República de colores

Publicado el colordecolombia

Mamá Cielo, de MasterChef al Petronio

Cielo Moreno, chocoana en Cali, entre artista y científica de la cocina del Pacífico, se le degusta en Lunas de Beraca.  

Por Jorge Escobar Banderas, reportero de la alianza de Color de Colombia y El Espectador para el Petronio.

Un plato preparado en el Pacífico  encierra una historia, que muchas veces remite a la infancia de quien lo prepara. Tal es el caso de “Mamá Cielo”, una mujer proveniente de un  municipio que ha clasificado como el más pobre del país, según el Dane.

Paimadó (o Río Quito), en el bajo San Juan, Chocó, fue la cuna de Cielo Moreno,  que salió de su territorio a los 10 años impulsada por una de las preocupaciones de su madre: que fuesen a tener hijos sin antes casarse. No defraudó a su mamá.

En su llegada a Cali jamás se imaginó  las historias de las que sería  protagonista. Su rostro sonriente rememora todo lo que ha tenido que hacer para ganarse un lugar en la cocina del Festival Petronio Álvarez en las tres ocasiones en las que ha participado. Antes de acceder a recordar  parte de su vida, despide con un fuerte abrazo a un general del Ejército que se encontraba almorzando en ese momento. “Cuando uno hace las cosas con pasión, le debe ir bien”, dice Cielo al tomar asiento en la mesa.

Sus inicios entre los fogones fueron por mera casualidad. Al principio lo hacía por gusto con su familia, luego gracias a sus hijas, descubrió que tenía un gran potencial que no podía desaprovechar.

Antes de convertirse en una embajadora de la cocina del pacífico, era pedagoga reeducadora, egresada de la Universidad Luís Amigó. Durante más de una década trabajó en el distrito de Aguablanca en Cali, formando a cientos de niños y niñas.

“El distrito me lo ha dado todo; yo lo defiendo a pesar de que mucha gente lo señala”.

El amor parece ser la clave de Mamá Cielo para enfrentar los desafíos que se le presentan diariamente. En la cocina, como en la vida misma, la curiosidad y el ingenio son claves para sobrevivir; por ello afirma que sus platos son reconocidos por sus particularidades.

“Me siento una científica en la cocina”, dice esta mujer con una gran sonrisa en el rostro. Afirma que su secreto es hacer combinaciones con los sabores tradicionales del Pacífico colombiano, a los cuales les añade nuevos ingredientes como especias y verduras.

Mamá Cielo, de MasterChef al Petronio
Mamá Cielo, de MasterChef al Petronio.

La científica culinaria dio un salto a la fama cuando fue seleccionada para participar del reality “MasterChef Colombia” de 2016, al que llegó gracias a la persistencia de sus hijas para que llenara el formulario de presentación.

La sorpresa para todos sería que, a los dos días de enviar la carta, la llamaron por teléfono para notificarle que había sido seleccionada para ser parte del programa de televisión, convirtiéndose así en una embajadora de los sabores del Pacífico.

“No podía creer que me habían llamado”, dice con cierto tono de asombro. En MasterChef compitió hasta el décimo ciclo, nada mal, cuando el jurado Paco Roncero no le perdonó cambiar la receta clásica de la bolognesa en unas pastas.

Cielo, es una mujer que ha sabido sobreponerse y reinventarse ante los desafíos que pone la ciudad. Atrás quedaron los días cuando miraba a su abuela preparar el almuerzo del domingo, que emulaba un gran banquete donde entraban familiares y amigos.

El toque mágico de sus platos está coronado por el amor y pasión, que son muy importantes, según ella, al momento de conquistar a sus comensales.

Comentarios