Si yo fuera

Publicado el José Ricardo Mejía Jaramillo

Papito: mi querido viejo

Medellín, septiembre 22 de 2020

Papito:  mi querido viejo,

Mi corazón está aquí y mi alma está madura hace mucho tiempo; en la senda he visto tus huellas, ¡El polvo del camino no ha logrado borrarlas, porque eres llama con talante correcto!  ¡Qué clara fue tu virtud! Esa luz musical que percibe el espíritu, luchando bajo el peso de la sombra, ¡Tu era manantial que cantaba! Porque eres luz de vida.

En la senda del tiempo  tú has sido jardinero, con una ternura infinita, tu has sabido ser manantial de sabiduría, me enseñaste a ver la belleza de la rosa, el colibrí, y escuchar el canto de un grillo bajo la luna, el valor de todo, hasta las cosas más pequeñas tenían valor,  de encontrar un reposo claro en medio de la tormenta, me enseñaste a volar  y ser roble en medio de la adversidad,  mi dignidad no era moneda de cambio, me enseñaste que en  la adversidad puede florecer la flor más bella de todas,

Me enseñaste a respetar al humilde y que la ética no era cuestión de un buen vestir sino del alma, mi alegría, mi mayor tesoro, me enseñaste que los lazos de amor son la conexión perfecta para acortar la distancia.

¡TÚ MI MAESTRO… MI PADRE! ¡Y YO ORGULLOSA DE SER TU HIJA!

Por Olga Isabel Escobar Uribe

Comentarios