BLOGS Cultura

21
09
2012
diegoleandro73

Alejandra Parra o la claridad para percibir el dolor del otro.

Por: Diego Leandro Marín Ossa

En una ciudad del Eje cafetero nació Alejandra. Era el año de 1978 cuando su familia encabezada por una paisa proveniente de San Miguel Antioquia y un tolimense del Líbano la vio nacer en Pereira. Sus recuerdos de niñez están enmarcados por el juego con muchos hermanos y los continuos cambios de vivienda que los obligó a desplazarse entre Antioquia, Caldas y Risaralda, de lo que queda una memoria que habita en ella.

Alejandra Parra, actriz colombiana radicada en París.
Alejandra Parra, actriz colombiana radicada en París.

El contacto con su abuela fue definitivo: ella le contaba historias fantásticas, algunas ancladas en la realidad, en las que emergían el miedo, la muerte y la violencia, lo que llenó sus imaginarios que de alguna manera se han reflejado en sus búsquedas estéticas a lo largo de su vida.

Como a muchos les ocurre con frecuencia en la infancia, el gusto por la representación la fue acercando a las dimensiones dramáticas de la sociedad colombiana. Es así que en sus primeros años de vida utilizó la representación para escapar de realidades que una niña no entiende a su edad, y así encontró otras realidades en las que era ama y dueña de la historia, lo que persiste hoy en día a través de un imaginario que ha evolucionado en su profesión como actriz, directora y gestora cultural.

Ese universo infantil aún alimenta su sensibilidad teatral. Será por ello que la acompaña una imagen que proviene de sus sueños, en los que ha visto a su abuela sobre una carroza llena de flores.

Polo N

Sus bases están en Colombia

Uno de los grandes aportes del teatro colombiano al escenario del mundo es sin duda el método de la creación colectiva, y Alejandra valora esta herencia que ha recibido desde que comenzó a estudiar a mediados de los años noventa en la EPA (Escuela Popular de Artes) de Risaralda. Y desde ese saber adquirido dice que el hecho de reunirse con varias personas a experimentar y encontrar pretextos de puesta en escena en ideas, palabras y objetos, es significativo en la medida que el trabajo de crear se desarrolla a partir de elementos rudimentarios, casi de la nada.

Su partida a Francia se da a los quince años más por una necesidad emocional que formativa o estética, y en efecto la sociedad colombiana de los años noventa influyó en su decisión, más aún cuando percibía el dolor de quienes la rodeaban, lo que le ocasionaba sufrimiento.

El cambio de lugar le ayudaría a respirar un ambiente diferente, y con el tiempo tomaría decisiones con relación a su formación profesional en el teatro, más aún al estar lejos de un entorno que la oprimía.

Aunque el primer año lo dedicó a estudiar el idioma francés y a la rumba, dos sentimientos encontrados la invadieron: el nuevo aire que respiraba con gratitud y la añoranza de muchos amigos que quedaron en Colombia.

Luego de estos años observa que en su país ocurren cosas muy interesantes en el plano cultural, lo que la estimula a construir propuestas para traerlas y compartirlas, mientras que en lo social ve ciudades más pobres, en las que se ha vuelto cotidiano que la gente se pregunte ¿qué vamos a comer mañana?, y eso le preocupa.

3femmes02

Su formación en Francia y en España

Alejandra cuenta que cuando se marchó de Pereira llevaba la idea secreta de estudiar teatro y por ello presentó pruebas en tres Escuelas. Entonces al aprobar los exámenes eligió una de ellas para iniciar su carrera al tiempo que trabajaba para pagar sus gastos.

Estudió en Poitiers entre 1996 y 1997, luego en la escuela Cours d’Art Dramatique Florent – Paris para obtener su diploma en el año 2004, y en Madrid en la Escuela Fundación Shakespeare durante los años 2000 y 2001. Cuando culminó sus estudios creó una compañía de teatro con una de sus compañeras de escuela.

