez le llevo un saco de medio kilo que compré en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, la capital del estado de Chiapas, que tenía guardado especialmente para él. Toma la bolsa, la abre cuidadosamente, y guarda unos gramos en un nuevo recipiente. Anota en una etiqueta el origen, el día y quién se lo trajo. Sonríe con satisfacción, es el mejor regalo que pude haberle hecho. Lo acomoda junto a un pequeño frasco con un nombre escrito en cirílico. Le pregunto de dónde es.

—De Rezina— dice—. Un pequeño pueblo de Moldavia, casi en la frontera con Ucrania.

Analícelos, recapacite y si le parecemos INTERESANTES  vea el FINAL de la NOTA …Haga  CLICK Aqui…:http://cafeliterario.co/el-coleccionista-de-cafe/

Si te gustó esta  EXPERIENCIA ARTÍCULO, y quieres AYUDARNOS haz tu DONACIÓN:AQUI

Y no se olvide de seguirnos en el…
CONTINUARÁ…

CON JABÓN…! NO COMO PILATOS PORFIS

 

Comentarios