Blog de notas

Publicado el

2011, 2012

El 2011 quedará para la historia como un año de agitación social, quizás como 1848 o 1968. En este año se demostró que todavía es posible la movilización a través de las ideas, o de un sentimiento generalizado que se acuñó luego de ¡Indignaos!, y un señor novenario, Stéphen Hessel le dio un toque de apoteosis a su vida con este pequeño y potente aporte a las letras.

Por otro lado, los acontecimientos económicos fueron desastrosos, y a bien o mal, fue un año con importantes noticias: la muerte de Bin Laden, la retirada americana de Irak, la masacre en Noruega, la deposición de Mubarak y Gadafi en el marco de lo que se llamó La primavera árabe, entre otras cosas. Un año movido, como no, incluso en Colombia donde se adelantó en temas importantes (como esa difícil ley de víctimas), y en Latinoamérica, donde Chile conmocionó con protestas y el cáncer ha ido menguando bríos al bolivarianismo.

Con este irremediable transcurrir de los años, es habitual desear un mejor año nuevo, sucesivamente, y ésta no será la ocasión para desaprovecharlo: que a pesar de las dificultades con las que se inicie, y las que seguramente llegarán en el transcurso, tengamos una meta para este 2012 y que no falten los motivos para sonreír y continuar con este devenir temporal que llamamos vida.

Puede que el año entrante no sea tan movido como este, puede que sí. Pero si hay cosas que en este no se movieron y deseo que el siguiente sí, son las cadenas de los secuestrados en Colombia, para que se acabe esa infamia de la degradación humana; la voluntad de los países por retomar el control de su economía acabando con la nefasta dictadura de los mercados; la hipocresía de las potencias económicas que evitan comprometerse con el cambio climático, y con su humo y su polución nos están matando a todos poco a poco; el corazón de lo fundamentalistas religiosos y la fe deje de defenderse con sangre.

Sea esta la ocasión, amigo lector, para recordar que en este año iniciamos este diálogo por este blog. Así que ofrezco agradecimientos por la lectura, esperando continuarla en el 2012, y deseando para usted un año de éxito.

@VicentePerezG

Comentarios