Doble Bogey

Publicado el Leonardo Rodríguez

Falcao y Woods, dos tristes tigres

tristes color

 

Dos tristes tigres jugaban en dos difíciles campos, con ganas de figurar, de volver a ser los de antes, pero enredados, como el trabalenguas infantil, no encuentran el camino. Esta semana, uno en el estadio Monumental de Santiago, el otro en el Chamber Bay de Washigton. En ningún caso hubo eso que los comentaristas deportivos llaman ‘pinceladas’ de su talento.

Ambos, desde dos orillas distintas y dos deportes completamente distintos -así alguien haya tratado de unirlos en un engendro terrible llamado futgolf- intentan volver a brillar.

A los dos tigres, al ‘tigre’ colombiano Falcao García y al tigre norteamericano Tiger Woods no les faltan argumentos ni palmarés para reclamar un sitio de honor en el deporte mundial. Los dos han brillado y los dos son jóvenes aún para estar en la pelea de cada uno de sus deportes.

Radamel es el goleador histórico de la selección Colombia, con 25 tantos anotados y es el actual capitán del equipo. Eso puede no ser mucho en un equipo que no ha ganado una copa mundo o que apenas ha ganado una Copa América en la que no participó Argentina. Pero más allá del terreno de los amores patrios, es el jugador que más goles ha anotado en una sola temporada de un torneo europeo, y lo logró con el FC Porto en la UEFA, equipo al que llegó desde River Plate.

Entre 2010 y 2012 tuvo algunas de sus mejores temporadas, al conquistar cuatro títulos con el equipo portugués, al ganar la liga de ese país, la Copa de Portugal, la supercopa portuguesa, la UEFA Europa League. Ya con el Atlético de Madrid se pudo colgar las medallas de la Supercopa Europea y una vez más de la UEFA Europa League.

Eldrick, como realmente se llama Tiger Woods, vivió casi toda su vida en una temporada exitosa; no por poco se dice que es el mejor jugador de toda la historia del golf. No alcanzan tantos triunfos en un par de párrafos, pero valga decir que ha ganado cuatro títulos en el Masters de Augusta (1997, 2001, 2002 y 2005), tres en el Abierto Británico (2000, 2005 y 2006) y ha sido cuatro veces campeón de la PGA (1999, 2000, 2006 y 2007).

El hombre de California obtuvo ocho victorias en el WGC-Bridgestone Invitational y siete en el WGC-Cadillac, además de tres en el WGC Match Play. En el US Open, tal vez el torneo más apetecido por cualquier golfista en el mundo, ha obtenido tres victorias (2000, 2002 y 2008).
A ambos el deporte mundial les debe muchas emociones; los dos tienen millares de seguidores en las redes sociales; Falcao 7,8 millones en Twitter y Woods 4,2 millones.

Los dos dejaron de brillar desde que se enfrenatron a una lesión típica del deporte que practican. La de Falcao, una operación por rotura del ligamento cruzado anterior. La de Woods, una microdisectomía para liberar un nervio en la columna vertebral.

A Falcao se quedaron esperándolo en el Mundial de Brasil en 2014 y a Tiger en el Masters de Augusta del mismo año. De allí en adelante todo ha sido tristeza para estos dos astros. Dos tristes tigres.

Falcao no cuajó en el Manchester United. En 26 partidos no logró más que cuatro goles y fue duramente criticado por la afición inglesa, por los medios y hasta humillado por su entrenador, quien lo mandó a jugar un partido con los juveniles y ni siquiera lo dejaron terminarlo. En esta Copa América ha brillado por su ausencia. En el primer partido contra Venezuela casi que ningún jugador del equipo de Pekerman figuró, pero frente a Brasil sobresalieron casi todos, menos el ‘tigre’, quien tampoco terminó el encuentro.

Tiger desde su regreso no ha jugado mucho, no ha podido concretar ni siquiera una buena ronda y sigue teniendo dolencias físicas. En la primera ronda del US Open que se juega en Washington firmó una ronda con 80 golpes; esto es, diez sobre el par del campo. Y ya ha firmado dos tarjetas este año con 82 y 85 golpes, las peores de su carrera.

Y ambos son jóvenes para el deporte que practican y todavía tienen mucho por dar, así que pensar en el retiro resulta todavía poco deseable. No descabellado, pero sí frustrante para ellos, que quisieran retirarse en la gloria. Falcao tiene 29, pero sabe que Ryan Giggs se acaba de retirar a los 42 años del Manchester United o que Roger Milla sacó a Colombia del mundial de Italia 90 con un gol a sus 41 años.

Tiger tiene 39 y eso en el golf es muy poco. Phil Mickelson ganó el Open Británico a los 43 años, el legendario Jack Nicklaus logró su último grande a los 46, y el español Miguel Ángel Jiménez sigue jugando y ganando a sus 50 años.

A Falcao la esperanza la viene de su casi seguro fichaje por parte del Chelsea, el campeón de la liga inglesa, y cuyo director técnico, José Mourinho lo ha elogiado ampliamente. A Tiger lo espera todo el golf en alguno de los dos masters que faltan este año.

Por ahora los colombianos recuerdan a Falcao como el rey de las tripletas, pero Tiger comienza a destacar por sus triple bogeys.

Comentarios