Cambio climático

Publicado el

SI VA EL FENOMENO DEL NIÑO EN EL 2014 Y NINGUNA AUTORIDAD LO QUIERE ANUNCIAR……. EL AGRO SE MERECE LA VERDAD!!!

La interacción entre la atmósfera y el océano Pacífico tropical determinan las condiciones que propician el desarrollo de fenómenos atmosféricos de gran escala que alteran de manera significativa el clima global.
El Fenómeno El Niño hace parte de esa gama de fenómenos, el cual es climático y cíclico. Su formación se debe principalmente al calentamiento inusual de la temperatura superficial del mar a lo largo de la cuenca del océano Pacífico ecuatorial, el cual va desde las costas de Indonesia hasta las costas de Suramérica, donde por lo general predominan aguas frías.
Frente a Chile, Perú y Ecuador estas aguas frías tienen un alto contenido de nutrientes, que se activan principalmente por la circulación de corrientes marinas, siendo una de las más destacadas la de Humboldt. Como la economía de estas costas se basa principalmente en la pesquería, en tiempos remotos los pescadores observaron que los cardúmenes de peces desaparecían significativamente para la época de Navidad y en ese momento fue cuando surgió el nombre Corriente El Niño, en honor a la celebración del nacimiento del Niño Dios. Científicos posteriormente cambiaron el nombre a lo que se conoce como Fenómeno El Niño – Oscilación del Sur.
El incremento de temperatura es consecuencia del alto contenido de calor que tiene las corrientes marinas sobre la franja ecuatorial, que al mezclarse con las aguas más superficiales provocan un elevado contenido de evaporación en la atmósfera dando como resultado el debilitamiento de los vientos alisios cercanos al mar (vientos que soplan del noreste y sureste sobre la línea imaginaria del ecuador), así como también cambio de presión atmosférica.
En el momento del monitoreo de este fenómeno, se tienen en cuenta varios detalles como lo son la subdivisión de la cuenca del océano en regiones denominadas Niño (figura 1), la época de iniciación, la fase de desarrollo, la fase de madurez, que por lo general se manifiesta entre diciembre y enero influenciado por el solsticio de verano del hemisferio sur (época de mayor calentamiento de las aguas oceánicas), y la época de disipación (que varía entre marzo y mayo del año siguiente de su comienzo).

figura1

Figura 1. Subdivisión de la cuenca del océano en regiones Niño (Fuente: Australian Government – Bureau of Meteorology)
La intensidad del fenómeno por su parte, se refiere al grado de calentamiento del agua y lee como débil, moderado y fuerte, mientras que el impacto se refiere a la vulnerabilidad de los diferentes sectores socio-económicos ante cambios repentinos y prolongados de las condiciones climáticas de acuerdo a la época o estación en que se presenta, y su duración.
Como ejemplo de los últimos Niño tenemos:
Período Duración
Mayo 2002 – Febrero 2003 10 meses
Julio 2004 – Enero 2005 7 meses
Septiembre 2006 – Enero 2007 5 meses
Julio 2009 – Abril 2010 10 meses
Tabla 1. Subdivisión de la cuenca del océano en regiones Niño (Fuente: NOAA)
El valor del seguimiento y monitoreo del Pacífico, se fortalece con el análisis de los diferentes modelos de predicción ofrecidos por los centros internacionales que estudian fenómenos de gran escala como El Fenómeno El Niño. Para citar algunos, tenemos al Centro de Predicción del Clima de los Estados Unidos (CPC) y el Bureau de Meteorología de Australia (BOM).
El primero (CPC) usa el índice oceánico Niño (ONI), el cual se basa en la variación de la temperatura superficial del mar en la región central del Pacífico ecuatorial, usado para monitorear, evaluar y predecir El fenómeno El Niño. Se interpreta cuando el promedio de tres meses de las anomalías de la temperatura superficial del Océano Pacífico en la región central (Niño 3.4) es mayor o igual a +0.5°C.
El Segundo (BOM) también usa su índice Nino 3.4 para clasificar las condiciones El Niño-Oscilación del sur, definido como el promedio de las anomalías de la temperatura del océano entre la franja ecuatorial (5° de latitud Norte y 5° de latitud Sur), indicando que hay condiciones cálidas si la temperatura excede los 0.8°C. También corre su modelo de predicción POAMA (Predictive Ocean Atmosphere Model for Australia), el cual es dinámico (basado en la física de la atmósfera, océano y tierra).
Hay otros modelos ofrecidos por la comunidad internacional como el modelo del European Centre for Medium-Range weather forecast (ECMWF) y modelos de Japón.
Para hacer una representación gráfica del seguimiento, se debe considerar que las variables aquí analizadas se mostrarán en términos de anomalía. Por ejemplo, si la temperatura del mar es 25.0ºC en promedio, pero el registro actual es 27ºC, significa que la temperatura está por encima de lo normal (más cálida), mientras que si la temperatura es de 25ºC, pero el registro actual es de 23ºC, la temperatura está por debajo de lo normal (más fría).
A continuación Canal Clima presenta un análisis de las condiciones presentadas durante el último mes de la temperatura superficial del mar y la atmósfera en las regiones Niño.