En el trayecto de su carrera afrontó dificultades, entre otras el aprendizaje de la lengua ya que el francés que aprendió antes de viajara a Francia, aún era rudimentario para la exigencia que implica participar de las audiciones y las puestas en escena, razón por la que en primera instancia dirigió y no actuó. Y más bien se preparó en la oralización del idioma con el objetivo de participar en proyectos escénicos. Esta exigencia sumada a la búsqueda de fondos le ha enseñado que para vencer las dificultades es preciso hacerse a una disciplina, establecer contactos, y ver teatro de los colegas que en su momento harán lo mismo con relación a las obras en las que ella participa.

En el proceso formativo Alejandra Parra hizo una adaptación de Los funerales de la mama grande de Gabriel García Márquez, la cual fue bien recibida por el público, que ella ha cultivado al punto que esas personas siguen asistiendo a las obras en las que participa como actriz o directora. De Enrique Buenaventura montó La Orgía, y una obra que aborda el conflicto armado en Nicaragua en los años ochenta.

Alejandra Parra y Konstantina Samouilidis en 4:48 Psicosis de Sarah Kane.
Alejandra Parra y Konstantina Samouilidis en 4:48 Psicosis de Sarah Kane.

Retorno a Colombia

Regresar a su país es encontrarse otra vez con las bases de su formación teatral, con la familia y con los amigos, es la oportunidad de mostrarle al público lo que hace hoy en día gracias al conocimiento adquirido en estos años de carrera. Y dice que es entrañable presentarse en su tierra en medio del intercambio y de la búsqueda en que se encuentra.

Aunque sigue viviendo en Francia y gestionando proyectos a lo largo y ancho de Europa, tiene previsto arribar a Colombia en el año 2013 con la obra 4:48 Psicosis de la dramaturga inglesa Sarah Kane, quien tras suicidarse en 1999 dejó al menos cinco textos en los que aborda temas muy duros con respecto a diferentes formas de violencia familiar y sexual, además de contenidos sobre la guerra y la soledad.

En efecto 4:48 Psicosis ubica un personaje al límite del suicidio y la forma en que Alejandra y Konstantina (otra actriz que la acompaña) trabajan la puesta en escena, es representando el inconsciente y el subconsciente de dicho personaje, como si se tratara de dos fuerzas o polos del mismo ser, de la misma totalidad. Estas fuerzas antagónicas habitan en la cabeza del personaje y expresan sus histerias, alegrías, dudas, miedos y sobre todo su soledad interna que se hace manifiesta en el rico y complejo lenguaje de la escena.

Y es que Alejandra se encuentra atraída por la obra de la dramaturga inglesa, puesto que la escritora poseía una enorme sensibilidad para percibir el dolor del otro, un universo estético que se encuentra con esas imágenes de niñez que esta actriz preserva, y que hace que estas dos mujeres se enfrenten en la escena, para transmitir esa claridad con la que ven la pobreza exterior de los personajes y los seres humanos a través de la obra.

A la fecha 4:48 lleva tres representaciones en sala, y ocho en espacios no convencionales y como performace. La obra estará en Colombia el próximo año gracias a las gestiones que Alejandra Parra adelanta con la Alianza Colombo Francesa, la Sala Seki Sano y otras instituciones que apoyarán su gira. ¿Qué viene en camino?, la puesta en escena de María Magdalena o la salvación de Marguerite Yourcenar, que de entrada augura muchas sorpresas.

Categoria: General

TAGS:

27

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
27

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Opinión por:

macondopink

21 septiembre 2012 a las 13:30
  

Es maravilloso ver como las realides por sí solas no existen; son el producto de nuestros sueños…La palabra generosidad, queda corta para dimensionar a la actriz y a la persona. Gracias por regalarnos sus emociones a flor de piel!!!

