El Río

Publicado el Blog El Río

Así protegerán los arrecifes coralinos de Santa Marta

«Turistas y habitantes del la zona vienen  degradando el ecosistema»

CORPAMAG-01

La autoridad ambiental del Magdalena suspendió actividades deportivas y de anclaje en áreas de las playas de Inca Inca y Calderón, donde la barrera de coral se ha afectado en un 80%

Por: César Andrés Rodríguez G.
Periodista Blog El Río

Las bahías de Inca Inca y Calderón, a unos diez minutos en lancha de la playa de El Rodadero (Santa Marta), son el hábitat natural de los arrecifes coralinos conocidos como “corales de parche”, un ecosistema que puede medir entre 50 y 150 metros, y en conjunto sobrepasar los 500 metros de extensión. Sin embargo, recientes estudios de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag) han reportado la pérdida del 80% de su complejidad estructural debido a acciones irresponsables de turistas y habitantes de la zona.

Durante eventos masivos, como en las recientes Fiestas del Mar y sus concurridas ‘regatas’, los turistas anclan sus yates privados sobre las zonas coralinas, convirtiéndolas en espacios de esparcimiento público y de actividades deportivas. “La desinformación y el desconocimiento general de la comunidad al realizar éste tipo de prácticas hicieron que fuera necesario expedir unas medidas preventivas que procuren la protección de la biodiversidad del ecosistema coralino”, afirma Julieth Prieto, profesional especializada de la subdirección de gestión ambiental de Corpamag.

Esta semana la Corporación ordenó la suspensión total de actividades de fondeo y anclaje en las playas de Inca Inca y Calderón, estableciendo, provisionalmente, un lugar adecuado para ubicar las embarcaciones en zonas donde no existía presencia de arrecifes coralinos. A partir de la expedición de estas medidas, se demarcará con boyas rojas la zona de protección de coral, en la cual se prohíbe todo tipo intervención humana, y será señalizada con boyas verdes la zona de fondeo permitida para las embarcaciones. Esta estrategia cuenta con el apoyo de la marina, los guardacostas y el acuario de Playa Blanca.

MedidasINCAINCA-02

Desde 2013 Corpamag comenzó a identificar serias problemáticas que amenazan la estabilidad del arrecife. Se encontraron numerosas anclas abandonadas que estaban causando ralladuras, fragmentación y, posteriormente, la muerte de los corales. Otras actividades como la utilización de aletas para buceo, el ‘careteo’, los deportes acuáticos que involucran motonaves o jetskys, unidas al constante tránsito de embarcaciones industriales que cruzan del sector de El Rodadero a Playa Blanca, fueron identificadas entre las principales amenazas.

Julieth Prieto afirma que la medida generó aceptación por parte de la comunidad visitante, debido a que no se planteó en un principio como una norma prohibitiva, sino como una invitación a la realización de prácticas amigables con el ecosistema coralino. “A los buzos principiantes se les sugiere no tocar los arrecifes y lo mismo a los careteadores. Se les hace un llamado de atención para que guarden extrema precaución con sus aletas. A los turistas que van en plan de fiesta, se les recomienda no arrojar basura y mucho menos anclar en las zonas de coral”, comenta Prieto.

Asimismo, las entidades informan a la comunidad acerca de la importancia de éste ecosistema estratégico, el cual alberga millones de especies en sus diferentes ciclos de vida, y que únicamente se pueden desarrollar dentro del arrecife. Muchas de esas especies hacen parte del recurso pesquero que se consume en el sector costero de Santa Marta (pescados, mariscos, langostas), por lo cual son imperativas las acciones para su protección.

Inca Inca botesEmbarcaciones cumpliendo con las medidas restrictivas en las playas de Inca Inca – Imagen cortesía de Angelina García (Directora Oficina de Comunicaciones Corpamag)

Si quiere contactarse con nosotros escríbanos a: [email protected]

Twitter: @BlogElRio

Comentarios