Relaciona2

Publicado el

La última vez que te vi…

“La última vez que hablé con mi mujer me dijo – No te olvides de comprar la leche, que a ti todo se te olvida-   A las dos horas me llamaron por teléfono para decirme que ella había sufrido un accidente cerebrovascular y murió. Ella tenía 32 años. Hace 12 años que pasó esto. No la pude cuidar, no la pude despedir y no la vi nunca más en mi vida ¡NUNCA MÁS!  El último beso fue un choque de mejillas así apurado porque llegaba tarde al trabajo… al trabajo que después me echaron… Y si alguien hoy me concediera un deseo, ¿sabes qué pediría? No que la resuciten, sería demasiado pretencioso de mi parte, lo sé…  Solo pediría volver ese día… nada más que a ese día, para poder despedirme como corresponde, con un beso”. 

Esta es una escena de la serie “El Hombre de tu vida” que se emitió en el 2011 en la cadena de televisión Argentina Telefe y resume en pocas palabras que a veces se nos olvida que la muerte, nuestra o de nuestros seres queridos puede llegar en cualquier momento.  Tan es así que lo olvidamos que a todos nos pasa, en algún momento, que estamos apurados en las mañanas y nos despedimos rápido o no contestamos un mensaje porque creemos que habrá otra mañana, otro momento, pero nadie lo sabe.   

En estos cinco años que llevo escribiendo cada domingo en las páginas de El Espectador, dependiendo el tema,  algunas personas me escriben, me cuentan cosas personales y hay un tema que se repite mucho y es la última vez que vieron a un ser querido. 

En una ocasión una persona me contaba que había peleado con el esposo porque había olvidado pagar el servicio de gas y se los habían cortado, les había tocado bañarse esa mañana con agua fría y estaban malgeniados, los niños llorando que no se querían bañar así, los había dejado la ruta y ella cantaleteé al esposo por el olvido. Ni se despidieron.  No se hablaron como siempre lo hacían durante el día y esa noche él llegando a casa tuvo un accidente automovilístico y fue tan duro el impacto que murió llegando a la clínica. Y aunque tenían un buen matrimonio, un lindo hogar, una buena relación, ella siempre se quedó con esa sensación de lo que fue su “Último día”. 

Una vez un conocido me escribió acerca de un blog donde hablaba de la importancia de tener en cuenta que el tiempo se nos está agotando a todos, que no es un día más, sino un día menos… y me decía que yo por qué repetía tanto este tema. Lo escuché y a propósito le cambié el tema, hablamos de otras cosas y le pregunté por sus papás y me contó que no se había hablado con ellos hace días, que su papá estaba terco con un tema financiero y que no quería hacerle caso y habían terminado como en pelea la última vez que se vieron, y le dije – si te llamaran en este instante y te dijeran que tu papá se murió, cómo te sentirías?… se quedó callado y me dijo que por qué yo le estaba diciendo eso y ahí le dije, si ves por qué yo repito cada tanto el tema de caer en cuenta que ese momento puede ser el último? para que no nos vayamos a dormir peleando con nadie, porque todo puede pasar. 

Nadie puede prever lo que va a ocurrir y tener malos ratos es algo normal, sin embargo tengamos siempre presente, que ese momento puede ser el último y así podremos darle el  valor a lo que es realmente importante, a lo que tiene prioridad en la vida y solucionar rápido las discusiones, los conflictos, los problemas.  ¿Si hoy fuera el último día con esta persona que tengo enfrente, estaría tranquila con que fuera esta, nuestra última vez?  

“Si supiera que esta fuera la última vez que te viera salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más.  Si supiera que esta fuera la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez.  Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo, diría “Te quiero” y no asumiría tontamente que ya lo sabes”   (se le atribuyó a Gabriel García Márquez pero no hay evidencia que sea de su autoría)

 

En Twitter: @AndreaVillate

En Facebook / AndreaVillate Periodista

En Instagram /andreavillate_cielos

Mi libro Relaciona2 lo consigues en Amazon y te llega a la puerta de tu casa. Consíguelo aquí 

Comentarios