Opinión por:

manolito3435

22 septiembre 2012 a las 22:52
  

Es emocionante conocer esas partes frágiles del ser humano, descubrir nuestra propia naturaleza, la cual está marcada por los más profundos deseos de nuestro ser. Deseos que van más allá de la realidad y que se transforman significativamente en el subconsciente mediante la invocación de un alma sedienta de expresión.
Alejandra es el símbolo de la expresión humana desde todas sus proyecciones. El dolor, la angustia, la desesperación y el miedo como creadores de una depresión aguda que no busca más que la consumación de un ser, son oprimidos por la virtud de la esperanza, la cual es visible en la obra en todo momento.
Es una esperanza oculta, que no sale a la luz exterior, se queda en el alma de su creador, la cual actua como fuente de respuestas a lo desconocido.

Opinión por:

angela 3435

23 septiembre 2012 a las 14:33
  

pienso que el teatro es una forma de expresar todos nuestros sentiminentos como tristeza, alegria, odio, dolor, temor pero lo màs importante es que es una forma de mostrarle a los demas una refracciones de todas las circunstancias por las que una persona pude estar pasando, pero que en su vida cotidiana puede ocultar.
la obra presentada fue muy interesante nos muestra verdades que quizàs muchos desconocen y este medio nos brinda la oportunidad de entender todos estos problemas que una persona puede tener en su corazòn, por esto la mejor para mantener sanos mentalmente es vivir en armonia y felicidad con nostros mismos y las demas personas que nos rodean. finalmente felicitaciones a la actriz por su buena representaciòn en la obra 4:48.

Opinión por:

soluis

23 septiembre 2012 a las 18:37
  

El cuerpo es lo más hermoso que existe en la superficie de la tierra, es un traje sagrado que debe ser tratado con alegría y con miedo también, es en realidad asombrosa la manera como Alejandra lo usa en la obra 4:48. Nos confirma que cada una de sus partes dan sentido a nuestra existencia, porque en esta obra sin tener que apelar en su totalidad al lenguaje nos muestra lo que siente y esta viviendo en ese momento;nos muestra que definitivamente el teatro es uno de los más expresivos y útiles instrumentos que hacen de nuestra existencia rica en sus partes. Felicitaciones Alejandra que Dios la colme de muchas bendiciones y le permita seguir invadiendo nuestras vidas de aquel teatro con alas que nos permite viajar en nuestro mundo interno. Éxitos.

Opinión por:

vivianam07

24 septiembre 2012 a las 14:08
  

Termina por ser infinitamente comprensible y admirable, como un proceso de formación personal, crece y se convierte en una “estrategia” de vida, que después emerge para hacerse un campo en el mundo. Es hermoso un proceso que inicia con las mejores esperanzas, continúa con trabajo honesto y termina con mejores caminos.

Opinión por:

javih

24 septiembre 2012 a las 20:28
  

Recordar qeu nos comunicamos no sólo con la semántica de cada palabra sino con el rostro, los movimientos, el tono de voz… La importancia de la comunicaión no verbal se pone en evidencia con el teatro con una obra como 4:48 Psicosis. Atrás quedaron las máscaras del teatro griego y ahora Europa nos musetra la representacióndel dolor y la deseperación a través del universo infinito de la quinésica sobre las tablas.

Opinión por:

lucita reyes

24 septiembre 2012 a las 23:37
  

Mediante el monólogo 4:48 Alejandra me trasmite los deseos, emociones, sufrimientos y necesidades que se sienten en determinadas situaciones, y no precisamente mediante un discurso, si no utilizando el recurso más valioso, su cuerpo, el movimiento de brazos, su expresión facial, entre otros. ella toma tan bien su papel que nos dejamos seducir por su acto, por su mirada y terminamos convencidos que lo que esta pasando es una realidad, que pasa en ese preciso momento, que ese grado de desesperación, locura, soledad y demencia la estamos presenciando frente a nuestros ojos. Excelente trabajo

