Con-versaciones

Publicado el Bat&Man

El discreto milagro de Costa Rica

Y en los cristales hubo generosidades de sol
Y en las hojas lucientes que ilustran la arboleda
Dijo su trémula inmortalidad el estío.

-Jorge Luis Borges-

IMG_2219

Bat: Les dicen “ticos” porque todo allá es muy pequeño y, quién sabe si por eso mismo, tienden a nombrarlo todo con diminutivos. Si se fija, de Costa Rica no se habla mucho en las noticias; no es una preocupación continental. Podríamos decir que es un país de “bajo perfil”, al menos en estas latitudes.

Man: Eso es verdad. Le confieso que de Costa Rica sé muy poco. Me acuerdo que ese gobierno le dio asilo político a muchos colombianos en una época, pero no quiso otorgárselo a Mario Uribe, el primo de Álvaro Uribe, cuando la justicia le expidió orden de captura. Y me acuerdo que lograron un auténtico milagro en el Mundial de Fútbol de 2014. Pero de ahí, pare de contar.

Bat: El milagro costarricense no se limita a las hazañas futbolísticas. Tiene unos indicadores impensables para América Latina

Man: … ¿Como, por ejemplo?…

Bat: Como por ejemplo tener el quinto sistema de salud más eficiente del mundo; ser el tercer país más seguro de Latinoamérica; el más igualitario en términos de género; el que más respeta los derechos humanos y, en particular, la libertad de prensa. Tiene también la mayor esperanza de vida de todo el continente. Es el país con mayor nivel de progreso social de las tres Américas, el más democrático por su cobertura en salud y educación; y, además, ha sido catalogado como el “país más verde” del mundo en dos oportunidades. Eso, para hacerle corto el cuento.

IMG_1134

IMG_0846

IMG_1089

Man: ¡Vaya! ¡Vaya!

Bat: Pero además es un país bellísimo. No pude conocerlo completamente, pero pasé por 6 poblaciones, un puerto y una isla. Y lo cierto es que no encontré un solo papel tirado en el piso. No es que tengan una empresa de aseo ultra eficiente: es que tienen un civismo arraigado. Hacia donde miraba, todo era verde. Los animales viven de una manera casi silvestre; usted se los encuentra por las calles, sin ningún problema. Y nadie los molesta. Además, los “ticos” son gente reservada, pero extremadamente amable, muy dispuestos a ayudar. Gente linda de verdad.

Man: Pues como usted lo cuenta, parece que hubiera visitado el paraíso.

Bat: Poco más o menos, Man. Pero dejemos que sea un “tico” el que nos hable de su país.

Man: Ah, qué bien. Tenemos invitado…

Bat: Sí. Invitamos a Allan Esteban Padilla, un joven de 29 años que vive en San José, pero viaja por todo el país. Es un guía turístico especializado naturalista. ¿Conversamos con Allan?

Man: ¡Hágale! Conversemos…

IMG_1210

Bat: Gracias Allan, por aceptar conversar con nosotros acerca de tu hermoso país. En Costa Rica todo es verde, todo es vida… ¿Qué valor tiene la vida (humana y del resto de la naturaleza) para un costarricense?

Allan Padilla: Para nosotros la vida humana es invaluable. Al estar educados bajo la fe cristiana (la gran mayoría de los costarricenses) tenemos muy presente el principio de amar a nuestro prójimo, y lo traducimos en respeto hacia nosotros mismos y hacia los demás. Vivimos en un país sumamente bendecido con una gran biodiversidad y entendemos lo importante que es la flora y fauna para el desarrollo de la vida humana; esto nos ha llevado a amar, proteger y respetar todo aquello que posee vida.

Desde los años 80, cuando se vuelve más fuerte el turismo en Costa Rica, crece también el interés del costarricense por conocer mejor el producto que ofrecemos [el propio país]. El turismo llega a ser hoy en día una de las actividades que más generan empleo, y esto ha concientizado a una gran parte de la población acerca del valor de la naturaleza.

Desde los tiempos de nuestros antepasados le hemos dado mucho valor a la vida en general, pero es con la educación con la que reforzamos hoy en día ese legado.

