El Río

Publicado el Blog El RíoFormato Galería

[GALERÍA] Cumaral, el pueblo que le dijo No al petróleo

El pasado 4 de junio, Cumaral, un pueblo a 20 minutos de Villavicencio, se convirtió en el segundo municipio del país en decirle No a la exploración y explotación petrolera, con un apoyo del 97% de los habitantes. Así difundieron la iniciativa sus promotores.

1
En Cumaral nacen tres cuencas hídricas fundamentales para los Llanos Orientales. / Fotos: María Paula Rubiano

thumbnail_franjadejustncblogelrio-03Por: María Paula Rubiano
Periodista Blog El Río y El Espectador

Cuando uno recorre Cumaral, es común que la gente le diga que allí, en ese municipio del pie de monte llanero, «revienta agua en todas partes». Al recorrerlo, no parece una exageración: en el paisaje se intercalan vacas, altos pastizales y lagos, esteros, pequeñas quebradas.

Por eso, cuando sus habitantes se entraron que el gigante indochino Mansarovar quería sacar petróleo del Bloque Llanos 69, que cubre el 35% del municipio, se organizaron para, de alguna manera, evitarlo.

Fue así como empezaron el proceso para adelantar la consulta popular que el pasado 4 de junio, decidió si Mansarovar puede seguir explorando, y posteriormente explotando, los hidrocarburos del municipio. Además, se bloqueó la explotación en los otros cuatro bloques petroleros que el gobierno trazó en Cumaral.

El comité empezó a funcionar en una esquina del parque central del pueblo, entre la calle 10 y la carrera 20. Allí, durante los pasados dos meses, desde las siete de la mañana hasta las seis de la tarde, se escucharon sin parar los jingles que grabaron sus promotores. Llevaron la campaña a cada esquina del municipio:  recorrieron las 12 veredas, con sus propios recursos, buscando el apoyo ciudadano.

Necesitaban 5.200 votos para cumplir el umbral. Lograron casi 8.000. Y eso, teniendo en cuenta que al igual que en la consulta popular de Cajamarca, la Registraduría redujo a la mitad el número de mesas disponibles para el voto. «Para nosotros, eso fue como si nos dijeran por anticipado que no lo vamos a lograr», dice Carolina Orduz, una de las líderes del Comité. No obstante, no desistieron. El Río los acompañó un fin de semana para ver cómo se cocina el apoyo a una consulta.

_dsc0072
En pleno centro de Cumaral se ubica la sede la campaña del No para la consulta popular. Todos los días, el Comité recibe visitantes de otras partes del país quienes llegan dispuestos a apoyarlos en su causa.
_dsc0077
El interior es sencillo: un sofa, un computador, carteles pegados en las paredes y enrollados sobre las mesas. Un equipo de sonido y dos parlantes, todos pertenecientes a la comunidad. Un calendario cuenta los días que faltan para la consulta. Hoy, llegó al 1.
_dsc0082
El agua estalla en todos los rincones. Este «caño», como le dicen a las quebradas en el Llano, está ubicado detrás de la cancha de futbol del colegio. Fue además la bocatoma que durante años utilizaron los primeros pobladores del municipio para surtirse de agua, hace ya 116 años.
_dsc0097
Si bien el Comité tiene muchos integrantes, son cinco los que están pendientes todos los días. Su misión, consiste en ir casa por casa invitando a la gente a participar en la consulta.
_dsc0103
Con la reducción de las mesas de votación, cada cumaraleño tendrá menos de un minuto para votar. Eso les preocupa a los promotores del voto por el No pues hay muchos ancianos que no pueden votar de forma tan rápida.
_dsc0105
En Cumaral, los motivos para oponerse a la explotación petrolera van más allá del agua (aunque, al ser un municipio vaquero, es la principal). Las comunidades no quieren saber nada de los extraños que llegan para trabajar en las concesiones, ni de la fiebre por la plata que suele dejar la explotación en los municipios que se abren a ella.
9
En Cumaral nacen las cuencas de los ríos Guacavía, Guatiquia y Humeda, de los cuales dependen varios municipios del Meta. Además, en municipio tiene 70 hectáreas en el Parque Natural Chingaza, uno de los colchones hídricos más importantes del país.

Si quiere contactarse con nosotros escríbanos a: [email protected]
Twitter: @BlogElRio @Pau_erre

 

Comentarios