República de colores

Publicado el colordecolombia

Cédric David, de Afropicks, habla sobre coronavirus e industria musical

Entrevista de periódico Petronio con el precursor del fenómeno de la música Indie colombiana y director general y artístico de Afropicks, agencia internacional de management y de booking para artistas y bandas musicales que conecta Latinoamérica con África.

Cédric David es un francés que llegó a Colombia trabajando para una compañía internacional y terminó renunciando a su trabajo para montar el centro cultural El Edificio en Bogotá.

Enamorado de los ritmos afros, fundó la agencia “Cecom Música” en el 2002, y ha sido su director desde entonces. Luego de representar a Teto Ocampo, se volcó hacia la música y se convirtió en el manager de grupos como La Mojarra Eléctrica y ChocQuibTown.

A partir del año 2009 y hasta el 2013 se dedicó a la producción de conciertos, giras y festivales por Colombia y Latinoamérica, creando conceptos y circuitos innovadores.

En el 2013 cofundó el sello live Afropicks, con el que pretende llevar y conectar a Latinoamérica con los sonidos africanos, que son tradición y folclore en el país, a través de los artistas contemporáneos más representativos de África y América.

Él, como todos en la industria de la música, se ha visto directamente afectado por la crisis del Covid-19, que ha paralizado al mundo. Las salas, los conciertos y los festivales se han detenido y eso ha causado pérdidas cuantiosas.

A esta conversación le hemos puesto links de los artistas mencionados como una invitación a un tour musical de calidad en la cuarentena.

¿Cómo estuvo 2019 para Afropicks y cómo pintaba 2020?

El 2019 fue un muy buen año. Hubo mucha presencia en mercados culturales, como México, España, Francia, Colombia y Canadá; y varios conciertos de nuestros artistas sobre todo en Colombia y México.

El 2020 arrancó en Senegal, con la Dakar Music Expo, y luego con las giras de Novalima y Jupiter & Okwess, que logramos hacer antes del frenazo total que estamos viviendo.

Para el segundo semestre venía con varias giras, entre ellas las de Daymé Arocena, Fatoumata Diawara y Femi Kuti, que esperamos poderlas confirmar.

¿Y ahora?

Todo está parado. Desde los técnicos y proveedores hasta los artistas. Estamos en un «tatequieto” mundial.

El aumento del consumo musical en línea, ¿de qué modo puede beneficiar a los artistas?

Tiene mucha lógica que la gente consuma más música de manera online. El aislamiento obligó cancelar la música en vivo.

Este método podría generar algo más de ingresos, tal vez para los artistas, pero esto no reemplaza lo enriquecedor de una gira o la experiencia de un concierto, y no dará los ingresos necesarios para toda la cadena de valor.

Les están pidiendo a los artistas shows a través de streaming …

En medio de la crisis se pueden encontrar nuevos modelos de negocio para generar ingresos para los artistas.

Sin embargo, eso no resuelve todo el problema, ya que son actividades con poca necesidad técnica y equipos, y no abarcan toda la cadena de valor.

¿Cómo está el mercado musical para los artistas afros?

Es una pregunta muy amplia. Notablemente, porque no se separa el mercado entre afros y no afros. Los seguidores o fans no se miden por el color de su piel, así que a los artistas tampoco.

Al interior de la música la influencia afro está en casi todos los géneros, desde el folklore, el tropical, el jazz o en las músicas urbanas.

¿Cómo se mide el éxito de una banda o solista: por premios, seguidores en redes, cubrimiento mediático, producción, ingresos, frecuencia de presentaciones?

Yo creo que cada uno en la vida puede tener su propia definición del éxito, y por ende cada artista tendrá la suya.

Suelo decir que «se trata de hacer lo que te gusta, trabajar con quien te gusta y como te gusta». Para unos eso será «vivir de la música».

Pero, en términos generales, un artista considerado exitoso es quien atrae buena prensa, alcanza a pegar uno que otro tema como ‘hit’ en medios de difusión, radio, tv u online, y le da ganas al público de pagar por verlo en vivo, en un concierto o de escucharlo a través de plataformas de streaming.

Es alguien que deja sus públicos felices después de un show.

Una nominación al Grammy Latino como la de Canalón de Timbiquí, ¿qué impacto debería tener en el mercado de la banda?

Eso es muy relativo: en ciertos géneros, en particular en la música pop comercial, se generan procesos de compra o consumo muy distintos a los de antaño, ya no se venden discos.

Depende de cómo está la agrupación en las plataformas de streaming. Un Grammy seguro llamará el interés de los programadores y agregará valor a los show en vivo, pero la verdad es que al no ser un producto de consumo masivo, el premio no le va a cambiar mucho.

El mundo del ‘world music’ está muy poco insertado en el ‘business music’. Un reconocimiento no le dará un boleto directo a la fama ni el reconocimiento que, de pronto, puede merecer.

Esto más se construye y un premio es el inicio, pues le da visibilidad y la posibilidad de abrir otros horizontes, nuevas colaboraciones.

¿Un indicador básico de éxito no sería vivir de la música? No todos tienen que ser celebridades de masas …

Claro, para muchos, vivir de su arte, de su pasión, significa haber logrado su vida, su máxima meta. Lo mismo para quien encuentre el amor verdadero y lo puede disfrutar.

La “fórmula del éxito” comercial parece ser la fusión, pero pocos de los que hacen fusión, hablando en particular del Pacífico, logran gran audiencia, ser populares.

No hay fórmula, no hay un solo éxito. Existen casos y tendencias como hoy en día pasa con el reggaeton en sus diferentes expresiones.

El hecho de que se mezclen épocas, tipos de ritmos, instrumentos o tecnologías no es algo actual. Llámese fusión, mestizaje o salsa… siempre ha existido, sino que ahora está más acelerado y no lleva los mismos procesos.

En nuestra actualidad hay una profusión, más bien, de propuestas de todo estilo y calidad.

La saturación es el verdadero riesgo, así como la tecnología que conecta la creación con el consumo sin que se tenga la información, investigación, oído, criterio… y por eso lo que más funciona suele ser de muy baja calidad.

¿Qué artistas busca Afropicks?

No me quejo. Estamos honrados con el nivel de los artistas que representamos; veremos lo que pasa. Siempre atento a propuestas novedosas, bien interpretadas y sobre todo seres humanos de calidad .

Buscamos artistas que logren una combinación moderna entre las culturas negras de África, del Caribe y del Pacífico.

En periódico Petronio tenemos una duda existencial, y arrancamos esta aventura en 2013 con El Espectador, y es la siguiente: ¿dedicamos el periódico a la cultura tradicional del Pacífico, con énfasis en su música, o cubrimos también las músicas de fusión de lo tradicional y lo moderno?

Creo que siempre hay que valorar el pasado, la herencia al mismo tiempo que apoyar la creatividad y la evolución. No hay antagonismo en esa actitud, solo es hacer las cosas bien cuidando el patrimonio de hoy o de mañana.

Por María Juliana Rodríguez Cepeda, coordinadora de producción de contenido de Color de Colombia, practicante de comunicación audio visual de la Universidad de la Sabana.

Comentarios