Unidad Investigativa

Publicado el Alberto Donadio

Extraditable tenía contratos con Policía Nacional

Tomado de La Opinión, el principal diario de Cúcuta:—

Martes, 15 Agosto 2017 – 5:00am

Capturado en Cúcuta narco que tenía vínculos con la Policía

Henry Carrillo, extraditable por la DEA, también tuvo contratos con el Sena, la Alcaldía de Cucutilla y el Inpec.

La Opinión
Esta es la serviteca Santa Martha en la que aparece Henry Carrillo Ramírez como representante legal y por medio de la cual consiguió los contratos con la Policía y otras entidades oficiales.
/ Foto:La Opinión
De no creer. Así es el escándalo que hoy sacude a la Policía en Norte de Santander. Y todo por cuenta de la captura de Henry Carrillo Ramírez, un empresario de Cúcuta al que la DEA capturó la mañana del sábado en Los Patios. El hombre, desconocido incluso para las autoridades colombianas, tiene una orden de extradición por narcotráfico.

Carrillo, según información oficial conocida por este medio, es solicitado por la corte federal del Distrito de Boston, que lo señala de ser el cabecilla de una red de narcotraficantes que delinque desde la capital nortesantandereana.

El detenido, para sorpresa de muchos en la ciudad, firmó un contrato por más de $2.136 millones, al que además se le hizo una adición de $214 millones, para prestar el servicio de mantenimiento preventivo y correctivo a todo costo, incluyendo repuestos y mano de obra, a los vehículos de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), Policía del Departamento (Denor), Compañía Antinarcóticos, la Región 5, y demás unidades que sean responsabilidad de la Mecuc.

Este empresario, que parece llevaba una doble vida, también firmó otros millonarios convenios con el Sena, la Alcaldía de Cucutilla y el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), para prestarles servicios de mantenimiento a sus vehículos.

La Opinión conoció todos estos contratos a través del Sistema Electrónico de Contratación Pública (Secop), donde aparece consignada toda la contratación que esta persona hizo en los últimos años con el Estado.

Y como si se tratara de una broma, Carrillo estuvo a punto de ganarse un contrato de la Fiscalía para suministrar cauchos y baterías para carros, pero no lo logró porque la licitación se cerró de manera abrupta después de haber sido convocada.

¿Cómo lo hizo?

Según los archivos del Secop, Henry Carrillo Ramírez, con cédula de ciudadanía 88.209.694, aparece como representante legal de la Serviteca Santa Martha; con esta empresa se presentó a las licitaciones estatales.

El contrato más alto que logró este hombre fue con la Policía, el cual firmó en noviembre de 2016 y al que se le hizo una adición apenas hace un par de meses.

Los demás contratos finalizaron en junio, mayo, abril y marzo pasados. Todos aparecen bajo la modalidad de ‘selección abreviada de menor cuantía’.

Una fuente policial, que pidió reserva de su identidad, contó que Carrillo Ramírez logró contratar con esa institución porque en Colombia no tiene ningún tipo de antecedentes penales o judiciales. “Participó como cualquier colombiano que no tenga líos judiciales lo puede hacer y por eso se las ganó. Aquí en Colombia, para nosotros, el señor Carrillo Ramírez no tenía nada que le impidiera contratar con el Estado”, agregó la fuente.

La captura 

Mientras que se espera un pronunciamiento oficial por parte la Policía sobre este tema, La Opinión  conoció que el sábado, pasadas las 9:00 de la mañana, un grupo de hombres de la DEA, acompañados por unidades de la Policía Antinarcóticos, llegaron a la casa del presunto narcotraficante, y lo capturaron.

Luego de ser identificado plenamente, le leyeron sus derechos y le informaron que sería extraditado hacia Estados Unidos. En ese momento, y ante semejante noticia, Carrillo Ramírez presentó síntomas de preinfarto, por lo que tuvo que ser llevado a una clínica de la ciudad, donde permaneció dos días.

Luego de que los médicos le hicieran varios exámenes, incluido un cateterismo, y descartaran que su vida corría peligro, el presunto narcotraficante fue trasladado en un avión hacia Bogotá, donde permanecerá por lo menos dos semanas mientras se autoriza su envío a Estados Unidos; allí deberá afrontar un juicio por narcotráfico.

Extraoficialmente se conoció que agentes encubiertos de la DEA lograron establecer que Carrillo Ramírez era el jefe de una organización narcotraficante que posee laboratorios para procesar cocaína, así como rutas para hacer llegar la droga a Estados Unidos y Europa a través de Venezuela y algunas islas del Caribe.

Varios de esos cargamentos fueron interceptados por las autoridades estadounidenses, que además capturaron a algunos hombres que trabajaban para la red.

Comentarios