Las palabras y las cosas

Publicado el Diego Aretz

La Bioética en la actualidad colombiana.

«La bioética es ese encuentro donde nos preocupamos por el cuidado y protección de la vida.»

Una entrevista con la Consejera Constanza Ovalle, Presidenta del Consejo Nacional de Bioética.

_____________________

¿Cuál ha sido su rol y cómo ha sido ya este año un poco largo de la instauración del Consejo? 

Gracias por invitarme a estas sesiones con personas interesadas en bioética y que le puedan aportar con este nuevo campo de saberes, epistemologías y prácticas a las decisiones del país. ¿Quién soy yo? Mi nombre Constanza Ovalle Gómez, soy odontóloga, mi vida en realidad la hecho en una Universidad; que es la Universidad del bosque ahí he tenido la oportunidad de ampliar mis conocimientos ya en otras áreas que en principio uno pensaría que un profesional de la ontología no podría tener interés cómo son las Ciencias Sociales, las Ciencias humanas y por supuesto por su cuestión ética porque la bioética en esta Universidad pues es muy importante, de hecho es una de las instituciones pioneras de la bioética en el país y en América Latina y el Caribe y allí desde la perspectiva que es más una perspectiva de los derechos humanos del respeto a los derechos humanos y el de situar los problemas sociales principalmente en lugares donde estamos actualmente, entonces Colombia es un factor fundamental y eso para mí ha sido prioridad en esa formación que he tenido en bioética en la Universidad del bosque.

He participado en la formulación de programas tanto de formación como investigación en especialización y doctorado, pero también en diseñar programas en distintas profesiones, más allá de la salud entonces creo que ese es mi compromiso un principio un compromiso académico y en los últimos años de investigación en áreas de la bioética como la salud y la educación.

Cuando uno habla de bioética fácilmente se entienden dos palabras biología y ética, para muchas personas en el país es absolutamente digamos desconocido que existe un Consejo Nacional de bioética ¿Cuáles son los roles? ¿Para qué sirve básicamente? y ¿A quién le sirve? ¿Para que está? Y bueno me parecería interesante en tus propias palabras cómo hablar de eso para para qué es el Consejo Nacional de bioética, qué se propone y qué está haciendo.

En realidad la bioética une dos aspectos fundamentales; la vida en una comprensión muy amplia, es decir las relaciones que podamos tener en nuestros entornos y con otros seres vivos, para eso se requiere de múltiples disciplinas, pero las disciplinas, que, por supuesto se infiere algo de los aportes de la biología, pero no es solamente la biología, son muchas disciplinas, muchos conocimientos, muchos saberes y prácticas que pueden aportar a esa visión acerca de la vida.

Por otro lado, la ética en ese sentido antropocéntrico y es quizás el respeto que podamos tener entre las formas vivientes y además con distintas perspectivas, en conclusión, la bioética es ese encuentro donde nos preocupamos por el cuidado y protección de la vida.

Y de allí en el centro en esa participación, debe ser una participación deliberativa y pluralista pues por supuesto el escenario democrático es fundamental entonces aspectos políticos, aspectos económicos se puedan entender los problemas que afectan la vida, como lo digo en ese sentido amplio pues requiere de una participación igualmente interdisciplinar.

Y un poco hablando del Consejo ¿Cuál es el propósito desde el Consejo? ¿Cómo se formó el Consejo? que también un poco desde la dirección que llevas ¿Hacia dónde se quiere llevar al Consejo? y también ¿Qué responsabilidades tienen frente a un país en donde estos temas como; la eutanasia, el consentimiento informado y la interrupción voluntaria del embarazo están constantemente en la agenda pública ¿Cómo y cuál es la dirección y cuál es esa búsqueda que pues tiene el Consejo en este momento a la cabeza tuya?

