La revolución personal

Publicado el larevolucionpersonal

018 – El Éxito en La Revolución Personal

El equilibrio conciente de nuestro cuerpo físico, nuestra mente y nuestras emociones nos permitirá alcanzar el éxito en lo personal, en lo espiritual, en los negocios, en el amor, en lo familiar, en lo social, etc. Y a no tenerle miedo al éxito.

Todos queremos alcanzar el éxito, todos queremos ser mejores, pero, si eso es lo que deseamos, por qué no hacemos esfuerzos para lograrlo? Solamente depende de cada uno, nadie puede vivir mi vida por mí, por lo tanto solo yo tengo el control de mi vida. Será que no podemos ser responsables de nuestra propia vida? Por lo menos una vez en la vida deberíamos tomar muy en serio el tema del éxito.

Esto está perfectamente ligado a nuestra entrada anterior. No queremos aceptar las consecuencias de nuestros actos? Es que siempre andamos buscando disculpas: “…es que no me dieron…” “…es que mi marido es así…”

Disculpas! Nosotros mismos elegimos pareja, trabajo, éxito, etc., todo. Y también elegimos ser felices o infelices. Esas son decisiones personales

Si no tenemos éxito económico, culpamos al sistema, al gobierno o al hecho de no haber nacido en familia rica. Si no tenemos éxito con las mujeres culpamos a la sociedad. Pero si usted cree que no puede cambiar, está en lo cierto y es mejor que no intente tener éxito en su vida, pues de antemano usted mismo se condenó al fracaso.

Pero una vez que aceptemos equilibrada y concientemente que todo lo que sucede en nuestra vida es nuestra responsabilidad; y aceptamos también las consecuencias de nuestros actos, hemos avanzado un importante paso.

Un ejemplo claro es el hecho de que si nos gusta una mujer y ella no corresponde a nuestro deseo, debemos aceptar que la culpa no es ni de la sociedad, ni de ella. Quizás se deba a que nosotros no le agradamos, a que no supimos “vender” nuestra imagen ante ella y no logramos despertar su interés por nosotros. En ese caso nuestra estima se bajaría, nuestro ego sufriría un revés y por eso es que debemos equilibrar concientemente nuestras emociones, para lograr mantener intactos nuestra autoestima y nuestro ego.

Ahora tomemos el ejemplo de que la mujer que deseamos nos acepte, entonces tendríamos que cambiar, tendríamos que hacernos responsables de la cantidad de consecuencias que nos acarrea el tener una pareja, si no estamos preparados y equilibrados concientemente, también nuestra autoestima y nuestro ego se verían afectados.

Si no estamos preparados para el éxito, este nunca llegará, el miedo nos paraliza debido a que no nos conocemos y por lo tanto no tenemos bien claro lo que deseamos y lo que estaríamos dispuestos a hacer para lograrlo. Debemos establecer muchas metas y un objetivo general, pero también debemos establecer dedicación, esfuerzo, voluntad y tiempo. Un cómo es esencial en nuestros logros.

Asumamos nuestra responsabilidad individual sin esperar resultados
inmediatos, pues el éxito es el resultado de nuestro crecimiento
interno, es como una escalera, para pisar el segundo peldaño, debemos
pisar antes el primero. Asumiremos que los peldaños de nuestra escalera al éxito son las leyes naturales, respetemos concientemente las leyes naturales no transgredamos ninguna. Cuando nos ponemos en su contra lograremos una enfermedad, estrés, angustia, desilusión, dolor, frustración y miedo.

Los acontecimientos en nuestra vida no son ni “buenos” ni “malos”,
somos nosotros quienes les ponemos el efecto que deseamos. En nuestras
manos está la decisión de ser felices o de enojarnos por los
acontecimientos de nuestra vida, podemos cambiar la forma de
enfrentarnos a esos acontecimientos y siempre mirarles su lado
positivo. Cambiémosle el nombre a las crisis por el de oportunidades,
con ese pequeño cambio nos llenaremos de oportunidades de éxito. Para lograrlo conectemos al universo de forma conciente. Empecemos por conocernos a nosotros mismos, preguntémonos quién soy?, qué quiero? Para qué lo quiero? Cuándo lo quiero? Y qué estoy dispuesto a hacer para lograrlo? No olvidemos que todos y cada uno de nosotros tenemos una misión en la vida, descubrirla es parte del éxito, la otra parte es lograr cumplir la misión.

Hemos asociado el éxito al dinero, la fama, el poder, los lujos y en general a los bienes materiales, pero si bien es cierto estos son necesarios, lo mas importante es nuestra esencia, nuestro ser, nuestra felicidad. El equilibrio conciente hará que cambiemos el concepto y logremos encontrar la esencia de nuestra vida, nuestra razón de ser.

Recordemos que hacemos parte de la comunidad de seres humanos empezando por nuestra familia, amigos, vecinos y siguiendo con los desconocidos, entonces practiquemos la solidaridad, la generosidad y preguntémonos qué puedo hacer por la humanidad y por nuestra casa, la Tierra? Este pequeño cambio conciente traerá a nuestra vida un gran paso hacia nuestro éxito espiritual

Existen desde una o dos claves para el éxito hasta decálogos completos, pero ninguno nos dará resultado si nuestra mente no está convencida equilibrada y conciente de que lo lograremos porque lo merecemos.

Un punto clave para el éxito económico es el ahorro, recomendamos ahorrar sin ninguna disculpa el 10% de nuestros ingresos, no volvamos nuestros ingresos “plata de bolsillo”, no compremos a “crédito”, utilizando este sistema nos pueden llegar a costar hasta cinco veces su precio real. Las tarjetas de crédito cuestan mucho aunque no se utilicen, cuando abra una cuenta de ahorros fíjese que no le cueste mucho el manejo de ella, pues en pocos meses puede perder sus pocos ahorros en cuotas de manejo. Abrir un negocio requiere un estudio previo y un retorno de inversión con buen rendimiento. Un seguro podrá evitar que su capital se pierda de la noche a la mañana.

*

Si pretendemos equilibrada y concientemente tener éxito en los negocios, debemos también tratar equilibrada y concientemente de ser exitosos en lo social, en lo familiar, en lo espiritual y en lo personal. Cuando tenemos éxito en una cosa es muy fácil estar bien en otra y viceversa. Hagamos la prueba.

Texto: Dhyanamurti

Edición: Vilma V.

Jacques (fotografía J.P.A.)
Jacques (fotografía J.P.A.)

Comentarios