Detrás de Interbolsa

Publicado el Alberto Donadio

'Estamos en la cochina calle': Víctima de Torres Cortés

«No se cómo terminó toda mi plata en Findecaribe», afirma JM., un cliente de Torres Cortés, comisionista de la Bolsa Mercantil de Colombia intervenida por malos manejos en febrero pasado por la Superintendencia Financiera. Desde el 2004 JM puso todo su capital en Torres Cortés. Ahora lo perdió todo. Perdió los 440 millones de pesos que eran su capital y su renta. JM dice que él y su esposa, mayores de 60 años y sin hijos, «estamos prácticamente en la cochina calle. Vivimos en lo que era la finca de la familia. Estamos viviendo de la caridad de mis hermanos. Tres hermanos me pasan de a 200.000 pesos mensuales.»————-Torres Cortés fue una de las más conocidas comisionistas, miembro de la Bolsa Nacional Agropecuaria, donde el Ministerio de Agricultura es dueño del 11 por ciento de las acciones. Hoy la BNA se llama BMC, Bolsa Mercantil de Colombia, y transa trigo, maíz, cebada y toda clase de productos agrícolas, así como materias primas. «Torres Cortés se presentaba como la decana de la Bolsa Nacional Agropecuaria», señala JM. «Pero era una fachada para robar a la gente. Tengo 64 años, no tengo pensión, vivía una vida que no era boyante pero sí tranquila. Torres Cortés nos puso en la angustia de no saber qué vamos a comer el día siguiente. Seiscientos mil pesos se acaban rápido. Mientras uno se adapta a vivir con esa plata comete demasiados errores. Ya ni televisión tenemos, el internet es una utopía para nosotros, estamos aislados del mundo». ——————— JM llegó como cliente a Torres Cortés, firma de propiedad de José Leonel Torres Cortés y su hijo Leonel José Torres Jaramillo, porque una hermana le habló de la firma. JM invirtió en Torres Cortés la herencia de la casa de sus padres y unas acciones que ellos le dejaron, las cuales estaban antes en Corredores Asociados. Después vendió un inmueble en Chía y el dinero lo entregó a Torres Cortés, pero el cheque se hizo a nombre de Proyectar Valores, porque así le dijeron. Proyectar Valores, comisionista de bolsa de la Bolsa de Valores de Colombia, fue intervenida por malos manejos en el 2011. A JM le dijeron que su plata la invertían en un fondo de profesores de la Costa, sin embargo los certificados para declaración de renta eran expedidos a nombre de otra razón social, Solfín, con oficinas en Barranquilla. «Yo soy absolutamente ingenuo, ignorante en cuestiones de manejo de plata. Mi papá siempre compraba acciones de una u otra cosa. Los corredores viejos de bolsa eran amigos de mi papá, para mi papá eran sagrados. El tenía cuentas en Luis Soto y en Carreño. Cuando se moría un corredor o un amigo de la Bolsa mi papá iba al entierro. Yo juraba y comía mocos que toda la gente de la Bolsa eran iguales». El trader que manejaba la cuenta de JM era Juan Carlos Junca. «Cada mes Junca me consignaba millón y medio de pesos. La plata me producía 4 millones al mes, el resto era para reinvertirlo. Nos dábamos el lapo de vivir con millón y medio, a no ser que cuando había gastos extras como la revisión técnico mecánica del carro le pedía más plata a Junca. Así fue durante 9 años», anotó JM. ————– En un correo electrónico del 28 de noviembre de 2012 Junca le escribió a JM: «Hola cómo vas? Adjunto te remito la información solicitada. El saldo que tienes a la fecha es de $442,855,834.oo y eso te produce $4,533,446.oo mensuales.»——————- Señala JM: «Hasta marzo de 2013 la inversión funcionó. El último día de febrero me quedo sin plata, Junca no contestaba, entré por internet a la página de Torres Cortés y veo un candado: Torres Cortés en liquidación. Casi me da un infarto ese día. Era un viernes. No me atrevía a darle la noticia a mi señora. Mi suegra hace unos años viendo cómo nos funcionaba la inversión puso 120 millones de pesos en Torres Cortés. Después resultó que ni de mi suegra ni de lo nuestro había registro. Ni siquiera registro de las cédulas. La doctora Martha Cilia Nieto, liquidadora de Torres Cortés, nos dijo que en esa firma no existíamos, ni siquiera tenían nuestros números de cédulas. Pero allá fue donde entregamos el capital». —————————El 4 de marzo de 2013 Junca le envió este email a JM: «He estado muy mal con esta situación y desde el miércoles de la semana pasada no tengo nada nuevo que decirle a mis clientes más allá de que Leonel Torres Jaramillo está viendo como soluciona este problema. Esta situación se sale totalmente de mis manos pues como tu sabes yo trabajaba para Torres Cortés como trader pero no tenía ningún manejo sobre el dinero, ni el de ustedes ni el de ninguno de los (clientes). La última vez que hablé con Leonel Torres me dijo que ha estado hablando con algunas fiduciarias para hacer un patrimonio autónomo y poner todos los activos que tiene para devolverle el dinero a los clientes. También me dijo que sus abogados se van a comunicar con los clientes directamente para citarlos para hacer un acuerdo de pago, a ustedes los deben estar llamando entre hoy y mañana. Les agradezco la confianza, la amistad y el cariño que siempre me han profesado y el cual es totalmente correspondido por mi, ruego a Dios que podamos salir de este mal momento de la mejor manera posible.» ————————————— Posteriormente el 14 de marzo, Junca envía este email: «Don J., esta semana he estado trabajando con la gente de Findecaribe para regularizar toda la operación. Hemos avanzado bastante pero el próximo lunes tenemos la última reunión donde se aprobará todo lo trabajado esta semana. La buena noticia es que yo creo que la próxima semana te puedo estar girando tu mensualidad y también la de la señora M. También me gustaría que la próxima semana hacia el final nos viéramos y vinieras a la oficina de Findecaribe para formalizar el tema de tu inversión y el de la señora M. para que estés más tranquilo. Se de tu situación apremiante razón por la cual estoy muy pendiente de hacerte el respectivo desembolso. Te agradezco la pasciencia.» JM se quedó con la «pasciencia», pues nunca vio plata.————————————–Sigue el relato de JM: «Un día Junca me llama y me da el teléfono de Orlando Rois, gerente de Findecaribe, para solucionar lo de tu plata, dice. Rois me dice que llame yo al abogado de Findecaribe. Se llama Carlos Sánchez. Me dice: ‘nosotros no tenemos esa plata. Junca y los Torres Cortés son unos estafadores y están abusando del nombre de Findecaribe y de Solfín’. Sánchez dice que los Rois entregarían una plata para que hiciéramos causa común para demandar a Junca y a Torres Cortés, pero ud. no tiene plata con nosotros. Yo les dije que eso es un chantaje, que son engaños y cuentos». Cuando JM presentó la reclamación a Findecaribe, firma intervenida por Supersociedades, le rechazaron la reclamación. En Findecaribe no hay archivo. O lo desaparecieron. —————–JM dice que consultó a un abogado el cual le dijo: «Los liquidadores van de la mano de los bandidos. Los liquidadores de honestidad no tienen nada, entre menos plata repartan mejor el baile para ellos».

Comentarios