Un Blog para colorear

Publicado el MisterTirado

Una vista al trabajo de la “Reforestadora El Tesoro” en Córdoba

El día de hoy miremos el trabajo de la “Reforestadora el Tesoro”, una sociedad anónima ubicada en la `Hacienda Rancho Oculto´ en el municipio de Planeta Rica y `Patio Bonito´ en Montería, departamento de Córdoba.  Cuyo trabajo es dedicado a la siembra, extracción, transformación, resiembra y comercialización de la “teca” (maderable originario del sudeste de Asia). Con casi 800 hectáreas dedicadas también a la regeneración, recuperación natural de bosques nativos, sostenimiento de la fauna y la flora de la zona. Hablamos de un esfuerzo muy grande que transformó todas estas hectáreas de terrenos sabaneros en un bosque sustentable de caso un millón de árboles.

 

Para Pedro Ojeda Visbal toda empresa debe aportar a la comunidad en que se desarrolla. Dado que la “Reforestadora el Tesoro” está ubicada en zonas azotadas por el conflicto armado, el proyecto trajo estabilidad laboral y con ella el mejoramiento de las condiciones de vida de muchas familias de esta zona.

 

En el mundo de la ganadería se tiende a ocupar a un trabajador para el manejo de 50 hectáreas, sin embargo en la reforestadora se emplean 10 a 12 trabajadores fijos por hectárea, los cuales son contratados con todas las prestaciones sociales de ley, además se generan entre 10 y 11 jornales o puesto de trabajo temporal adicionales cuando hay labores ocasionales. Es importante resaltar que las haciendas donde se desarrolla el negocio están ubicadas en zonas apartadas donde los trabajadores deben viajar kilómetros para asistir a su trabajo. Aquí Pedro Ojeda manifiesta que son muchos los aspectos que han cambiado en la vida de las comunidades alrededor de la “Reforestadora el Tesoro”. Por ello recuerda que para el año 2000 cuando iniciaron el negocio algunos de los trabajadores debían viajar entre 10 a 12 y hasta 15 kilómetros en burro, a pie o en bicicletas para llegar a su trabajo; hoy lo hacen en moto.

Se debe tener en cuenta que estos son proyectos a largo plazo, pues para obtener madera de primera calidad hay que esperar 25 años. Inicialmente cuando los empresarios del departamento empezaron a desarrollar sus proyectos tomaron la decisión de concientizar con el SENA sobre la necesidad de abrir programas que capacitaran a la población en labores de vivero. Fue así como llegaron los primeros 13 jóvenes que empezaron su labor en la germinación de las semillas, más adelante se hicieron capacitaciones destinadas a la poda y manejo de plantaciones. Los trabajadores que han recibido estas capacitaciones han entregado sus conocimientos a otros dentro de la empresa y fuera de ella. Así mismo la asistencia técnica de un ingeniero forestal ha dado herramientas a los trabajadores para el manejo del cultivo, el cuidado de los bosques nativos y el de teca.

El proyecto de siembra consite en la siembra de teca (por cada cinco hectáreas se siembra de media a una hectárea de bosque nativo el cual no se comercializa). La idea es mejorar el ecosistema y facilitar la llegada de especies nativas. Desde que se protegen estos bosque nativos especies como gallina de Campo, gato de monte, boas, iguanas y lagartos como el morocoy; han llegado. Son aproximadamente 1200 árboles por hectárea de los cuales unos 800 serán plus.

 

Durante el año los trabajadores de la “Reforestadora el Tesoro” realizan las llamadas entresacas en las que se retiran árboles que no cumplen con las especificaciones. La madera que sale en estas entre sacas se comercializa localmente para hacer quioscos, postes para cercas entre otros. Además en los últimos años ha abierto sus puertas una empresa llamada `BurroTeka´, un aserradero que procesa y comercializa la madera de primera calidad. También comercializa las llamadas ´tukas´, madera aprovechable que salen de las entresacas, esta madera es exportada a la India. La proyección a futuro es seguir con el ciclo del cultivo, el cual posee lotes de 19, 20,18,17 años y se realizan resiembras cada 3, 4 y 5 años. Con la llegada de este tipo de Bosques las tierras vecinas han aumentado su valor haciendo difícil la expansión de los Bosque ya existentes.

La “Reforestadora el Tesoro”,  como experiencia es algo alucinante, afirma Pedro Ojeda. Esto es la confirmación de la gran necesidad de respetar y de conservar el medio ambiente. Además de que es indispensable que toda actividad humana sea sustentable para que trabajemos en armonía con el planeta.

 

 

 

Comentarios