Esto mejora, pero no cambia

Publicado el Polo Díaz Granados

La ‘comida’ con Virna Johnson que deja un ‘sinsabor’ con el PAE de Santa Marta

Por estos días, la alcaldía de Virna Johnson -que ya arrancó en firme- está adelantando su primera licitación pública (ustedes saben, donde está el grueso de la plata) y es, ni más ni menos, que la cuidada, delicada e importantísima plata del PAE, el programa que opera la alimentación de los niños que a diario van a los colegios públicos. En el caso de Santa Marta, 47 mil niños, muchísimos de los cuales, más que por estudiar, van a diario al colegio es por su plato de comida.

En Seguimiento.co ya les contamos que hay tres uniones temporales que quieren quedarse con el contrato que vale $11.822 millones de pesos: todas ellas con experiencia como contratistas duras de este cuestionado programa de alimentación en otros departamentos.

¿Pero por qué escribo yo este blog hoy? Porque hay unas fotos que en su momento publicó la propia Virna Johnson -justo 2 meses antes de las elecciones, en plena campaña- en las que se muestra a la hoy alcaldesa comiendo, charlando y abrazándose con los que ella llamó: ‘un grupo de empresarios’; empresarios con los que -nuevamente en las mismas palabras de Virna- “continuará dinamizando la economía”.

¡Empresarios que le dieron su apoyo! Ojo: Todo esto no lo digo yo, lo dijo ella, véanlo en la descripción de su post en Instagram:

En esa reunión -de yo te apoyo y tú me apoyas (claro, porque en esta vida nada es gratis)- Virna Johnson salió abrazada con un hombre llamado Róger Bermúdez (foto de arriba), el mismo que el 6 de febrero de 2020 a las 10 en punto (5 meses después de comer y abrazarse con la ahora alcaldesa), se presentó a la audiencia de licitación del PAE para entregar su propuesta en calidad de representante legal de la Unión Temporal Nutrimos 2020.

Junto a la firma de Róger Bermúdez, tal como reposa en el acta de asistencia de los proponentes, también firmó un señor llamado Eugenio Cuello, personaje que –según denuncia de Édgar Artunduaga– hizo parte de un contrato del PAE en el Huila que no figuró precisamente por ser un paradigma en alimentos de calidad. El señor Cuello también estuvo disfrutando de la cena con Virna antes de aspirar por el PAE de Santa Marta (ver fotos de abajo).

La Unión Temporal Nutrimos 2020 está conformada en un 90% por una empresa llamada Catering Consultoría y Suministro, representada legalmente por Ányelo Becerra, quien resultó ser el hijo (heredero, más bien) de Jairo Becerra, un personaje que sí que ha salido en prensa y no por cualquier pendejada, sino por figurar como uno de los partícipes de un billonario descalabro a los programas de alimentación escolar en Bogotá. ¡No lo digo yo!, lo dice Semana, El Tiempo y Caracol.

Los 4 gatos que me leen -y una que otra bodega de redes sociales- me dirán: ¡ajá, pero si la alcaldesa tiene derecho a comer con quien quiera!, otros dirán que seguro ni los conoce. Yo les digo que pueda que tengan razón… Pero estos temas como el del PAE son muy, pero muy delicados.

Si tú o yo fuéramos uno de los contratistas aspirantes, compitiendo con los afortunados comensales que apoyaron a Virna en época de elecciones, cualquiera estaría poniendo el grito en el cielo y en todos los entes de control fiscal y disciplinario. ¿Cómo es posible que 5 meses antes de aspirar por este contrato, los socios de este negocio le daban su apoyo público a Virna Johnson en plena campaña electoral?

Yo no sé quién se quedará con esos miles de millones, que, entre otras, deben ser operados en su totalidad en tan solo 105 días… Pero lo que sí les puedo asegurar es que si en los próximos días nos enteramos de que la firma ganadora resulta ser la Unión Temporal Nutrimos 2020, yo les responderé: ¡No me digan Nostradamus!

Comentarios