El Río

Publicado el Blog El Río

“Los riesgos por desbordamiento del río Bogotá ahora son menores”: CAR

RioBogotabANlOGO

Siguen las dudas sobre la pertinencia de construir o no 6.129 viviendas a orillas del río más contaminado del país. La ola invernal de 2011 hizo que el afluente se desbordara, dejando un saldo de 28.000 afectados. 

IMG_0398 copia

Los anuncios hechos por el Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, de reactivar el proyecto de vivienda Campo Verde, en la localidad de Bosa, donde se pretenden construir 6.129 viviendas a orillas del río Bogotá causan revuelo, pues aquellos terrenos habían sido declarados como zona inundable por el IDIGER (antes Fondo de Prevención y Atención de Emergencias- Fopae). Sin embargo, este año, la entidad emitió un nuevo concepto y cambió su condición a ‘zona de riesgo mitigable’ al tener en cuenta las obras de adecuación hidráulica que viene adelantando la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR).

Aunque el director de la CAR, Néstor Guillermo Franco, se abstiene de dar información concreta sobre la pertinencia o no del proyecto Campo Verde a orillas de uno de los ríos más contaminados del mundo, asegura que el río Bogotá es completamente diferente al de 2010-2011, cuando el fenómeno de La Niña dejó un saldo de 28.000 afectados por el desbordamiento del mismo.

“Las condiciones de ‘alto riesgo de inundación’ que el IDIGER había identificado antes, correspondían a un río sedimentado y con poca velocidad,  ahora el río es absolutamente distinto y le garantiza a la ciudadanía que los riesgos por desbordamiento están mitigados”, dice Franco.

De acuerdo con el funcionario, la cantidad de agua que podía discurrir por el río Bogotá en 2011 era de 100 m3 por segundo, mientras que el pico más alto de inundación en la pasada ola invernal fue de 136 m3 por segundo, por lo que el río no aguantó y se desbordó.

“Ahora”, dice Franco, “con la adecuación hidráulica que se ha venido adelantando, el río tiene una capacidad de 200 m3 por segundo y, si llegásemos a tener un evento climático por encima de ese valor, cosa que es prácticamente improbable, la CAR ya compró seis millones de m2 de tierra al lado del río para habilitar las zonas de inundación controlada y ampliar su cauce de 30 a 60 metros, ya se construyeron nuevos jarillones y ya se sacaron más de 6 millones de toneladas de residuos”.

Muy distante es la postura de Javier Pava, especialista en evaluación de riesgos y prevención de desastres y director del IDIGER en la administración Petro, quien le dijo a este diario que la incertidumbre del comportamiento hidráulico del río Bogotá y el recrudecimiento de fenómenos climáticos son suficientes razones para no exponer a las personas a vivir en esta zona. “Todavía falta un tramo en las obras de adecuación y el río se comporta como uno solo, lo que suceda aguas arriba afecta aguas abajo (…) es es muy peligroso y ese no es el camino, más en tiempos de cambio climático”, advirtió Pava.

IMG_0331 copia

Si quiere contactarse con nosotros escríbanos a: [email protected] 

Twitter: @BlogElRio

Comentarios