El Consejo Nacional de bioética se crea por una ley, la 1374 2010 que duró 10 años un poco más en su conformación, si uno mira otros países de América Latina pues existe esta figura de consejos, comités, comisiones nacionales que tienen la pretensión de apoyar al Gobierno en la toma de decisiones con respecto a políticas que puedan afectar pues éstos, o que tengan dilemas que enfrentan a la vida en una en una situación particular como las que tú mencionas el aborto, la eutanasia pero no se limita esos temas ,que son temas por los que más se conoce la bioética ,sino por supuesto a otros temas que tienen que ver con el manejo de recursos naturales con la misma educación con respecto a la paz por ejemplo. Entonces todas estas preocupaciones se trasladarán y lo que podríamos ser un ejemplo en la sociedad colombiana a su vez una sociedad pluralista ,una sociedad que respeta todas las visiones religiosas y que se incluyen allí pero que no es una visión confesional acerca la vida, sino que es pluralista, en ese sentido el Consejo Nacional de Bioética tiene un desafío impresionante porque es trasladar esa espacio democrático, deliberativo y pluralista a que las personas comunes y corrientes todos nosotros podamos tener acceso a esa información, que se hecho fue la razón por la cual me motive a presentarme como candidata al Consejo Nacional de bioética y es que siento que la Academia ha explorado ya había hecho grandes aportes en el tema de la bioética pero muy desconectado de la realidad y la posibilidad de participar en la toma de decisiones públicas, entonces creo que ese es un gran desafío el de poder incluir la perspectiva bioética en los análisis que se hagan con respecto a las políticas públicas pero también con respecto a la ciudadanía en general.

De hecho mundialmente sea dicho que uno de los grandes avances de la bioética es lo que tiene que ver con los derechos de los pacientes en particular, pero esto es mucho más amplio, pues el desafío nos invita a eso nada que los ciudadanos conozcan que tienen derechos pero que también pueden participar eso decisiones y que tengan una información que sea brindada por parte de un grupo como es el nuestro del Consejo Nacional de bioética multidisciplinario y pluralista y que representa realmente al país en sus regiones y en las participaciones en las 15 participaciones de los miembros que nos acompañan el Consejo Nacional de bioética.

Hablemos un poco de esa diversidad, pero antes de esa diversidad también señalar que muchas consejeras son mujeres y que este es un Consejo si tuviéramos que verlo desde fuera es un Consejo donde la presencia femenina pues es altísima la dirección esta mujer, creo que también hay un mensaje potente que se le está dando a la sociedad, una sociedad que todavía tiene unos machismo muy fuertes, unos prejuicios muy fuertes y estamos viendo consejeras de un nivel académico altísimo, científicas colombianas aportando a la discusión política, la discusión biológica, la discusión ética con una altura muy grande creo que creo que señalaría primero eso quizás si quisiera hacer un comentario usted desde ese rol de género, quizás también luego hablar de la diversidad, las comunidades afro, las regiones, tenemos a los indígenas representados por la familia arahuaca por Danilo Villafaña, gobernador de la región del Magdalena de los de los arahuacos y esa diversidad también es muy importante creo que a veces cuando se habla del Consejo y no se ven esas 15 personas 15 historias que aquí van a estar este programa pero bueno. Me parece importante que nos hable un poco de esos perfiles y también por supuesto de la presencia de las mujeres en el Consejo.

Yo te agradezco esa pregunta Diego y te lo agradezco por dos razones; una porque la conformación de los miembros del Consejo Nacional de bioética estuvo determinada con la idea de que existiera una participación pluralista en representación de la diversidad, pero en equilibrio de género, esto para decir que hay políticas que permiten que las mujeres participen y opten en cargos como estos, abriéndonos una gran oportunidad. En este caso que podamos participar en un Consejo Nacional de bioética nos abre una oportunidad y que siempre lo tomamos yo veo que las mujeres somos en eso muy activas no cuando la oportunidad la tenemos enfrente la cogemos y en un país como tú lo dices que tiene una tradición patriarcal y una traición dominativa por el hombre pues esta es una oportunidad maravillosa, el cual me parece fundamental en el Consejo Nacional de bioética y me siento orgullosa y para mí es un honor por supuesto.

