El MERIDIANO 82

Publicado el El meridiano 82

La tragicomedia bélica de Venezuela

Entre escándalos de corrupción, anuncios de una posible guerra contra Estados Unidos y un ejercicio militar tragicómico, el gobierno de Nicolás Maduro está una vez más en el ojo del huracán.

ejercicio militar-1

 

Por Rubén Machaen / @remachaen

El mensaje no es claro: Nicolás Maduro dijo que él mismo saldría a la calle a “batallar” con el pueblo contra una posible invasión por parte de Estados Unidos (EE.UU) Y el jueves 12 de marzo ordenó un ejercicio militar de demostración de fuerza después de que el gobierno de ese país declarara a Venezuela como una “amenaza para la Seguridad Nacional”.  Al día siguiente declaró en un acto público que no habría guerra y que tendía su mano “para que avancemos juntos (con EE.UU) en diálogos francos y se subsane este grave problema que se ha creado”. En el ínterin y como deja vu de la Guerra Fría, el gobierno de Vladimir Putin se unió a la pretensión del gobierno venezolano y envío parte de sus tropas al país para demostrar músculo ante la posible invasión.

El ensayo fue poco memorable. Mucha expectativa giró alrededor de la fotografía del presidente Nicolás Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional dirigiendo a las tropas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) cuya acción terminó en desastre y generando burlas en redes sociales.

Desde un misil amarrado con una cuerda a un tanque; el hundimiento de un tanque en río Sanare por una mala maniobra; hasta la muerte de un soldado de 23 años al perder el control de una tanqueta por una falla técnica cuyo choque generó una explosión, el ejercicio quedó registrado como una novatada sin precedentes y en vasta desventaja contra el ejército de los Estados Unidos.

 

misil-1

Una nueva Ley Habilitante

Ley Habilitante antiimperialista es el nombre del proyecto aprobado este domingo en la Asamblea Nacional que le concede a Maduro seis meses para derogar leyes que le otorguen “poderes suficientes para defender la paz y el desarrollo íntegro de Venezuela ante la amenaza de EE.UU”, justificando que las sanciones dadas a los funcionarios venezolanos son “lo peor que ha hechoese país contra Venezuela en toda su historia”.

Este nuevo panorama alerta a la oposición venezolana, cuyos voceros declaran que el fin de la Habilitante tiene un fin electorero ante las próximas elecciones legislativas. Con un 20% de popularidad y carta blanca para la derogación de leyes por decreto, la dinámica de los próximos comicios podría perjudicar el proyecto chavista heredado por Maduro.

Es la segunda vez en dos años de gobierno que el presidente de Venezuela se vale de este recurso. La primera vez fue en 2013 cuando sancionó alrededor de cuarenta leyes que fijaron normativas de límite de ganancias a las empresas, distribución de alimentos y nuevos impuestos.

Dime con quién andas

Los gobiernos latinoamericanos que alzaban su voz a favor del proceso bolivariano han hecho mutis mutandi ante los últimos escándalos de corrupción y narcotráfico de altos funcionarios venezolanos, a excepción de los presidentes de Ecuador y Bolivia. El primero, alegó que “apoyemos o no a Nicolás Maduro, Latinoamérica debe alzar su voz contra la grotesca injerencia estadounidense”, mientras que el primer mandatario boliviano exhortó personalmente a Barack Obama a pedirle perdón a Venezuela.

Estados Unidos no ha vuelto a emitir comunicado alguno sobre las últimas acciones del gobierno bolivariano, pero el trío conformado por Venezuela, Rusia e Irán sigue dando de qué hablar. Por ahora, además de las acusaciones de corrupción dentro de su gobierno, Nicolás Maduro enfrenta dos grandes titanes: ser catalogado como amenaza para la nación más poderosa del mundo y una popularidad decreciente que puede rendir sus frutos en los próximos comicios.

El mensaje aún no es claro.

 

Comentarios