Catrecillo

Publicado el Ana Cristina Vélez

Colombia se queda sin financiación para la Investigación en Salud

Este es un comunicado a la opinión pública de la Asociación Colombiana de Inmunología

Gabriela Delgado, presidente

Gloria Vásquez, Secretaria

El Fondo de Investigación en Salud-FIS, creado en el año 2001 recoge el 7% de los recursos obtenidos de los juegos de suerte y azar, con el fin de financiar la investigación científica en el Sector Salud. Cada año, las convocatorias de COLCIENCIAS para financiar los proyectos del Programa Nacional en Salud, están soportadas en los recursos del FIS (20 a 60 mil millones de pesos por año, dependiente del denominado techo presupuestal, que limita la ejecución financiera de cada entidad pública).

Con los proyectos de investigación en Salud se ha generado nuevo conocimiento representado en soluciones como patentes y tratamientos para algunas de las enfermedades desatendidas (denominadas así porque el mundo desarrollado no invierte en investigación y desarrollo para su control). Dentro de esas enfermedades desatendidas que debemos estudiar, conocer y buscar tratar y controlar, usando el conocimiento (aquel derivado de la investigación científica) están las llamadas enfermedades tropicales como el Zika, el Dengue, el Chikungunya, la Malaria, la Leishmaniasis, la enfermedad de Chagas, entre otras. Gracias a la investigación nacional en Salud, por citar mínimos ejemplos, Colombia pudo ser en el 2013, reconocida como la primera Nación en el Mundo libre de Oncocercosis, puede contar con programas como el Plan Canguro, puede tomar decisiones en política pública soportadas en información científica procedente de las encuestas nacionales de Salud Mental y Salud, Bienestar y Envejecimiento. Estos son algunos de los cientos de logros (pudieran ser más y mejores pero toman tiempo y demandan significativa inversión), apoyados con recursos de COLCIENCIAS provenientes del FIS; además han sido miles de profesionales de la Salud y de las Ciencias de la Vida -que se han formado con esos recursos- y que hoy son parte de la masa crítica que espera aportar más activamente en este nuevo escenario del postconflicto para el que se prepara el país.

Esos logros representados en indicadores, aportan a las metas del país: Hacer de Colombia, el Tercer país más innovador de América Latina y la Nación más Educada, al 2025.

Sin haber alcanzado los mínimos niveles de capacidad y necesitando máximos esfuerzos de inversión en investigación, el Artículo 74 del Proyecto de Ley del Presupuesto General de la Nación-2017, propone ahora que “Los recursos del Fondo de Investigación en Salud al que se refiere la Ley 643 de 2001 administrados por el Instituto Colombiano para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología «Francisco José de Caldas» Colciencias y que pertenecen a la Nación se destinarán a financiar el programa de becas crédito establecido en el parágrafo 1° del artículo 193 de la Ley 100 de 1993, en el monto que defina el Ministerio de Salud, para la formación de médicos especialistas en áreas clínicas y quirúrgicas y de ésta forma contribuir a la generación de conocimiento científico y tecnológico para el desarrollo económico y social del país y apoyar a la consolidación de capacidades en Ciencia, Tecnología e Innovación. Para el efecto Colciencias entregará al Icetex los recursos con destino al Fondo Minsalud Icetex (Ley 100 de 1993)”.

Por lo anterior, preocupa quedarnos sin los recursos del FIS para la investigación científica, que no es solo un problema de los investigadores en Salud. Así, COLCIENCIAS en el 2017 deberá seguir financiando el Programa Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación en Salud, sin contar con los dineros del FIS, repartiendo los escasos recursos entre todas las demás áreas del saber. Para el año 2016, COLCIENCIAS contó con cerca de 50 mil millones de pesos para toda la investigación en Colombia, 20 mil millones de los cuales, eran recursos del FIS.

Esperamos que en la exposición de motivos del Artículo 74 encontremos respuesta a interrogantes como: ¿Dónde está el sustento para tal decisión?, ¿Cómo se financiarán los proyectos que buscan dar solución a problemas de Salud de los Colombianos?, ¿Pretenden alcanzar las metas de Educación y Ciencia, invirtiendo sólo en salarios a través de becas-crédito, a una parte de los integrantes del Sistema de Salud?.

Las justificaciones para incluir el Artículo 74 (que dicho sea de paso desconoce que desde el año 2009 Colciencias es un Departamento Administrativo y no un Instituto Nacional) deberán incluir el análisis de: 1. Las capacidades de las Universidades para formar nuevos especialistas; 2. Las necesidades reales de ciertas especialidades; 3. El aporte de los residentes a la generación de nuevo conocimiento (investigación), base conceptual de la destinación del FIS; 4. La pertinencia de solucionar el problema laboral de las Entidades Prestadoras de Salud-EPS, que no pagan salarios a un recurso humano que les presta sus servicios (los residentes) usando el muy escaso recurso público, destinado por Ley para investigación en Salud, 5. Emplear en becas-crédito el recurso para la Investigación en Salud, daría forma al Artículo 44 de la propuesta de Reforma a la Salud (discutida en el 2013), en el cual se confería a los Hospitales la posibilidad de otorgar títulos en especialidades clínicas, de manera independiente o conjunta con las Universidades (para “solucionar” la limitación de cupos y bloquear “el cartel de especialistas”).

Todos son problemas de fondo, que ameritan no solo una discusión sino una solución debidamente analizada. La investigación científica en los países del mundo cuyos estándares Colombia aspira alcanzar, es la base de su desarrollo. Es más que incoherente, pretender estructurar una economía soportada en el conocimiento, eliminando de tajo el dinero necesario para desarrollar los proyectos de investigación (incluye el salario del recurso humano, además de insumos, reactivos, materiales, etc), fuente única de la innovación disruptiva y de la competitividad.

En suma, solicitamos respetuosamente a los Honorables Representantes y Senadores que atiendan nuestros argumentos y que eliminen el Artículo 74 del Proyecto de Ley del Presupuesto General de la Nación-2017. Desviar los recursos del FIS destinados para la investigación, hacia el pago de salarios a estudiantes de especialidades clínicas y quirúrgicas, no soluciona los problemas transcedentales del Sistema de Salud.

Gabriela Delgado, presidente : [email protected]

Comentarios