Bike The Way

Publicado el Andrés Núñez

Nuevo aire para el Día Sin Carro

ciclovia-bogota-dia-sin-carro

En el 2000 el Día Sin Carro se impulsó como una alerta temprana para cambiar nuestros hábitos de movilidad, un llamado que parece desvanecerse con el paso de los años; parece que en esta ocasión los únicos motivados con la jornada son los ciclistas urbanos, quienes aportan más de 450.000 viajes diarios en bicicleta ¿dónde quedó la motivación del resto de la ciudadanía? necesitamos un nuevo aire para todos.

En los últimos años la esperanza puesta en la movilidad alternativa se desvaneció para algunos bogotanos: caminar volvió a ser peligroso, la red de ciclorrutas no se extendió más, la cultura Transmilenio se perdió y el Sistema Integrado de Transporte tardó años en arrancar; adicionalmente, el pico y placa ampliado por Samuel Moreno terminó sumando un segundo carro a los hogares con mejores ingresos.

El Día sin Carro perdió innovación año tras año, se redujeron las medidas para incentivar a los usuarios de la bicicleta, tampoco se presentaron mejoras importantes en el transporte público, la jornada se volvió  el ‘agosto’ de los taxistas y el mejor día para sacar la moto. Si quienes dejan su vehículo en casa por un día encuentran múltiples dificultades para movilizarse en transporte público es probable que no cambien sus hábitos y el usuario frecuente de transporte público desde temprano solo piensa en las aglomeraciones, retrasos y problemas que debe afrontar.

Es tiempo de recuperar el sentido del Día sin Carro, mejorando la experiencia de movilidad de la ciudadanía y demostrando que hay vida más allá del panorámico del auto particular.

Cómo puede mejorar el Día sin Carro

  • Empezar por uno mismo: Si tu primera alternativa es llamar un taxi, no estás generando un cambio. Usa la bicicleta o sal a caminar, son las mejores alternativas para esta jornada, ahorrarás dinero, emisiones y combustible ¿es tu primera vez? sigue estos consejos para empezar a moverte en bicicleta.
  • Incentivar a la ciudadanía: Hay que sumar esfuerzos para mejorar la movilidad de los ciclistas durante la jornada. Afortunadamente desde el año pasado la Alcaldía ha vuelto a habilitar tramos de ciclovía complementando la red de ciclorrutas, además de la instalación de puntos de hidratación y caravanas para llegar a diversos puntos de la ciudad.
  • Participación activa: La iniciativa privada y la acción colectiva también son importantes para que este día no pase desapercibido, premiar a quienes van en bici, habilitar parqueaderos y ofrecer refrigerios son acciones que motivan a las personas a participar en estas jornadas.
  • Transporte público limpio y eficiente: Mientras el servicio no mejore, para sus usuarios no será atractivo, hay que acelerar la implementación del SITP y así sacar de circulación aquellos ‘buses chimeneas’; Transmilenio debe prestar un mejor servicio, ya que abusan del concepto de ‘transporte masivo’ para embutir a los usuarios. Hay que incentivar las tecnologías limpias ya que aunque el transporte público mueve a más ciudadanos, es también el que más contamina.
  • Incluir a las motos en la restricción: Con el creciente índice de motos en circulación, es tiempo de dividirlas en utilitarias y particulares, así como ocurre hoy en día con los vehículos (placas amarillas y blancas), así se podrían incluir a las motocicletas particulares en la restricción, ya que estos vehículos también contaminan la ciudad.
  • Mejorar la infraestructura para bicicletas: Sí queremos ver a los bogotanos usando medios alternativos de transporte hay que facilitarles la vida, sin nuevos bici carriles, sitios de parqueo, seguridad y cultura es difícil que ellos cambien el auto por la bici.

No se necesitarían más días sin carro si con uno solo motivamos a las personas a mejorar sus hábitos de movilidad, por una mejor ciudad para todos.

Comentarios