Las palabras y las cosas

Publicado el Diego Aretz

Diálogo con Apichatpong Weerasethakul

«En el pasado, cuando no teníamos medios artísticos de expresión, cuando era imposible realizar películas, la memoria del país estaba escrita por el Estado» Apichatpong Weerasethakul

Diego Aretz: Tenemos un problema en Colombia con la Comisión de la

Verdad sobre los relatos que hacemos sobre el conflicto, sobre la historia de este conflicto tan largo y sobre la memoria que creamos del conflicto. Mi pregunta es: ¿De qué manera piensa que las películas y las artes pueden ayudar en la construcción de nuestra memoria y cómo usted lo percibe desde su punto de vida artístico?

Apichatpong Weerasethakul: Para mí, estoy solamente haciendo mi propia expresión, solamente represento la energía y las personas que encontré y mis impresiones de los lugares y paisajes. Es solamente mi voz, pero creo que es importante que tengamos más voces artísticas provenientes de las películas y  la música. En el pasado, cuando no teníamos medios artísticos de expresión, cuando era imposible realizar películas, la memoria del país estaba escrita por el Estado. Por eso, es bastante urgente para cada persona expresarse según su propia voluntad y me siento agradecido y privilegiado de poder ser una de estas voces de expresión.

Diego Aretz: ¿Usted nos puede decir cuándo fue la primera vez que se interesó en Colombia y de qué manera cambió su percepción de Colombia en lo relativo a la gente, las universidades, la vida? ¿Cómo ha evolucionado la situación según usted? 

Apichatpong Weerasethakul: La pandemia puede representar una prueba para ver como sale adelante el país. Hay diferencias con Tailandia. Primero la campaña de vacunación es mucho mejor que en Tailandia y creo que tengo que rendir homenaje a vuestro gobierno por el abastecimiento de vacunas y la eficacia de esta campaña. Me siento esperanzado cuando veo que las personas intentan mejorar la situación, que preguntan cosas. En efecto, cuando me pregunto cómo evolucionaron las cosas en Colombia, diría que las personas parecen más involucradas en la defensa del medioambiente y de la naturaleza. Por ejemplo, la última vez que vine aquí noté que había protestas en lo relativo a la explotación de los recursos naturales en las minas y eso me parece muy admirable. Es como si las personas fueran dueñas del país, mientras que, en mi país Tailandia, no hay tal conciencia ambiental, no hay tal conexión entre los habitantes y su entorno. 

Diego Aretz: La siguiente pregunta está más relacionada con su trabajo de artista. ¿Cómo encuentra las historias, las ideas que quiere compartir? ¿Cómo ocurren las cosas en relación con Colombia? ¿Cómo decide trabajar sobre Colombia? ¿Qué está buscando usted al realizar una película? 

Apichatpong Weerasethakul: Para mí, no es solamente historias, quiero crear una experiencia de estar aquí y ahora. Quiero hacer algo de lo que podría acordarme. Estuve muy impresionado por Bogotá y otras ciudades, por la manera en la cual se viven estas ciudades, son lugares muy vivos en su arquitectura, el conocimiento de las heridas del pasado. Esto me fascina de aquí.  Según mi opinión, este sentimiento es muy particular de Colombia y quiero solamente evidenciar esta atmósfera en el trabajo artístico que hago, es algo muy personal. Las fotos pueden representar una memoria para ciertas personas, incluso para las que son extranjeras al país espero conectar estas personas con Colombia.

Diego Aretz: Cuando pensamos en Colombia y en la fama internacional del país, tenemos una historia particular con violencia, droga que puede asustar a personas extranjeras. ¿Cómo películas como las que usted realiza puedan dar una mejor imagen de Colombia a personas que no conocen el país? ¿Usted piensa en esto cuando hace películas sobre Colombia? ¿Eso constituye uno de los objetivos de la película? 

Apichatpong Weerasethakul: Tengo que decir que no pensaba particularmente en ese tipo de cosas, estaba más ocupado de mostrar mi punto de vista, mi propia expresión.  Porque cuando empiezas a decir algo muy particular, a seguir a ciertas personas, se convierte en propaganda. De hecho, lo importante para mi es ser honesto con las historias que oí y las cosas que vi. 

Diego Aretz: Para la última pregunta de la entrevista, me gustaría que usted enviara un mensaje los numerosos cineastas colombianos, mujeres y hombres, a las personas con talentos que trabajan en el mundo cinematográfico. Estarían muy agradecidos de recibir un mensaje de usted. ¿Cuál sería el mensaje que les podría enviar? 

Apichatpong Weerasethakul: Quiero solamente agradecerles de hacer algo creativo, en cualquier lugar en el que estén en Colombia. Por favor,  sigan creando, sean honestos, no sigan las tradiciones o las ideas clásicas, hagan cosas diferentes según su propio camino. 

______________________________

Diego Aretz es un periodista y activista Colombiano, ha sido columnista de medios como Revista Semana, Nodal, El Universal, ha sido jefe de comunicaciones del Festival Internacional de Cine de Cartagena y es el Jefe de Prensa del Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos.

Ilustración: María Ochoa

Comentarios