Opinión por:

clauorozco

25 septiembre 2012 a las 10:43
  

La ESENCIA es lo que nos diferencia en todo el sentido de la palabra y al leer este artículo se puede apreciar como se mezcla la esencia, lo innato y lo empírico en una mujer con la tenacidad y el profesionalismo de muchos años de preparación que conllevan al crecimiento cognitivo y espiritual. Es este sumario de superación de obstáculos que aqui se relatan y que supongo que hay muchos más que habitan en los recuerdos de Alejandra que la han llevado a tan asombrosa evolución, pero lo más maravilloso es que este ascenso no es solo como individuo sino que tiene un compromiso como con los demás y comparte toda su naturaleza trayéndola a la tierra que la vio nacer, que le dio en sus bases las semillas por el amor al arte, permitiendole ver la realidad y transmitirla en sus propuesta escénicas

Opinión por:

lauramotato

25 septiembre 2012 a las 10:51
  

yo, en principio alabando su buen francés y esos ojos que sin mas se trasforman, mas que decir cualquier cosa sobre su infancia, su recorrido o su carrera, quiero decir bravo, sí eso, pues aunque, tan solo tuve la oportunidad de apreciar dos pequeños fragmentos en un perfomance en ocasiones parasitado por fotógrafos que llegaron a consumirse como parte de la escena, pero que aun así fueron obstáculo para la vista de muchos y al final para la mía también, debo aceptar con gusto que nada fue mas interesante que su esplendida mirada, un transmisor sin escrúpulos de un sentir tan vivido que lo creí mío, su mirada, encuelve, ata, no desampara ni un instante tanto como para evadir el contexto de un publico olvidado por la sombras con grandes camaras y reflectores segadores, yo, en lo personal…

Opinión por:

lauramotato

25 septiembre 2012 a las 10:54
  

…olvide el contexto, me volvi ojos invisibles que flotaban a su alrededor, que palidecían en sombras ante cada flash pero que no quitaban la mirada de su rostro que tantos sentimientos me causo, o sus brazos y piernas con danzas incesante que trasmitían un desespero si igual, inentendible al son de un frances que sonaba en mi mente a retazos y que relamente no me esforzaba en entender dado que mi formacion no lo alcanza pero mi alma y penas si.

Opinión por:

lauramotato

25 septiembre 2012 a las 10:59
  

Tambien quiero decir, que estaba maravillada en su transformacion de luz a sombra, y de sombra a humana al terminar la sección, no podía creer como mi mente no lograba entender aquello como actuacion y mi enterior se sentia desesperado en sintonia con lo que veia, sentia pena por su pobre alma. Al final repito !bravo! por esos ojos maniacos, por esa mirada dulzona y firme en ocasiones, por esas sonrisas cambiantes y esos ojos y ese cuerpo que danzaban en mi mente en mares de sentires que senti como pripios, que vivi y llore internamente. felicitaciones y gracias por ese tiempo rebosante de sensaciones dolorosas, fugaces e inexpresables con tan solo palabras, agradesco a tus ojos y a cada diminuta expresion resultado quizas de un largo proceso y un infancia revuelta, en fin maravillosa. :D

Opinión por:

bladimir1230

25 septiembre 2012 a las 11:24
  

El teatro siempre ha hecho de los seres humanos el reflejo de uan realidad crítica, que hace confrontarnos cara a cara con nuestra propia manera de pensar y de vivir, hasta hacernos ver lo indiferente que ha sido la humanidad frente a la cantidad de problemas sociales a los cuales a los cuales nos hemos hecho unos ignorantes. Al entrar en contacto con la obra 4:48 Psicosis, me doy cuenta de la cantidad de problemas sociales y sufrimientos que puede vivir una persona “en especial una mujer”, pero, lo más emocionante es cómo puede alejandra inyectar en los espectadores las cantidades de sensaciones y sentimientos, pareciere que los espectadores al narrar lo hechos hubiesen vivido tal sufrimiento y dolor que expresaba la puesta en escena.
Alenadra: Exitos y empieza a recoger los frutos.

