Tejiendo Naufragios

Publicado el Diego Niño

Regalo

sorpresa1—Qué pena mijo, pero no hay más trabajo —dijo Don Gabriel con voz temblorosa. —¿Qué hago con el uniforme? —le preguntó Javier. —Quédeselo. El negocio entra en liquidación. Se miraron a los ojos: los de don Gabriel sostenidos por unas ojeras gruesas y los de Javier acongojados. —Gracias... Ver post completo.