El invitado

Publicado el tsancheznieto

No hay libros feos sino mal diseñados

Tathiana Sánchez*

“Hace un tiempo que se viene diciendo que los libros académicos son libros feos, y los libros universitarios tenían que romper un poco ese estigma de libros que no se comercializan porque son deficientes en la parte gráfica”. Así Nicolás Morales, director de la Editorial Javeriana, muestra la necesidad de un evento como Portadas para un Lector académico dentro del marco de la FILBO 2012. Allí los miembros de la Asociación de Editoriales Universitarias de Colombia (ASEUC) buscan escuchar las experiencias de expertos en edición y diseño para empezar la transformación de la industria del libro académico que transmite el trabajo de las universidades y centros de investigación.

Nicolasmorales.mp3

Nicolás Morales explica la necesidad del evento

Portadas Académicas
Portadas Académicas

El dicho “no hay mujer fea sino mal arreglada” parece aplicarse también a los libros académicos, y en realidad a todos los textos, pues para juzgar un libro hay que darle la oportunidad y zambullirse entre sus páginas. Sin embargo esa oportunidad se logra si hay un atractivo, un coqueteo con el lector, una seducción que, como en el romance cinematográfico, entra por los ojos y despierta los demás sentidos. Con los libros no hay mayor diferencia, ya que con la portada se cautivan los ojos y ese ya es el primer paso.

Las universidades no se habían enfocado profundamente en este tema de la creación de portadas. Por eso investigaciones trascendentales en diversas áreas del conocimiento, no le llegan comercialmente a tantos públicos interesados: por la apariencia.

Consulta a @xpectro
Consulta a @xpectro

Ana Sánchez, directora de arte del grupo Santillana, fue la encargada de seleccionar el panel de conocedores de cubiertas, quienes expondrían las fórmulas para cautivar desde la imagen, el color, la tipografía y la composición final de una portada. A diferencia de Nicolás, Ana cree que no es que los libros editados por universidades sean feos, sino que todos sus esfuerzos están destinados a la divulgación académica y por eso se olvidan temas como la estética, que influye fuertemente en la comercialización.

Ana Sánchez
Ana Sánchez habla de la importancia del diseño gráfico y la composición visual

Según Ana, el objetivo es que un lector desprevenido pueda llegar a un libro académico de la misma forma en la que llega a cualquier otro, porque su portada lo invita a leer.

EL LIBRO COMO OBJETO

El libro como objeto
El libro como objeto

El libro, más allá que sólo un compendio de texto con conocimiento, tiene otros espacios para la comunicación de las narraciones que hay dentro. La creatividad para llevar el mensaje se refleja en el arte de las graficas, las tipografías, los colores, ilustraciones y son estos elementos los que finalmente hacen del libro un objeto de colección, un imperdible que no puede ser reemplazado por una copia digital, pues su valor visual y el contenido que transmite entre líneas le otorga un mayor sentido para su dueño, su lector.

Los investigadores-escritores de textos universitarios, al igual que los escritores de ficción, poesía o cuento, hacen parte fundamental del diseño de las portadas de sus obras. Ellos son quienes mejor conocen sus temas y por tanto, quienes pueden decir qué es lo que sería mejor para enganchar a los lectores. Ana Sánchez habla sobre el papel que juega el escritor académico en la realización de la portada.

El trabajo en equipo de la portada
La portada, un trabajo en equipo

En este panel sobre portadas universitarias, estuvieron Ignacio Martínez Villalba, tipógrafo, que habló sobre la función de la letra en las cubiertas. El diseñador gráfico Diego Contreras, conocedor del mundo editorial desde la perspectiva publicitaria, expuso las características que hacen atractivas a las portadas. Finalmente Carolina Venegas contó su experiencia sobre la unión entre el contenido y el arte gráfico para vender un libro.

LOS FEOS

Después de la conferencia, fui a buscar si en realidad a los libros universitarios les faltaba belleza y creatividad en sus portadas. Haciendo un recorrido entre por el pabellón de edición universitaria, empiezo a sentir la urgencia de cambiar sus cubiertas. No atraen mucho, no invitan a leer, y es que no es un trabajo fácil.
Los más difíciles son los del área de ciencias jurídicas, medicina, ingeniería y economía. Ni siquiera puedo imaginarme como transformar visualmente textos como Cuestiones Probatorias, Abuso de Derecho, Econometría 1 y 2, Abdomen Agudo: un enfoque práctico o Diseño racional de pavimentos.

Pavimentos
Pavimentos

Pero no sólo pasa en las ciencias duras. Libros que tienen como tema central las humanidades o las artes, como La Investigación en artes y el arte como investigación no llegan a cumplir en su portada las expectativas que promete el tema.

La investigación en artes
La investigación en artes

LOS BONITOS

Pero no todas estas publicaciones tienen deficiencias de diseño. Hay unas que resaltan dentro del mar de libro académicos del pabellón universitarios. El libro Avatares de la Investigación-Creación: 100 trabajos de grado de artes plásticas y visuales, de forma sencilla combina los colores y la tipografía, mostrando su esencia que parte desde luego del enfoque artístico y creativo.

Está además Vaupés, el corazón del mundo, un libro de gran formato editado por la Universidad del Rosario que divulga desde sus textos e imágenes la sabiduría de las comunidades indígenas de esta región de Colombia.

Vaupés, U. Rosario
Vaupés, U. Rosario

La Universidad de los Andes trae la investigación Ellas y nosotras: luchas y contradicciones en los modos de representar a la mujer (1930 – 1932), con un estilo que va de la mano con el también libro académico Historias de Mujeres, de la Universidad del Rosario. Tal vez por acudir a imágenes y a una estética visual que transportan a una época pasada sobresalen en los stands de sus editoriales.

De la Universidad Nacional el libro 4to Color se destaca por su verde que llena toda la portada. Dentro lleva un CD y una explicación de las obras que allí están grabadas. Un libro que atrapa y que por dentro es en realidad música.

Finalmente de la editorial de la Javeriana destaco el libro David Consuegra. Pensamiento gráfico un texto de gran formato que por su uso tipográfico y su misterio inentendible en la portada, hacen que el acercarse lleve a resolver la duda de ¿qué dice aquí?

David Consuegra. U. Javeriana
David Consuegra. U. Javeriana

Aún no me queda claro si un lector académico es diferente a un lector “desprevenido”, sea de ficción, no ficción, cuento, ensayo, en fin, a una persona que busque leer. Creo que no. Estoy segura que como el resto de mortales, los académicos también se emocionan con las carátulas de Taschen como la de 75 years of DC Comics con su gran formato, o The Big Book of Breast, así como también con las ediciones de los bogotanos de Rey Naranjo con su libro Los Hijos de la Roca o con Palabras Fabulosas. Estoy segura de que las universidades cuentan con creativos tan maravilloso como el de estas editoriales y me siento más confiada aún al decir que cualquier investigador estaría dispuesto a tener una portada así de impactante para su trabajo académico. Al final nadie quiere ser el que menos resalte en esta industria, pues más allá de vender, cualquier escritor está en busca de lectores.

Tathiana
@tathysan
*Bloguera invitada. Periodista, locutora y co-creadora del proyecto cultural SonidoenVivo.org

Comentarios