Internet pa’l diario

Publicado el internetpaldiario

Al hacker lo que es del hacker

El escándalo del hacker confirma tres cosas: los medios pueden desinformar, la ciberseguridad del Estado no es tan segura, y la política en Colombia no cambia así cambien los escenarios de campaña.

La semana pasada la carrera por la Presidencia de Colombia estuvo amenizada no por cuenta de las propuestas de los candidatos, sino de un escándalo en el que un ‘hacker’ se convierte en chivo expiatorio.

Como ya mencioné, el descubrimiento de las infiltraciones que realizó Andrés Sepúlveda a las cuentas y comunicaciones digitales de las campañas, los diálogos de paz y hasta la Presidencia de la República, demuestran tres aspectos:

 

Confunde y reinarás

Los titulares de última hora que acompañaron la caída del supuesto experto que infiltró la seguridad digital del país estuvieron cargados de poca información y gran sensacionalismo, que en muy pocos casos fueron reemplazados por documentación e información clara que le permitiera al común de la población comprender el trasfondo tecnológico del asunto.

Lo primero que hay que decir es que el término ‘hacker’, según sus orígenes en el Jargon File (diccionario de hackers para hackers), se refiere a aquel curioso de la informática, ávido por aprender y manejar cualquier sistema, que si decide violar la seguridad de una web, programa o protocolo, lo hace con el propósito de demostrar sus habilidades y no con fines delictivos y menos económicos.

Así pues, según parece indicar la investigación, el señor Sepúlveda si acaso llegaría a ser un ‘cracker’, que con el mismo talento del ‘hacker’ logra infiltrarse pero con claros propósitos de beneficio personal. Anótese que está en duda el potencial del ‘zar de las infiltraciones’ (como llegó a ser denominado en medio del sensacionalismo), porque algunos expertos ya han dicho que su trabajo no parece corresponder al estándar de especialista con el que se le promueve. (Ver: Andrés Sepúlveda @sacroculto: ¿un temible hacker?).

En una situación tan álgida como las infiltraciones, es deber de los medios documentar los hechos así como brindar orientación y contexto para su interpretación, considerando que se trata de información cargada de tecnicismos cuya comprensión puede influir directamente en la toma de decisiones políticas y éticas que se verán reflejadas en las urnas.

Hackers

 

El estado de la ciberseguridad del Estado

Aunque las infiltraciones y el espionaje han pasado por boca de todos en los últimos años, poco se ha tratado el tema de la ciberseguridad del Estado colombiano, cuestión extraña ya que cualquier conocedor del tema pensaría que la primera barrera contra los ‘hackers’, ‘crackers’ o como los quieran llamar, es fortalecer los sistemas de protección de la información sensible.

Al respecto me limitaré a decir que es curiosa la perspectiva desde la cual se tratan estos asuntos: en Colombia el peligro está en el ‘hacker’, no en las grietas que deja la forma en que se maneja la información confidencial de los actores representativos del país.

 

Desprestigiar para ganar

Como lo declaró Juan Sebastián Vargas, quien hacía parte del equipo liderado por el ‘hacker’ y tenía a su cargo el manejo de las cuentas en redes sociales, la estrategia digital que ejecutaba está abiertamente enfocada en atacar y proteger.

Por un lado, atacar equivale a utilizar recursos web, en este caso los ‘memes’ y su viralización, como armas de desprestigio contra los candidatos opositores; por el otro, proteger era posicionar mensajes positivos sobre la campaña cliente usando hasta 400 cuentas distintas que emitían comentarios, ‘likes’ y ‘retuits’, publicados desde distintos perfiles pero administrados todos por un mismo gestor de comunidades.

La ya icónica campaña de Obama demostró el potencial de las redes sociales y los medios digitales para movilizar la intención de voto de un país; lástima que en Colombia no haya cambiado la estrategia sino simplemente el medio.

 

 

 

Adriana Molano
Comunicadora Social y Periodista
Especializada en Gestión Cultural
Corporación Colombia Digital

 

*Imagen tomada de Getty Images

Comentarios