Doble Bogey

Publicado el Leonardo Rodríguez

En Augusta, ¿Tiger sale a competir o a ganar?

 

 

tiger23

Esta vez no está en las apuestas de todos; es más, la semana pasada salió de la lista de los cien mejores golfistas del mundo por primera vez desde 1996 y hace poco, muy poco, firmó la peor tarjeta de su carrera (82 golpes en Phoenix). Un dato más: esta semana la revista Forbes anticipó que perderá el récord del deportista que más factura al año y que ostentaba desde 2009.

No es el mejor panorama para Tiger Woods, ni el más halagador contexto para jugar el primer major de este año, pero muchos esperan con ansiedad la presencia del californiano en el gran torneo que comienza hoy en el Augusta National Golf Club de Georgia. Saldrá sin favoritismos, claro, y todavía es incierto lo que pueda hacer de aquí al domingo.

Él mismo lo había dicho en febrero pasado cuando se retiró del Torrey Pines habiendo jugado apenas 11 hoyos y anunció su retiro temporal de los campos; que no volvería en tanto no sintiera que estaba en un nivel adecuado para competir. La pregunta es si en dos meses habrá alcanzado ese nivel que todos le conocimos, justo antes de que se desatara el escándalo por su infidelidad y poco después comenzaran sus dolencias físicas… o si por lo menos habrá alcanzado un nivel adecuado para llegar a la ronda final.

Pero para quienes piensan que no se puede esperar mucho de él y menos en un deportista que ya se acerca a los 40 años, me permito recordarles quién es Tiger Woods por si se les ha olvidado. En este momento solamente hay 11 jugadores activos que hayan logrado tantos triunfos recientes como los tiene el californiano: ganó cuatro torneos en 2012 y cinco en 2013. Y sigue siendo uno de los que más han ganado en un mismo año, 15 en 2009.

Dos de los más fuertes candidatos para Augusta están por debajo de las estadísticas de Tiger en los últimos tres años. El hoy número uno del mundo, Rory McIlroy, alcanza siete victorias en torneos, y Phil Mickelson tiene tres, de las cuales solamente una es en un gran torneo. A pesar de su irregularidad, el cuatro veces campeón tiene nueve victorias y tiene casi seis años menos que Mickelson.

El propio McIlroy lo decía el año pasado en la única ausencia de Tiger en Augusta desde 1995: que al golf le faltaba lo que al fútbol es un Cristiano Ronaldo o un Messi o al tenis un Rafa Nadal. Pues ese Messi, ese Cristiano, salta hoy a la cancha

Comentarios