El Río

Publicado el Blog El Río

Hasta 3.500 millones de pesos pagarán colegios del norte de Bogotá por contaminación ambiental

Las instituciones educativas Emilio Valenzuela, Gimnasio Pepa Castro, Colegio Bilingüe Richmond, Gimnasio Campestre La Sallete y la firma F.M.L Ingenieros y Cía Ltda. se suman a la «lista negra» de empresas sancionadas por la misma afectación.

ClG4wn0WgAEPUJ9
*Imágenes: Secretaría de Ambiente

En lo corrido del año, las autoridades ambientales han detectado y suspendido más de 10 vertimientos en instituciones educativas y empresas privadas por contaminar sus fuentes hídricas y ecosistemas aledaños con aguas residuales no tratadas adecuadamente.

Ya el pasado 1 abril se habían encencidido las alarmas cuando los canales Los Ángeles, El Carmelo y Jaboque (limítrofes y efluentes del Humedal Jaboque en Engativá) amanecieron teñidos de un tono ‘azul intenso’, por cuenta de la ruptura del tubo principal que distribuye la tinta de la compañía Printer Colombia S.A. Gracias a la indignación ciudadana y un rápido accionar de las autoridades, la compañía se vio obligada a limpiar con labores exhaustivas la zona afectada y a diseñar un plan de contención y mitigación del riesgo con el apoyo de la firma Samsa, experta en saneamiento ambiental y sanitario, y la secretaría de ambiente de la capital.

ClG4wnOWEAAXuQx

Posteriormente, a la firma de imprenta se le sumaron otras entidades infractoras como el Centro Comercial Bima, Multiparque, La Margarita del Ocho y la Escuela Colombiana de Ingeniería. El secretario de ambiente Francisco José Cruz, en ese entonces, fue enfático al señalar:  “No permitiremos que ninguna persona o empresa contamine los humedales de la ciudad, por lo que se les impondrá las sanciones más severas por infringir las normas ambientales a quienes persistan en esta conducta”. Cumpliendo su sentencia, los vertimientos de cuatro reconocidas instituciones educativas de Bogotá y una empresa de ingeniería fueron sellados en las últimas horas por el organismo distrital de control ambiental.

La orden de las autoridades fue concreta: Los centros educativos y la firma deben suspender todo arrojo de vertimientos al agua hasta que adquieran un permiso especial de la entidad para garantizar que sus residuos no son contaminantes. En sus análisis encontraron que las aguas residuales de las instituciones contenían grasas, detergentes, desechos y materiales orgánicos que no cumplían con la normatividad estipulada para el manejo ambiental de los ecosistemas capitalinos.

ClG4wnxWMAAnUbp

Los acciones adelantadas se enmarcan dentro del proyecto de recuperación de los humedales Torca (24 hectáreas) y Guaymaral (49 hectáreas) priorizados en el recién aprobado Plan de Desarrollo de Bogotá. Igualmente, las autoridades señalaron que se continuarán adelantando operativos de control y verificación a colegios, empresas privadas, particulares y personas del común que afecten de cualquier forma los recursos ambientales de la ciudad, y advierten que no suspender de manera inmediata sus acciones representará un agravante al proceso de sanción que se adelanta contra los mismos. Las multas por omisión y desacato de la orden pueden ascender hasta los cinco mil salarios mínimos legales vigentes.

Si quiere contactarse con nosotros escríbanos a: [email protected]

Twitter: @BlogElRio

Facebook: El Río- Blog

Comentarios