Líneas de arena

Publicado el Dixon Acosta Medellín (@dixonmedellin)

Cartagena de Indias, ciudad filmada

Nota preliminar: Esta columna se publica simultáneamente en El Correo del Golfo, el único periódico en español del Medio Oriente, firmada con los apellidos de pila del autor.

Por estos días se estrena “Gemini Man”, una nueva película del célebre Will Smith, dirigida por el genio Ang Lee y filmada entre otros sitios en Cartagena de Indias, Colombia, la ciudad más cinematográfica de América Latina, no en vano es sede del festival de cine más antiguo de la región (el FICCI, a punto de llegar a sus 60 años) y escenario de diversas películas y series de televisión extranjeras, para no hablar de las producciones colombianas.

Algunas de las películas filmadas en la “Ciudad Heroica” han sido la clamorosa “The Mission” (La Misión, 1986), dirigida por Roland Joffé, cuya historia transcurría en Paraguay, pero fue filmada en buena parte en Cartagena, con los gigantes Robert de Niro, Jeremy Irons y una banda sonora entrañable de Ennio Morricone. “Cobra Verde” (1987) realizada por Werner Herzog con el endemoniado genio de Klaus Kinski. “Cartagena” (“L´homme de chevet”, 2009), filme francés dirigido por Alian Monne con Sophie Marceau y Christopher Lambert, cuyo título en inglés le hace un homenaje a la ciudad colombiana y en el cual la actriz colombiana Margarita Rosa de Francisco tiene destacada participación.

Si hay una ciudad colombiana identificable en las obras del escritor Gabriel García Márquez es Cartagena y varias de sus versiones cinematográficas se han filmado allí, como “Crónica de una muerte anunciada” (1987), cinta de Francesco Rossi, con un elenco internacional, encabezado por Rupert Everett, Ornella Muti, Gian Maria Volonté, Irene Papas. “Love in the Time of Cholera” (“El Amor en los Tiempos del Cólera”, 2007) dirigida por Mike Newell, con Javier Bardem y Giovanna Mezzogiorno. “Del amor y otros demonios” (2009) dirigida por la costarricense Hilda Hidalgo.

Filmes de acción como “Banana Joe” (1982) con el mítico Bud Spencer, o de ciencia-ficción como “Top Line” (1988) protagonizada por otro legendario, Franco Nero y Deborah Moore (hija de Roger Moore), en la cual el actor colombiano Rodrigo Obregón, recientemente fallecido, encarna una criatura cibernética, casi indestructible, recreación de Terminator. Incluso se han filmado westerns como la segunda parte de Django con el ya citado Franco Nero (“Django 2 – Il Grande Ritorno”, 1987) y dirigida por Nello Rossati, un director italiano, enamorado de Cartagena, que aparecía con el nombre de Ted Archer.

Posiblemente la película que más se recuerda en Cartagena, fue “Burn!” (Quemada!, 1969), de Gillo Pontecorvo, protagonizada por Marlon Brando, en la cual se descubrió a Evaristo Márquez, un cartagenero sin experiencia en la actuación, que terminó siendo la estrella de la película, desplazando a Brando, a quien todavía se le recuerda por su naturaleza tempestuosa, especialmente en las noches cartageneras. La historia de Evaristo Márquez fue la de una estrella fugaz que se apagó lentamente.

Sobre producciones de televisión, recreadas en el “Corralito de Piedra”, como cariñosamente se le conoce a la ciudad caribeña, se podría hacer otro capítulo, pero quiero destacar la miniserie española “El Corazón del Océano” (2014), con Hugo Silva, Ingrid Rubio, Clara Lago y Álvaro Cervantes, entre otros, que si bien hablaba de una expedición de doncellas con la misión de buscar esposo y poblar la ciudad de Asunción, casi toda la producción fue realizada en Cartagena. De igual forma, “Bolívar” (2019), la serie más ambiciosa de la televisión colombiana, producción de Caracol y lanzada en la plataforma Netflix.

El Corazón del Océano

Ha pasado tiempo desde que se filmaron en Cartagena algunas tomas de “Romance on the High Seas” (1948), cinta del director Michael Curtiz (sí, el mismo de “Casablanca”), que fue la primera película de Doris Day, la que impulsaría su carrera no solo como actriz, sino como cantante, algunas de sus canciones en esta película, todavía se recuerdan. Aunque a decir verdad, Cartagena nunca se menciona en el filme.

Varios de los títulos aquí mencionados, tienen un nombre en común, el de Salvatore (Salvo, para los amigos) Basile, un italiano que llegó con el grupo de filmación de Quemada!, la cinta mencionada anteriormente y se enamoró de Cartagena, un historia de amor que todavía continúa, no solo con la ciudad, sino con el cine colombiano. Salvo Basile, actor, director, productor, asistente, un hombre que respira cine.

Salvo Basile

Regresando a “Gemini Man”, quizás no sea una obra maestra, ni la mejor película de Ang Lee, pero el desarrollo tecnológico de crear un clon, en este caso más joven del protagonista, es sorprendente y abre una serie inmensa de posibilidades. Por lo que respecta a Cartagena, la escena de acción que allí transcurre es impresionante y seguramente más de un espectador extranjero querrá comprobar la belleza del puerto caribeño.

Gemini Man

Cartagena de Indias, es sinónimo de historia e historias, de leyendas de piratas, brujería, revoluciones heroicas, también de cuentos de amor imposibles y contrariados. Un escenario ideal para cualquier tipo de película, sin mencionar las grandes ventajas en materia de exenciones de impuestos e incentivos que el gobierno de Colombia ha venido implementando en los últimos años para incentivar la producción cinematográfica en el país. Cartagena, una ciudad de película.

Dixon Acosta Medellín

En Twitter a ratos visito Cartagena de Indias en coche de caballos como @dixonmedellin

Comentarios