Unidad Investigativa

Publicado el Alberto Donadio

Medimás anuló autorizaciones

Escribe el abogado Aníbal Rodríguez Guerrero:—

Sr Donadio buenas noches, sorprende el cinismo de las EPS Cafesalud y Medimas, que para llevar a cabo el traslado de 5 millones de usuarios, decidieron anular los casi 2 millones de autorizaciones de servicios de salud que Cafesalud tiene pendientes, obligando a millones de colombianos a tener que ir a Medimas para solicitar de nuevo el servicio de salud que no les fue prestado, de esta manera, casi criminal, Cafesalud se “ahorra” la plata por las atenciones que no dio, y Medimas, “gana tiempo” dilatando la prestación de servicios de salud, de manera que por varios meses no gaste recursos en las atenciones médicas pendientes.

Como quien dice, un super negocio a costillas de millones de colombianos que no entienden como el ministro de salud y el superintendente se hacen los de la vista gorda, limitándose solo a advertir que “van a haber dificultades”.

Pero más grave aún, es el hecho que Medimas no cuente con clínicas, hospitales y profesionales suficientes, pues su red de atención es la misma de Cafesalud, la cual, la propia superintendencia de salud reconoció que solo alcanza para atender a 2 millones de personas, pese a que Medimas recibió 5 millones de afiliados.

El desalentador panorama lo completan las funestas condiciones de negociación de los afiliados de Cafesalud, pues aunque se hace alarde del precio de $1,45 billones de pesos en que se vendió esta EPS, no se dice que esa suma la pagará Medimas EPS en plazo de 5 años, lo que comporta que muchas de las instituciones de prestación de servicios de salud en donde se pretexta se atenderán los usuarios de Medimas, se verán abocadas a la quiebra o cierre, o a fallas en la atención médica, como resultado del no pago de las millonarias cuentas que se les adeudan.

Pero el engaño es mayor, si se recuerda que según los cálculos anuales del Ministerio de Salud, las utilidades de las EPS no superan el 2% del ingreso, lo que comporta que en el mejor escenario, Medimas obtendría ganancias del orden de $70.000 millones al año, es decir $350.000 millones en los 5 años, monto que resulta insuficiente para cancelar el precio de $1,45 billones que ofreció pagar por los usuarios de Cafesalud, lo que indica que como única opción para mejorar la rentabilidad y recuperar la inversión, Medimas se dedicará a negar o dilatar la prestación de servicios de salud.

De todo esto queda un sabor amargo, pues lo que subyace esta delicada situación claramente no es la mejora del servicio a los millones de usuarios, sino la mera y simple coartada del Ministerio de Salud y de la Superintendencia Nacional de Salud, para ocultar los billonarios desfalcos que ocurrieron en SaludCoop y Cafesalud en los años de intervención por parte del gobierno nacional.

Es que en medio de su penosa enfermedad, el Sr Ministro debe estar “orando” para que se apure la entrada en operación de Medimas EPS, de manera que no tenga que explicarle al país ¿cómo durante los más de 5 años de gestión de su cartera, las deudas de SaludCoop y Cafesalud con las clínicas y hospitales pasaron de $ 400.000 millones, a cerca de $6,5 billones de pesos?

Claramente la respuesta a este interrogante le permitiría a millones de colombianos conocer la real razón por la cual hoy día, Cafesalud y Medimas, anulan 2 millones de autorizaciones médicas, para “ahorrar” y recuperar los recursos que el ministro y el superintendente, en sus años de gestión, permitieron que la corrupción se llevara del sector salud.

Resta anotar que queda un serio interrogante: ¿ como a Medimas le entregan 5 millones de usuarios, si aún no ha pagado un solo peso del precio que ofreció?

Atte,

Anibal Rodríguez Guerrero

Comentarios