catalinapordios

Publicado el cruiz

A Joselito lo mató la Emergencia Social

A Joselito lo mató la Emergencia Social
A Joselito lo mató la Emergencia Social

En el entierro de Joselito Carnaval, el martes, en Barranquilla, se vieron imágenes como las publicadas en El Heraldo, (que aquí reproduzco) que hacen evidente el descontento general frente a los Decretos de Emergencia. La frase más contundente, fue, sin duda, “A Joselito lo mató la Emergencia Social”, más impactante todavía porque hace poco un hombre de 82 años se desplomó frente a Diego Palacio, mientras le reclamaba al ministro por la reforma que había desatado la crisis diciendo: “¿Qué hacen con la plata ministro?”.

El ministro no alcanzó a contestarle que el problema era que aunque se la pasaba 7 días metido en la oficina, se le olvidó actualizar el POS, y por eso se quedaron muchos medicamentos nuevos por fuera, que las entidades de salud empezaron a cobrar sin control. El ministro tampoco alcanzó a decirle que él permitió subir los precios de los medicamentos que el POS no cubría, y estos se volvieron impagables de manera que muchos enfermos los adquirieron por medio de tutelas, y así, el estado tuvo que pagar casi dos billones de pesos el año pasado sin contar con el billón y medio del 2008 y el billón del 2007.

El ministro, por esas ironías de la vida, es médico, aunque nunca ejerciera, y sorprende porque los médicos unos de los más afectados por estos decretos. La Asociación Colombiana de Sociedades científicas emitió un comunicado en el que expresan su descontento que se debe, entre muchas cosas, a que quieran regular el ejercicio profesional y someterlo a la voluntad del nuevo Sistema Técnico Científico en Salud, en donde no figuran específicamente estas sociedades científicas, lo que los hace perder la autonomía de su oficio.

Claro que a Joselito lo mató la Emergencia Social este año. El debió gastarse sus cesantías en ron, como es su derecho, y debió quedarse corto de billete ante la cuenta del hospital en sábado de carnaval, y las lágrimas de sus viudas, aunque estén llenas de maicena, son reclamos claros a un estado que no puede garantizar los beneficios mínimos de los colombianos.

Joselito no pudo ser atendido, debido a la reforma de salud
Joselito no pudo ser atendido, debido a la reforma de salud
Viudas lloran la muerte de Joselito
Viudas lloran la muerte de Joselito

Comentarios