Detrás de Interbolsa

Publicado el Alberto Donadio

Reclusión: el ministro de Justicia no hace lo que la ley ordena

Escribe HEB:——-Buenos días don Alberto:

La noticia sobre la extradición a Colombia de Víctor Maldonado pone nuevos elementos sobre la mesa y abre nuevas esperanzas para los damnificados del Fondo Premium, que ya casi cumplen tres años desde que se destapó el desfalco. Sin embargo, la noticia no es para creer que las cosas se solucionaran pronto. Muchas dudas quedan sobre en el ambiente:

1.- El señor Víctor Maldonado viene al mismo ambiente “carcelario” de sus cómplices Rodrigo Jaramillo, Tomas Jaramillo y Juan Carlos Ortiz. El primero está tranquilo disfrutando de su jubilación en un lujoso apartamento que le pertenece a las personas que desfalcó; los segundos se encuentran en condiciones especiales que les permiten protestar por el retiro de implementos que ningún recluso en el mundo tiene: internet, telefonía celular, comunicaciones vía teleconferencia, manteniendo un régimen especial de comida, visitas, fiestas y demás beneficios.

¿No avergüenza esto a un jurista serio como dicen que es el doctor Yesid Reyes Alvarado, Ministro de Justicia e hijo de un importante magistrado inmolado en el Palacio de Justicia a quien no le he oído un solo pronunciamiento en esta materia y menos una decisión correctiva acorde con la gravedad de la situación?

2.- Tanto Maldonado como los otros tres delincuentes confesos, Rodrigo y Tomas Jaramillo, junto con Víctor Maldonado, realizarán todo tipo de patrañas jurídicas tendientes a obstaculizar la justicia e impedir que los procesos avancen y que las víctimas sean resarcidas. En materia penal, en Colombia, los procesos se ganan no con razones jurídicas, sino con las dilaciones que posibilitan que los términos venzan y los imputados se liberen de su responsabilidad.

A lo anterior contribuye, claro esta, la negligencia del doctor Yesid Reyes Alvarado, quien omitiendo sus deberes, permiten que la estancia de estos señores sea lo más tranquila posibles y que por tanto no sienta los efectos de la reclusión.

3.- Lo anterior en lo penal, en lo civil la cosa es más desalentadora. Los avances del Agente Liquidador se ven frenados por las constantes intervenciones de los mismos implicados, quienes no contentos con frenar y enredar los procesos penales, buscan que la liquidación no sea posible, que los bienes no puedan subastarse para pagar a las victimas, y así poder ellos, en pocos años de cómoda estancia en un lugar cerrado, salir a disfrutar de lo que no les pertenece.

En el caso PREMIUM, primero fallaron los creadores y administradores del mismo, Jaramillos, Ortiz y Maldonado, quienes se robaron la plata de los inversionistas; ahora falla el Ministro de Justicia que no hace lo que la ley le obliga en materia de reclusión, y los jueces de la república que se dejan amedrentar de los delincuentes y permiten que sean ellos los que asuman la dirección de los procesos.

Comentarios