LA CASA ENCENDIDA

Publicado el Marco Antonio Valencia

CARGAR EN EL ECCE HOMO CON MIS HIJAS COMO SAHUMADORAS

Por: Carlos Ignacio Mosquera

(abogado y profesor de la Universidad del Cauca)

Es una muy especial circunstancia cargar el Santo Ecce Homo, sahumado por mis hijas. Esas dos ocasiones me llenaron de felicidad y de orgullo, pues sé que lo hicieron con mucha devoción, al pie de su padre, que cargó ese paso durante 35 años.

El carguío es una forma de penitencia, y sahumar también lo es. La emoción que se siente en casos como estos resulta indescriptible, y fortalece el cuerpo y el espíritu para cargar con gran fe, fortaleza y entusiasmo.

Comentarios