Detrás de Interbolsa

Publicado el Alberto Donadio

Llevan un año presos por no pagar una gallina

Escribe E13:——-La otra faceta de la justicia la mostraron los rostros perplejos, lívidos, cabizbajos, de dos hermanos que fueron hallados responsables de robarse una gallina. Ante semejante falta, un juez los condenó a casi cinco años de cárcel, un castigo para que aprendan a comportarse en sociedad y paguen la cuenta cuando devoren sudada el ave de corral.

El hecho está relatado en el propio portal de la Fiscalía General de la Nación, que lo publica con el despliegue necesario para que la comunidad se entere: “Condenan a hermanos por comer y no pagar una gallina”. En la nota se aclara que, según el juez, fue una “falta grave” por lo que no podía ser menos el castigo.

La noticia advierte que el juez 18 penal municipal de Bogotá con funciones de conocimiento condenó a cuatro años y nueve meses de prisión a los hermanos Luis Alberto y Éber Jerez Moncada (de 35 y 19 años), quienes fueron hallados culpables del delito de hurto calificado y agravado.

El juez en su decisión, dice el registro, negó a los hermanos la detención domiciliaria y la suspensión condicional de la pena, al señalar que la acción en que incurrieron fue una falta grave. El caso ocurrió el 4 de agosto del 2013 en un piqueteadero del barrio El Paraíso de la localidad de Ciudad Bolívar, en el sur de la capital del país, un sitio reconocido en el sector por el expendio del popular plato.

“Según la investigación, los dos hermanos se hallaban jugando tejo y hacia las 7:00 p. m. abandonaron el lugar para dirigirse al piqueteadero, donde pidieron una gallina y se la comieron. Minutos más tarde intentaron abandonar el lugar aduciendo que no iban a pagar los $35.000 de la cuenta porque no tenían dinero”, dice la Fiscalía.

Hubo una discusión entre los ávidos comensales y el dueño del establecimiento. Estos, según el testimonio de otros clientes, aplicaron el viejo adagio que dice: “Indio comido, indio ido”. Así que emprendieron la retirada. La acción de las autoridades fue oportuna y se movilizaron en un plan tenaza vertiginoso. A cuatro cuadras del lugar los hermanos fueron capturados.

Entonces el propietario del establecimiento argumentó otro hecho hasta ese momento desconocido: “No encuentro un millón de pesos en efectivo. ¡Ellos me lo robaron!”, acusó implacable.

Los dos hermanos negaron ser los responsables del robo del dinero pero no hubo atenuantes. Una sabrosa gallina, más un buen fajo de billetes, suma el robo perfecto.

Así que, a la ‘cana.’ Desde entonces los involucrados permanecen privados de la libertad. Y ahora deberán seguir tras las rejas en la cárcel La Modelo en Bogotá, un penal que tiene un hacinamiento superior al 150 % y donde hay muchos detenidos por delitos similares.

—–Este es el comunicado oficial de la Fiscalía: Condenan a hermanos por comer y no pagar una gallina

22 de septiembre de 2014 | 5:09 PM | Bogotá

El Juez 18 Penal Municipal de Bogotá con funciones de conocimiento condenó a 4 años y 9 meses de prisión a los hermanos Luis Alberto y Eber Jeréz Moncada, quienes fueron hallados culpables del delito de hurto calificado y agravado.

El juez en su decisión negó a los hermanos la detención domiciliaria y la suspensión condicional de la pena, al señalar que la acción en que incurrieron fue una falta grave.

Por su parte el Fiscal 120, dijo que los hechos por los cuales se dictó la sentencia, ocurrieron el 4 de agosto de 2013, en un piqueteadero de la carrera 24 con calle 71, barrio El Paraíso de Ciudad Bolívar, al sur de la capital del país, donde llegaron los hoy procesados de 35 y 19 años de edad.

Según la investigación, los dos hermanos se hallaban jugando tejo y hacia las 7 de la noche de ese día, abandonaron el lugar para dirigirse al piqueteadero, donde pidieron una gallina, la cual se comieron. Minutos más tarde intentaron abandonar el lugar aduciendo que no iban a pagar los $35 000 de la cuenta, porque no tenían dinero.

Ante la situación el propietario del negocio, les increpó y armado con un garrote los amenazó, motivo por el cual Luis Alberto esgrimió un pequeño machete con el cual alcanzó a cortar parte de la mano al dueño del establecimiento.

Tras el altercado Luis Alberto y Eber Jeréz Moncada abandonaron el lugar, siendo capturados por las autoridades a cuatro cuadras del restaurante.

Durante los hechos, al propietario del establecimiento se le perdió $1 000 000 en efectivo, señalando a los dos hermanos de ser los responsables del robo del dinero, el cual cargaba en un bolsillo del delantal.

Luego de ser traslado al Hospital de Vistahermosa, los médicos ordenaron una incapacidad de 35 días al comerciante, quien sufrió el corte de algunos de los tendones de la mano.

Los sentenciados permanecen privados de la libertad desde el 5 de agosto de 2013, cuando la juez 32 de garantías los cobijó con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

La pena impuesta por el juez la cumplirán en la cárcel nacional Modelo.

Comentarios