En cuanto a la diversidad en general; si el Consejo tiene la participación de personas de distintas regiones del país eso es una cosa maravillosa pero no solamente de las regiones sino también de las culturas como tú dices, hay representaciones de indígenas pero también hay representaciones raizales y dentro del Consejo además de las mujeres y además de las regiones en general yo creo que es una fue un gran proyecto él puder reunir a todas estas personas con unas cualidades, no solamente académicas y de investigación porque también debíamos reunir esos requisitos sino con esa otra parte que es fundamental es que casi nunca se tiene en cuenta, la representación de las voces que pocos escuchan.

Hay una idea que hemos escuchado mucho en tu filosofía y tu manera de reflexionar y es la deliberación por encima del voto y por encima de las diferencias que también se ve en otras culturas, particularmente en las culturas indígenas donde se dice si uno está mal todos estamos mal sino si no hay una un acuerdo colectivo si no hay una deliberación no se puede llegar a acuerdos. Una sociedad como la colombiana con conflicto que tenemos vivo has llegado a muy pocos acuerdos realmente ha respetado muy pocos de esos acuerdos a los que han llegado creo que hoy 30 años después de la Constitución del 91 podemos decir que ese pacto que es hermoso, pacto que el papel es absolutamente maravilloso no lo respetamos y eso lleva a preguntarnos sobre el ¿Por qué pactar y para que pactar? quiero hablar un poco de eso, sobre la deliberación y este ejercicio que se está haciendo sobre temas que uno los ve desde fuera y dice ¿Cómo se reúne un Mamo indígena y se reúnen un sacerdote católico y una científica a discutir sobre el aborto y a llegar a un acuerdo sobre un tema tan polémico? para tres culturas diferentes y tres maneras de ver las cosas. Entonces un poco sobre esa deliberación, sobre las elecciones para el país que parece querer ver solo “si” para el país que no quiere ver todos esos grises todas esas posibilidades y también en la diferencia.

Esa es una pregunta que me invita a plantear mi posición frente a la bioética y es que cuando uno tiene la representación por el voto, pues en esa representación siempre se ha dicho la mayoría juega un papel fundamental, puesto que la votación, lo único que representa es que hay una mayoría que se inclina por una opción frente a otra y eso deja muy poca posibilidad a las posiciones diversas porque se va a imponer una sobre las otras, y en bioética que si hay algo que está en el espíritu mismo de la bioética es que se debe colocar sobre la mesa la diversidad y el respeto a la diversidad se ve como un punto de partida, el tener en cuenta todas las posiciones es fundamental por supuesto y cuando yo no conciba eso para mi vida en particular debo cuidar que las expresiones distintas a las mías tengan cabida, digamos que ese es un una actitud ética frente a escuchar esa exposición en actividad.

Quizás el de decisiones administrativas pueda inclinarse por la votación puede quedar todo el tiempo deliberando “caminando la palabra” como dicen nuestras culturas indígenas y nunca se llega a nada porque creen que la liberación pues es un proceso más lento, de hecho muchas personas dirán pero por qué el Consejo Nacional no se ha manifestado aún con respecto al aborto, aún con respecto a la eutanasia es precisamente por eso porque no es que se llegue a un acuerdo, si no, nuestros acuerdos son más de escucharnos de plantear esas diferencias y expresarlas quizás las primeras declaraciones que nosotros hagamos tendrán que ir en ese sentido, no que es bueno o es malo no porque casi no hay puntos de ese encuentro, nuestras manifestaciones tienen que ir en eso es recoger una información que refleje la realidad nacional y que refleje las diferentes visiones y eso requiere tiempo puede que exista un consenso pero no es un consenso sobre un principio o sobre una mirada, un acuerdo sobre lo que todos debemos considerar con respecto a ese principio.

Ahí es donde yo diría que la deliberación lo que estaba llamando la atención más que por el consenso o llegar a un acuerdo unívoco es expresar y poner sobre la mesa y reflejar esa diversidad.

