Líneas de arena

Publicado el Dixon Acosta Medellín (@dixonmedellin)

ENTREVISTA A JAVIER OLIVARES, CREADOR DE “EL MINISTERIO DEL TIEMPO”.

javier_olivares_img_0313
Javier Olivares, guionista español de televisión

Nota preliminar: La siguiente entrevista con el escritor y guionista español Javier Olivares, fue publicada en el número 13 (abril – junio de 2015) de la desaparecida revista de ciencia-ficción «Cosmocapsula«. Fue realizada por correo electrónico con el escritor Olivares, a quien nuevamente agradezco su gentiliza. La serie «El Ministerio del Tiempo», de la cual Olivares ha sido creador (con su hermano Pablo) y guionista, ha sido una de las más exitosas en España y ahora en el plano internacional, gracias a la plataforma Netflix. Se ignora si en el futuro habrá una cuarta temporada, pues al final es un tema de tiempo. Con gusto reproduzco la entrevista, tal cual fue publicada en su momento. Por favor, sigan por esta puerta. Bienvenidos.

En exclusiva para los lectores de Cosmocápsula, hoy presentamos esta entrevista con Javier Olivares, quien es guionista de varias de las series de televisión más importantes de los últimos años emitidas en España, como por ejemplo la basada en la vida de la Reina Isabel, la Católica, que arrasó en sintonía en su país de origen y actualmente se retransmite en muchos otros lugares del planeta.

En este momento, Javier Olivares es responsable en gran parte del éxito de la serie “El Ministerio del Tiempo”, cuya premisa básica es la posibilidad de viajar hacia el pasado, utilizando una serie de puertas que trasladan a determinados años a sus protagonistas, una patrulla de funcionarios quienes deben impedir que la historia cambie por elementos fortuitos o debido a otros misteriosos personajes que también pueden desplazarse hacia el pasado. Para conocer más de la serie, puede leer artículo publicado en Cosmocápsula, aquí:

Si bien no se trata propiamente de una obra de ciencia-ficción, pues no hay la posibilidad de viajar al futuro y no hay un mecanismo tecnológico, diseñado por el hombre para desplazarse en el tiempo, y en ese sentido la consideramos una serie de fantasía histórica, el hecho de presentarse como una obra fresca en el recurrente tema de los viajes temporales y de jugar con las ucronías (en este caso de impedir que las ucronías sean realidad), la vincula directamente con la ciencia-ficción.

En nuestro presente, le damos la bienvenida a Javier Olivares, quien acaba de cruzar la puerta de esta nave de fabricación colombiana.

– Ante todo Javier, muchas gracias por aceptar generosamente esta invitación de Cosmocápsula. Sabemos que las series de televisión que hemos mencionado al inicio incluyendo “El Ministerio del Tiempo”, obedecieron a una labor en conjunto con su hermano Pablo Olivares, fallecido hace algunos meses. Aparte de expresarle nuestro pésame por su pérdida, queremos saber cómo le resulta la transición del trabajo creativo en equipo a asumir la responsabilidad en solitario.

– El hueco dejado por Pablo es inmenso, pero juntos hemos marcado un camino que espero continuar ahora con Anaïs Schaaff (que nos ha acompañado en Isabel y El Ministerio) y el equipo de guionistas que escribirán con nosotros.

– Conocemos que sus autores preferidos de ciencia-ficción son Philip K. Dick y Tim Powers, quien es autor de un libro titulado “Las puertas de Anubis” que plantea viajes temporales usando ese elemento. En el caso de “El Ministerio del Tiempo”, cómo surge la idea de la puerta como medio de transporte temporal? Qué referencias o antecedentes reconoce en este trabajo?

– La puerta, el umbral, es un símbolo mágico. Y nos permite simplificar el proceso. Nuestra serie es de género fantástico más que de ciencia ficción. Lo importante es viajar por la Historia y las emociones de nuestros personajes. Ya la teníamos elaborada cuando vi “About time”, en el que los varones de una familia tienen el don de viajar a su pasado en un armario. Y me reafirmé en la idea. Antes lo hicieron Mortadelo y Filemón (iconos del comic español), ¿por qué no nosotros?

– En 1982 se estrenó una serie de televisión en Estados Unidos denominada “Viajeros” (“Voyagers”), protagonizada por Jon-Erik Hexum (quien moriría en un accidente durante otra filmación) y el entonces joven Meeno Peluce, que conformaban una pareja que iba al pasado para evitar que se cambiara la historia. El chico moderno que era historiador aficionado ayudaba al atlético galán en sus misiones. Al final de cada capítulo, se invitaba al espectador a “viajar a la biblioteca, pues todo está en los libros”. Conoce la serie? Existe alguna referencia a la misma?

– No la conozco, así que no me ha servido como referencia, evidentemente.

– El Ministerio del Tiempo, se fundamenta en el trío de personajes principales, desarraigados con intensos dramas personales, pero con vocación innata para la comedia. No le preguntaré si tiene un personaje favorito de la serie, pero con cuál se identificaría más, alguno tiene rasgos o características de su propia personalidad?

– Todos tienen algo con los que me identifico. Tal vez por el hecho de ser de mi época y porque es, como Pablo y yo, de un barrio periférico de Madrid, Julián (Rodolfo Sancho).

