República de colores

Publicado el colordecolombia

Color de Colombia en el IV Congreso de Bibliotecas Públicas

Dos jóvenes entregaron publicaciones a 30 bibliotecarios de municipios de varios departamentos.

Por Ana Camila Gómez, estudiante de derecho de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano.

La semana pasada tuvo lugar en Bogotá el IV Congreso de Bibliotecas Públicas, en el famoso Cubo de Colsubsidio, liderado por la Biblioteca Nacional.

Me sorprende no haber escuchado antes sobre este congreso que se realiza cada dos años y que tiene como objetivo «actualizar los debates en torno al papel que ocupa la biblioteca pública en la sociedad contemporánea».

El Congreso estuvo más grato de lo que pensé. Nos encontramos con bibliotecarios de municipios que para la mayoría de los colombianos no existen, pero que ahí están y en ellos también hay gente que lee, escribe y aprende.

El primer día del Congreso, el martes 14 de octubre, salí de la universidad y en la oficina de Color de Colombia me reuní con mi compañero en la labor, Erwin Gómez, egresado del Rosario.

Llegamos al Cubo, nos inscribimos y nos dieron un bolso con un cuaderno de pasta dura, un lapicero y la programación detallada.

Llevábamos paquetes transparentes con la revista encuadernada y otras publicaciones de la Fundación.

El objetivo era que los bibliotecarios de municipios con significativa población negra, de vuelta del Congreso llegaran con materiales que inspiran a los niños con ejemplos de vida y con ideas de una visión nueva de la población negra en el sociedad colombiana.

El primer día tuvimos cortas conversaciones con los asistentes al Congreso y en particular con el alcalde de Puerto Tejada, Cauca, Gustavo Hincapié, al parecer el único alcalde asistente.

El segundo día no volvimos a ver al alcalde, pero sí nos encontramos con el coordinador de la Red Departamental de Bibliotecas Públicas del Chocó, Ernelis Mosquera Copete.

Hablamos de lo interesante del evento y también sobre la cantidad de bibliotecas que se han creado en el departamento, y sobre cómo nos ayudará a la distribución de nuestras publicaciones.

En total, conversamos con alrededor de 30 bibliotecarios del Chocó, Córdoba, Valle del Cauca, Antioquia, Meta, Cauca y Guajira.

Todos muy receptivos, contentos e interesados en saber más. Afortunadamente, tenemos mucho contenido en blogs de portales de medios para su lectura.

También tuvimos la oportunidad de conocer a Wilson Bolaños Zabala, coordinador de la Red Departamental de Bibliotecas Públicas de Sucre, con quien acordamos participar en su próximo congreso departamental en Coveñas.

Los dos primeros días fueron de algún modo parecidos, pues tuvimos conferencistas y panelistas que nos hablaban de la importancia de la lectura, de la poesía, de la historia, del actual mundo digital y de todo lo que esto le suma a la sociedad.

Notable el amable apoyo que recibimos de Luz Adriana Martínez, de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, y de la coordinadora de la Biblioteca del Centenario de Cali, Amparo Guerrero, quien en su stand nos hizo una entusiasma difusión.

El tercer día, hubo 14 talleres, que se realizaban en horas parecidas, así que nos tocaba elegir a cual asistir. Nosotros asistimos a un taller denominado: Lectura y Familia “Voces que cantan, cuenta y crean”.

El Congreso como tal tuvo su cierre en la Biblioteca Pública Virgilio Barco con una obra de teatro bajo la dirección de Humberto Dorado, y un coctel.

Asistieron aproximadamente 850 personas y 9 invitados internacionales. Se contó con la presencia de la ministra de Cultura y de su viceministra, entre otros.

Al reconocer la influencia de las bibliotecas públicas en el desarrollo de las regiones, lo que quisimos fue que precisamente en estas bibliotecas el mensaje del Sí se puede de Color de Colombia se difunda.

Comentarios