Las palabras y las cosas

Publicado el Diego Aretz

INFANCIAS OCULTAS

Desde 2014, Venezuela conoció una crisis migratoria que provocó la emigración del país de 5,6 millones de habitantes. Mas de 1,7 millones de estos migrantes venezolanos se instalaron en Colombia, que tuvo que ajustarse a esta llegada masiva de migrantes. Al seno de la población migrante procedente de Venezuela, la problemática de los niños migrantes constituyó y sigue constituyendo un reto mayor para el gobierno colombiano.

22% de los migrantes venezolanos presentes en Colombia son niños, lo que representa alrededor de 374000 personas. Además, son personas aún más vulnerables que los demás migrantes y por eso, necesitan una atención particular por parte del gobierno.

Para empezar cabe recordar las medidas ya tomadas por el gobierno destinadas a estos niños migrantes. Las autoridades colombianas anunciaron en mayo de 2021 la implementación del proyecto del Estatuto de Protección temporal, con el objetivo de regularizar la situación de los migrantes venezolanos. El director general de la institución migratoria, Juan Francisco Espinosa, anunció que los primeros permisos del Estatuto Temporal de Protección se entregaran a niños puesto que son los mas vulnerables y que esta medida concerniría a la casi totalidad de los niños venezolanos en el ámbito nacional, lo que representa 370 000 personas.

El gobierno colombiano tomó también medidas importantes para reforzar la protección de los niños migrantes. Más de 130.000 niños venezolanos están matriculados en las escuelas de todo el país, con 26000 en los colegios distritales de Bogotá. De hecho, las autoridades se comprometieron en el acceso a la educación para numerosos niños migrantes venezolanos.
Sin embargo, quedan varios retos y medidas para garantizar el bienestar de estos niños. Cabe destacar que mas de 93000 niños llegaron de Venezuela sin tutor y se encuentran en situación de gran peligro, especialmente en las zonas fronterizas. Son víctimas de explotación sexual, de reclutamiento forzado por grupos armados y de explotación laboral. En efecto, entre 2018 y 2019, la Defensoría emitió 63 alertas de casos de reclutamiento forzado de niños migrantes venezolanos en guerrillas como el ELN o grupos paramilitares. Este fenómeno represento un gran riesgo para menores y necesita un compromiso mas importante por parte del gobierno para impedirlo.

Además, en 2021, se reportaron más de 280 casos de violencias contra niños migrantes y entre 800 y 1000 casas webcam, que son lugares de prostitución infantil de los que son sobre todo victimas migrantes venezolanos. En reacción a esta explotación, el ministerio del interior Daniel Palacios Martinez finalizó la creación de un Comité Operativo para la Lucha Contra la Trata de Personas, con el objetivo de encarcelar los autores de estas violencias y de proteger los derechos fundamentales de los niños venezolanos.

Sin embargo, esto es una lucha de todo instante y necesita medios importantes para que el gobierno cumpla con su obligación de protección a los niños, niñas y adolescentes migrantes venezolanos.
Recientemente hemos visto en el caso de los asesinatos en Tibu como los niños, niñas y adolescentes están siendo especialmente amenazados por los grupos al margen de la ley. Carecemos de una política migratoria que tenga en cuenta a la infancia, y aquí los observadores internacionales son claves.

Desde hace un año llevo cubriendo y trabajando con las infancias migrantes en Cucuta y Bogotá de la mano de la Fundación Creciendo Unidos y Terre des Hommes, he entrevistado decenas de familias, niños, niñas y actores de un conflicto que pareciera que no queremos parar. Es tiempo de mirar las infancias migrantes y tender puentes serios para que sus derechos no sigan siendo vulnerados.

El articulo 44 de la Constitución colombiana reza que “los derechos de los niños prevalecen por encima de los derechos de los demás”. Por consiguiente, una verdadera y eficiente política infantil del gobierno a destino de los niños migrantes debe ser una obligación.

______________________________

Diego Aretz es un periodista y activista Colombiano, ha sido columnista de medios como Revista Semana, Nodal, El Universal, ha sido jefe de comunicaciones del Festival Internacional de Cine de Cartagena y es el Jefe de Prensa del Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos.

Comentarios