Temperatura superficial del mar.

 

figura2

Figura 2. Anomalía de la TSM (Fuente: NOAA)

Durante el último mes se registró una franja con temperaturas frías para la época desde la costa de Suramérica (figura 2) hasta el centro del océano Pacífico tropical, tal como se ha venido manifestando en lo corrido de este año. Se destaca en el extremo occidental de la cuenca, al noreste de Australia la aparición de aguas cálidas por encima de lo normal.

Temperatura en las aguas profundas del Océano Pacífico tropical.

 

figura3

Figura 3. Anomalía de la TSM subsuperficial (Fuente: NOAA)
Tal como se observa en la figura 3, la burbuja profunda de agua cálida se está desplazando hacia la costa de Suramérica (denominada onda Kelvin), y se espera que alcance la costa a finales de marzo, trayendo como consecuencia aguas más cálidas que lo usual en el oriente del Pacifico tropical.

Vientos en superficie.

 

figura4

Figura 4. Anomalía de los vientos en superficie (Fuente: NOAA)

Los vientos en el Pacífico tropical (cuenca), por lo general predominan de dirección noreste y sureste. Sin embargo, por ciertos periodos de tiempo este patrón cambia, y el viento sopla con mayor frecuencia del Oeste. En éste último mes, el viento registró un fuerte cambio de dirección, siendo más marcado los Oestes (-→), lo cual apoyan el avance de aguas cálidas desde Indonesia hasta el centro y oriente de la cuenca.

Modelos de predicción del Fenómeno El Niño.

En general a Marzo de 2014, todos los modelos climáticos internacionales manifiestan una condición entre Neutral y Cálida en el Pacífico, al finalizar la primavera del hemisferio norte (junio 2014). No obstante, algunos umbrales se acercan más a condiciones El Niño para el segundo semestre del 2014.

figura5

 

 

figura6

Figura 6. Resultados de modelos de predicción El Niño Febrero (fuente: BOM)

Conclusión
Durante el último mes, fue notorio un ligero acople entre el océano y la atmósfera de la cuenca del Pacífico ecuatorial centro-occidental, básicamente por la aparición de aguas subsuperficiales cálidas (figura 3), que al ser influenciados por los vientos del Oeste, han propiciado el desplazamiento de estas aguas hacia la zona oriental de la misma. El debilitamiento de los vientos observados frente a la costa de Suramérica (figura 4), impidieron el avance de aguas frías de corrientes marinas locales hacia el centro del Pacífico.
El consenso observado en los modelos de los centros internacionales corridos en Febrero, manifiestan que existe una probabilidad de iniciarse un fenómeno El Niño en el segundo semestre (figuras 6).
Con base en lo anterior y después de la interpretación climática y estadística realizada, en caso de continuar el acoplamiento entre las condiciones físicas del océano y la atmósfera en el océano Pacífico Ecuatorial durante los meses siguientes, existe una probabilidad alta que a comienzos del segundo semestre del 2014 se inicie una fase precursora de un Fenómeno El Niño.

Comentarios