– En mi caso, destaco a Salvador Martí, un diplomático de carrera que tiene el difícil trabajo de hacer cumplir las reglas y de mantener el control, pero es de quien menos sabemos, un poco el jefe enigmático que no puede moverse de su escritorio. Aunque no podamos viajar hacia el futuro, sino apelando a la imaginación, será posible que Salvador algún día deba viajar al pasado en una misión que solo él pueda cumplir?

– Eso nunca se sabe. Pero Salvador es del tiempo actual (condición necesaria para gobernar el Ministerio) y diplomático. Y lo suyo es organizar. Con eso ya tiene bastante.

– Suele pensarse que un Ministerio, como entidad burocrática oficial es algo acartonado y aburrido, aquí resulta un sitio excitante (aunque no exento de los juegos de poder y de realidades como los recortes presupuestarios). Supongo que dentro del grupo de fans de la serie, hay muchos funcionarios y servidores públicos que se sienten reivindicados, alguien se lo ha expresado desde algún Ministerio?

– Ja, ja, ja… Muchos familiares de funcionarios de ministerios me dijeron que se habla de la misma manera que sus padres o familiares… En realidad, el concepto de Ministerio lo buscamos para aportar un elemento cotidiano al género fantástico. Queríamos que dos elementos tan opuestos se conjugaran aquí. Y, de paso, nos ayuda a añadir referentes irónicos y cómicos del cine de Berlanga o de películas como Atraco a las tres.

– Las historias de “El Ministerio…” suceden en España ó tienen relación con el país, considerando que América Latina fue parte del antiguo imperio español, podemos esperar alguna trama que se desarrolle en nuestras tierras? Recuerdo que ya hubo una mención de la legendaria Cartagena de Indias.

– Me encantaría, aunque dependerá de las disponibilidades económicas.

– Su trabajo se apoya en buena medida en la historia, fue obviamente el caso de Isabel, al adaptar los hechos históricos en forma de drama y llevar las intrigas reales al lenguaje televisivo. En “El Ministerio del Tiempo” la historia es núcleo central, pues se trata de impedir que sea modificada. Cómo aprecia las posibilidades pedagógicas de la televisión?

– La televisión es un medio maravilloso para dar a conocer la cultura y la Historia. No es necesariamente “la caja tonta” que algunos dicen… La televisión no es tonta, lo son quienes crean productos televisivos deleznables y quienes los ven. Y, por supuesto, los gobiernos que permiten que la televisión se convierta en algo meramente mercantil. Educación, Sanidad y Televisión son los tres pilares de una sociedad moderna. Quienes la abandonan a la mera especulación, son unos irresponsables.

– Pasando a una pregunta más general, en Colombia contamos con una larga tradición de telenovelas y seriados, quizás el guionista más célebre sea Fernando Gaitán, autor de hitos como “Café, con aroma de mujer” y de “Betty, la fea”, que se convirtió en personaje mundial, gracias a sus múltiples versiones. Conoce algo de la obra de sus colegas en América Latina? Hay contactos entre los profesionales del guión a lado y lado del gran charco?

– Conozco las series que me dices… Y la ficción argentina (Hermanos y detectives, Lo que el tiempo nos dejó…) . De crío, me encantaba la brasileña Roque Santeiro, soy un fan de la obra de Cabrujas, el nivel de los diarios brasileños… Y no, apenas hay contacto. Es una lástima.

– Le transmito una pregunta ajena, que observé en las redes sociales y me parece muy interesante. Si bien en “El Ministerio…” no es posible viajar al futuro, podría darse la posibilidad que funcionarios del Ministerio de época futura, viajaran a nuestro presente (el pasado para ellos), para impedir que alguien de hoy les afecte su historia. Sería algo demasiado truculento?

– No. El tiempo es para nosotros como un barco que avanza por el mar. La proa es el tiempo presente que va avanzando. Detrás deja ondas de tiempos anteriores. Pero aquí la proa es, hoy por hoy, el 2015. El pasado existe. Y si se cambia, puede cambiar la dirección del barco… Pero el futuro se genera día a día. Y escribir de él es imaginar sobre algo que no ha pasado. Nosotros imaginamos sobre lo que ya pasó.

– Ha pensado convertir la serie en libro o en adaptarla como película?

– Veo más factible una novela que una película. Pero ahora sólo estoy centrado en ver qué podemos contar en una segunda temporada, en atender a los fans y a la prensa, en agradecerles todo su cariño y su atención. Y no doy para más.

– A qué año le gustaría regresar o qué personaje le gustaría visitar en el pasado?

– Viajaría por el tiempo no muy lejos: para poder volver a hablar con mi hermano Pablo.

– A propósito y finalmente para no abusar de su generosidad, nos podría recomendar por favor, un libro y una película de ciencia-ficción entre sus obras favoritas.

– Dos libros: “Las puertas de Anubis”, de Tim Powers y “Crónicas marcianas”, de Bradbury. Dos películas: “Time after time” de Nicholas Meyer y “Brazil” de Terry Gillian. Pero por citar dos: hay muchas más.

Nos despedimos de Javier Olivares, quien sale por la puerta, quién sabe a qué época del pasado, pero seguramente con muchas ideas para el futuro. Desde Cosmocápsula queremos agradecerle muchísimo su disposición para esta revista y esperamos que Javier, siga teniendo un agradable viaje en el tiempo y la vida le depare éxitos y felicidad.

Dixon Acosta Medellín

A ratos en Twitter hago entrevistas cortas como: @dixonmedellin

Comentarios