Detrás de Interbolsa

Publicado el Alberto Donadio

¿Le interesan $547 millones? La BVC se los consigue

Es famosa la frase de Warren Buffett, el inversionista más rico del mundo, que hizo su fortuna sin trampas y sin repos: él dice que es muy fácil conseguir 1 millón de dólares. Uno empieza con 1.000 millones de dólares y compra una compañía de aviación. Como el negocio requiere fuertes inversiones de capital y es muy competido, pronto el inversionista tendrá apenas 1 millón de dólares. Ahora la Bolsa de Valores de Colombia está ofreciendo el mismo servicio de destrucción del capital. ¿Quiere usted tener $547 millones de pesos? Pues empiece con $2.000 millones y verá cómo en pocos meses la BVC se los convierte en $547 millones. Es lo que le pasó a A.A., una empresa que el 26 de octubre pasado tenía en su cuenta de Interbolsa $2.000 millones líquidos, no invertidos, es decir en efectivo. Sin permiso, la comisionista constituyó un repo sobre acciones de Fabricato. Las normas bursátiles indican que cualquier operación con plata de clientes de las comisionistas de bolsa debe quedar registrada en un «medio verificable», que puede ser grabación telefónica, autorización escrita, chat, correo electrónico. Nada de eso existe en el caso de A.A. Sin embargo la BVC y el liquidador de Interbolsa, Dr. Ignacio Arguello, en lugar de proteger a un tercero de buena fe anulando la transacción, han actuado como si la orden del repo hubiera existido. En vez de presentar denuncias penales por el hurto del dinero, forzaron al cliente a solicitar el traslado de las acciones de Fabricato a otra comisionista. En la operación no autorizada, el liquidador de Interbolsa le entregó al cliente 36.265.808 de acciones de Fabricato, como garantía por los $2.000 millones que el cliente prestó, aunque no sabía que los había prestado. Ahora al cliente A.A. le notifican el boletín 005 del 20 de febrero de la BVC y le informan que en su portafolio se encuentran esas acciones al precio de $12.51 debido a que la Bolsa ordenó la liquidación de operaciones repos incumplidas. Las acciones que recibió el cliente A.A., si las va a vender ahora que están a 15 pesos, le darían por ellas $547.523.220. Es decir, el cliente está perdiendo el 72%. Su abogado dice que perdió más porque hay que contabilizar el costo de oportunidad de invertir la plata y pregunta cuánto le cuesta al cliente pedir prestado el faltante al sistema financiero o acudir a la ley 1116. Agrega el abogado: «Rodrigo Jaramillo era del consejo directivo de la BVC, ¿Juan Pablo Córdoba no sabía lo que hacían en Interbolsa? Dicen que les van a devolver a los de Premium y a mi cliente quién le devuelve casi $1.500 millones. Este es un juego de ajedrez en que se comieron todos los peones pero ¿el rey y la reina van a quedar en tablas?»
¿Y el delito cómo se lo pagan al cliente? Después de que lo obligaron a recibir acciones por una operación que no autorizó, el liquidador le avisa que pusieron en conocimiento de la Fiscalía «su comunicación en que señala que se realizaron operaciones sin su expresa autorización», como si la falta de orden fuera apenas una hipótesis no demostrada, una suposición, una teoría.

Comentarios