Relaciona2

Publicado el

Buscando el Equilibrio

Este año el clima ha estado lleno de matices. Heladas en la madrugada, altas temperaturas en las tardes, luego de unos días lluvias torrenciales, vientos fuertes y frío. 

Cuando en Bogotá estábamos con temperatura de 24 grados centígrados, incendios forestales, mucha gente se quejaba, incluso criticaban a otros si disfrutaban el sol o si restaurantes hacian promociones de dos x uno en sus bebidas para disfrutar el verano impuesto por el fenómeno del niño, los tildaban de oportunistas o crueles ante lo que estaba ocurriendo.  A quienes salimos a disfrutar el sol, en plenos incendios forestales, nos criticaban como si estuviéramos haciendo algo malo.   

Cuando comenzaron las lluvias fuertes, fue un momento de júbilo… pero al pasar los días y la lluvia no cesaba… ya comenzaron a quejarse de la lluvia…   

¿Cuál es el equilibrio? ¿Por qué se nos dificultará tanto aceptar las cosas como vienen?

Yo reconozco que me fascinan los días de sol, los aprovecho al máximo para salir las tardes con mi perrito Copito y caminar y disfrutar hasta ver caer el sol.   Y cuando llueve me aburre un poco…Incluso conversando con alguien me decía que afectaba el ánimo tanta lluvia y tanto frío… Y a veces a mi también me ocurre igual… sin embargo, ¿Como conseguir el equilibrio sin que lo de afuera afecte?  

Estos días que estaba cayendo un aguacero tremendo veía el cielo y también los días de lluvia tienen su encanto.  Si nos ponemos a pensar el día es lindo con sol o sin él. El día es lindo sin lluvia o con ella.  Tal vez se trata de buscar ese equilibrio interior más allá del clima, más allá de lo que pase afuera. Es un trabajo sumamente difícil el de encontrar el equilibrio en la vida. 

Mi papá siempre nos decía a mis hermanas y a mí una frase: “Hay que vivir las alegrías como las tristezas con el mismo equilibrio” Considero que esa es de las cosas más importantes de la vida. No desbordar de alegría cuando las cosas están bien y cuando andan mal caernos en lo más profundo… 

Primero, porque nada es para siempre. Y miren el clima sino es un ejemplo de ello. Todo en esta vida cambia, todo es pasajero… y tal vez la búsqueda del equilibrio está en aprender que nada es para siempre. 

Segundo, en el mundo la vida seguirá pasando, estés triste o feliz… a la vida, al tiempo, no le importa tu estado de ánimo, la vida pasa, la vivas o no. 

Tal vez la búsqueda del equilibrio está en aprender a pintar con los colores que nos dieron.  

Es lo que hay.  Tenemos que aceptar lo que está pasando. Si no está en nuestras manos cambiar la realidad, el equilibrio lo encontraremos en la aceptación y en cómo vivimos esos momentos. 

“Nada te hace perder más energía que pelear con lo que no puedes cambiar”

Andrea Villate

[email protected]

X:  https://twitter.com/AndreaVillate 

Facebook/  https://www.facebook.com/andreavillateperiodista/

Instagram / https://instagram.com/andreavillate_cielos

Comentarios