LA CASA ENCENDIDA

Publicado el Marco Antonio Valencia

¡Carguero! Adelante y hacia el Cielo,

Por: Mauricio Fernando Muñoz Mazuera (comunicador social y periodista)

¡Carguero! Adelante y hacia el Cielo, con las alpargatas ceñidas y la alcayata bien apuntalada, para soportar sobre tus hombros el peso del Nazareno; peso de cuitas y pecados, de miserias y de llantos. Paso a paso te deslizas en la fragancia del incienso y la candelería encendida, recorriendo las calles de la vida, las esquinas del amor hecho sacramento.

Siete días y siete noches para vivir con pasión la vida, con la fuerza del Santo Amo, llevando la cruz a cuestas; la paciencia del Ecce Homo, en el desprecio del pueblo; y la esperanza de María en medio del silencio.

 

 

 

Comentarios