Internet pa’l diario

Publicado el internetpaldiario

La tecnología nos ha dado la palabra

Con seguridad nunca antes el ser humano habría tenido la oportunidad de expresar sus pensamientos e ideas de una manera tan sencilla como lo puede hacer ahora. Los PC, los smartphone y otra cantidad de dispositivos nos han abierto las puertas para participar en diferentes y variados actos comunicativos.

El tiempo, el tema, la extensión, la profundidad, la especialidad, la plataforma y un largo etcétera ya no son limitantes a la hora de comunicar a otros nuestras ideas. Los hashtags, por ejemplo, no son otra cosa que una etiqueta temática aplicable a múltiples mensajes comunicativos, para ser y buscar interlocutores.

La época que nos ha tocado vivir nos exige que no solo aprendamos a utilizar la tecnología, sino que aprendamos de la tecnología. Al fin al cabo lo que hace que el ser humano sea más humano es la oportunidad continua de aprender.

Una de las más grandes verdades que debemos entender y aprender es que ahora la palabra está en nuestra boca, el balón está en nuestro territorio, es nuestro turno de hablar. Y esto no significa que exista un otro que guardará profundo silencio para escucharnos, al contrario, significa que ahora todos nos podemos expresar. A un lado ha quedado la idea de que somos emisores y receptores pasivos y dependientes. Ahora somos interlocutores y pro-sumidores. Todos hablamos, todos escuchamos y todos construimos y generamos información.

Las redes sociales, los blogs, las páginas webs y otros miles de espacios se configuran como ventanas abiertas a la expresión, a la manifestación de las ideas, a la construcción de nuevos significados. El mundo laboral exige que el nuevo profesional tenga las habilidades para moverse como pez en el agua en este nuevo contexto social, y para muchos ahí está el problema.

Somos el producto de un sistema educativo que nos hace conforme a sus intereses, por cierto poco educativos. Después de haber estudiado más de 20 años continuos nos damos cuenta que ahora debemos dejar de estudiar y comenzar a aprender. Después de muchos años nos damos cuenta que el mundo en el que vivimos nos exige desarrollar y adquirir otras habilidades.

La escuela tradicional nos enseñó a callar, a estar atentos, a no contestar, menos a ser contestatarios, a ser críticos, a expresar puntos de vista, a defender con argumentos, a diferir de lo que se dice. Esa escuela nos enseñó a llenar cuadernos, a contestar exámenes, a cumplir estándares, a desarrollar currículos, a hacer caso. En esas viejas metodologías y procesos, que también tuvieron algunos aspectos positivos, la opción de expresión fue relegada. El profesor tenía la palabra.

Inovación_LEER

Actualmente, aún hay docentes e incluso instituciones educativas que siguen al pie de la letra esos modelos pedagógicos, frente a ello, estos actores deben comprender que la sociedad les hace nuevas exigencias: deben trabajar en potenciar nuevas habilidades comunicativas e insertar modelos educativos bidireccionales donde lo importante no sea hacer silencio, sino expresar el pensamiento.

No podemos dejar que nuestra época pase a la historia como el periodo donde más se utilizó la tecnología y menos se aprendió de ella. Como herramienta nos da la palabra, nos permite expresar lo que sentimos, lo que pensamos, lo que queremos, lo que anhelamos.

Este tipo de espacios brindado por Colombia Digital no es otra cosa que una ventana más, no solo para la lectura sino para la escritura, no solo para la pregunta sino para la respuesta, no solo para escuchar también para hablar. La tecnología nos ha dado la palabra.

* Imagen tomada de Getty Images

 

John Anzola
Filólogo Clásico
Bloguero invitado Colombia Digital

 *Blog Leer-Escribir @janzolagomez

Comentarios