Frente al cambio climático y todas estas preguntas que hoy están generando y que son una pregunta de la generación actual muy fuerte sobre ¿Cómo es que vamos a dejar este planeta? ¿Como lo estamos digamos manejando cómo podemos realmente cambiar cosas que se están haciendo? son preguntas que están ahí y que realmente se busca creo que hay una necesidad de este tipo de instituciones hoy más que nunca, que se puedan parar en un ángulo político, pero no politizado, un ángulo no electoral un ángulo mucho más complejo, mucho más de ver las diferencias y tratar de decir bueno para ¿Dónde vamos? realmente y ¿Para dónde se está yendo? creo que una de las cosas que más se sienten en el Consejo Nacional de ética es una búsqueda de reflexión por encima de juicio o por encima de esto es bueno o es malo sino tratar de reflexionar. Sin embargo, surge la pregunta sobre los gobiernos, ¿Como nos escuchan los gobiernos? ¿Cómo se escucha el Consejo? ¿Cuáles son las posibilidades de incidir? ¿Hacia dónde se debe incidir?  y la independencia una palabra que es clave para entender la labor del Consejo Nacional de bioética, pero un poco que nos cuente un poco ese final, aquí ya terminando un poco sobre eso sobre, la relación con el Gobierno la independencia del mismo Consejo.

Generalmente los consejos, comités o comisiones nacionales de bioética están muy cercanas a los gobiernos en su toma de decisiones. En Colombia como tú lo dijiste al comienzo llevamos muy poco, tenemos un año y más en que fuimos ratificados y posesionados en el Consejo Nacional de bioética y en ese año hemos podido identificar los temas que creemos que requieren prioridad y se vino la pandemia y eso nos ha hecho crear estrategias para que la gente conozca nuestro trabajo y pueda favorecerse de estas reflexiones que hacemos al interior del Consejo Nacional de bioética. Esto seguramente va a ser un trabajo de muchos años, pero el Gobierno debe tener una posición de respeto frente a lo que hace el Consejo Nacional de bioética y mantener la independencia, eso es una cosa a propender y por la cual el Consejo debe estar muy cuidadoso de que siempre exista esa posibilidad de expresar su posición o su reflexión de manera independiente, hasta ahora no hemos tenido una audiencia con el presidente no hemos tenido una conversación directa con él y seguramente la tendremos, vemos en este momento el Consejo Nacional de bioética que en una Secretaría ejecutiva a cargo de lo que es el Ministerio de ciencia y con el Ministerio de ciencia hemos empezado a darle el piso digamos, y de funcionamiento del Consejo que pueda tener una oficina, en parte de todos los miembros del Consejo Nacional de bioética, en Colombia porque otros países sí reciben reconocimiento económico en Colombia no lo hacemos. Lo hacemos ad honorem pero lo hacemos con muchas ganas de aportar y con una gran vocación y un sentido de poder dejar una voz calificada para asesorar al Gobierno. También hemos participado en el Congreso porque creemos que todo lo que se pueda llegar a formular como política pública pues tendrá que se parte el interior del CNB de nivel pues sí en eso estamos trabajando y este tipo de conversaciones y seguramente los pronunciamientos que hagamos nos van a permitir y pudiera llegar a estas personas que quisiéramos nosotros llegar, ojalá se apoyen en lo que el Consejo ha hecho, de sus reflexiones y sus futuros pronunciamientos, que seguramente antes de terminar el año tendremos varios pronunciamientos que pueden apoyar al Gobierno y a los otros gobiernos que vengan.

________________________________________

Diego Aretz es un periodista y activista Colombiano, ha sido columnista de medios como Revista Semana, Nodal, El Universal, ha sido jefe de comunicaciones del Festival Internacional de Cine de Cartagena y es el Jefe de Comunicaciones del Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos. Así mismo es jefe de comunicaciones del Consejo Nacional de Bioética.

 

Comentarios