Man: Qué bien. Me parece excelente. O sea, ¿en su país sí hay una cultura del respeto por la vida?

Allan: Sí, lo creo plenamente. El costarricense promedio es muy respetuoso de la vida y temeroso de  Dios y eso lo vamos enseñando a nuestros hijos para fortalecer esa cultura. Como todo país en desarrollo, vemos que pasan cosas negativas; máxime en un territorio en donde cada vez tenemos más extranjeros. Se quedan  viviendo aquí, atraídos por muchos motivos. Con esto no quiero decir que el costarricense no tenga malicia, pero siento que sí estamos teniendo una influencia externa muy importante, y que no siempre es positiva.

Podríamos ver afectada nuestra cultura a futuro, si seguimos permitiendo esa influencia.

IMG_2215

Bat: ¿Por qué tu país es seguro y pacífico?, si es que cabe esa pregunta…

Allan: En Costa Rica hay una decisión política, en 1948, que marca nuestra historia: la abolición del ejército. Desde ese año nos proyectamos hacia el mundo como un país pacífico y eso repercute en la población. Crecemos viendo cómo muchos países se destruyen por sus conflictos armados y nosotros decimos «eso no pasa, ni pasará en mi país». Somos muy conscientes de que cualquier conflicto se puede solucionar con el diálogo y así lo intentamos. En cuanto a la seguridad, pienso que las facilidades de estudio con las que contamos ayudan para que la actividad delictiva no sea  la principal opción en la juventud.

Man: Según Bat, su país es un paraíso. Pero en realidad ¿Qué es lo más hermoso de Costa Rica?

Allan: Sin ninguna duda le puedo decir que la naturaleza. La pureza del aire, la gente, los paisajes… La libertad que se respira en cada pueblo, lejos de la ciudad. Todo esto genera paz, felicidad… Y se traduce en dos palabras: «Pura Vida»; ese lema lo llevamos día a día los costarricenses, acompañado de una sonrisa.

Bat: Tú eres guía turístico y te especializas en entornos naturales. Sé que navegas, “kayakeas”, nadas, caminas, escalas, juegas… En fin. Se nota que sabes sacarle provecho a ese entorno natural. Por eso no resisto preguntarte ¿qué significa para ti vivir en un país con una biodiversidad tan enorme?

Allan: Es todo un orgullo. Nos visitan más de dos millones y medio de turistas al año y esto es porque saben que van a encontrar de todo en un pequeño pedazo de tierra (51.100 km2). Como guía de turismo, me relaciono con muchos visitantes de diversos lugares del mundo; y todos terminan felicitándome, porque vivo en un lugar único. Me repiten la frase una y otra vez: «No tienen que salir del país a buscar nada, lo tienen todo aquí»; esto me enamora cada vez más, pero al mismo tiempo me compromete a cuidar a mi país y a transmitir ese mensaje a mis hermanos Ticos (costarricenses), como se nos conoce, para generar en ellos ese mismo amor por este, nuestro hogar.

IMG_0328

Bat: Gracias Allan, por compartir ese amor por tu país. Es gratificante saber que en Costa Rica se preservan esos valores y esas políticas de respeto.

El entorno natural de Colombia es muy parecido al de Costa Rica. Nuestro país es el segundo más “megadiverso” del mundo, después de Brasil. Pero entre ustedes y nosotros hay un abismo enorme: la cultura. Mientras en tu país han entendido que la naturaleza y la paz son sagradas, y han logrado construir un territorio de respeto por el otro, aquí ocurre todo lo contrario. Día a día acabamos con nuestras riquezas naturales; y lo peor es que todavía tenemos gente que piensa que la guerra es la mejor alternativa para resolver nuestros problemas.

Man: Me sumo al agradecimiento por la con-versación. Y me sumo a la reflexión: Costa Rica entendió que amar a un país y conservarlo, son sinónimos. Felicitaciones por lograr el milagro de construir una isla de paz y de belleza en este atormentado continente.

***

Fotos: archivo personal de Allan Padilla.

Comentarios