Opinión por:

gato4518

25 septiembre 2012 a las 11:38
  

¡Que bueno! Para todos tener la oportunidad en el 2013, de poder observar puestas en escena tan maravillosas como 4:48. Tuve la oportunidad de observar a una Alejandra, que encarna a un personaje que consigue cuativarnos, que con sus ojos nos atrapa, que su dolor nos traspaza, tanto así que llegué al punto se sentír desasociego, me sentí impotente al no poder ayudarle. Aun ahora escribiendo estas lineas recuerdo su mirada, el movimiento de su cuerpo y como todo fue predispuesto para lograr un resultado perfecto. Es increible como pudo llegar a ser algo tan viceral.

Opinión por:

anmavargas

27 septiembre 2012 a las 16:44
  

4:48 Psicosis, trae a colación mediante el teatro, las diversas formas de comunicación que posee el ser humano al encontrarse sumergido en contextos que exigen la inmediatez de la palabra y la expresión corporal. La búsqueda de la realidad, y de una posible evasión a la situación capitalista y consumista, se ha convertido en los últimos tiempos, en la única manera de escabullirse de una sociedad que nos atrapa con sus fantasías, pero que a la vez, nos oprime con sus exigencias moralistas, sociales, convencionales, religiosas, culturales y económicas, sin dejar de lado el paradigma “tiempo”, como sinónimo de suicidio.

Ana María Vargas Hernández

Opinión por:

anmavargas

27 septiembre 2012 a las 17:05
  

Por otro lado, hago homenaje a Alejandra Parra, primero por ser mujer, y segundo, por el papel con el que nos está representando en una sociedad que se encuentra en la búsqueda constante de humanizar. Y es que la paradoja tiempo-libertad y educación, nos enseña que las diferentes acepciones del mundo contemporáneo nos exponen directamente a realidades artificiales que no aluden a ningún tipo de desarrollo, o por lo menos, no como debería.

Desde mi casa,donde estoy escribiendo en éste momento, hago reverencia a una mujer que expone su nombre en boca del mundo, que se interesa por interpretar la realidad del otro, y que acude a el arte como expresión innata del ser humano para recordarnos quienes somos, y en qué nos hemos convertido.

Ana María Vargas Hernández

Opinión por:

leorrego

27 septiembre 2012 a las 17:53
  

al momento de escribir esta opinión me quedaba sin palabras para describir con otras palabras diferentes a la de ustedes respecto a lo que yo sentí con el monologo que nos presento esta maravillosa actriz.
definitivamente saber que este pais cuenta con personajes tan grandes como lo es Alejandra es encantador, a ella solo le doy las gracias por haberme permitido observarla y mostrarme tanto con su impactante mirada, que por cierto nos dejo anonadados con sus ojos grandes y reveladores, además de su cuerpo que nos mostraba un desespero, unas ganas de salir y gritar lo que el personaje vivía, una verdad que llegaba a cada uno de nosotros quienes encantados de asombro, pero a la vez desesperados queríamos ayudar al personaje a responder cada uno de los cuestionamientos que este nos hacia..

Opinión por:

erik230788

27 septiembre 2012 a las 17:57
  

Quiero empezar diciendo que Alejándra es una persona que atrapa a su publico, hace que sus espectadores tengan su mirada fija frente a ella y a lo que hace. Es sorprendente como solo las miradas hablan por si solas pidiendo ayuda frente a una realidad que atormenta a una humanidad en especial al genero femenino. las palabras simplemente sobran y esta confirmado en su gran obra 4:48, donde se refleja dolor, desesperación, angustia, un alma que grita ya no mas, un alma perdida y cansada.
Alejandra excelente actriz, maravilloso que existan personas que puedan transmitir estos mensajes, y le aporten al mundo tan valioso y admirado trabajo como lo es 4:48

Opinión por:

jenny cano

27 septiembre 2012 a las 18:56
  

El teatro es algo muy importante, ya que en el se pueden expresar muchos sentimientos y desahogos en la vida personal de cada individuo.
Me gustó mucho la parte del monologo porque se sintió esa realidad y que a pesar de que estaba tan concentrada por un momento pensé que el señor de la silla de ruedas hacia parte del teatro y me dije ¿en que parte va a entrar?… y después saber que era el profesor…

Opinión por:

jsquinchia

27 septiembre 2012 a las 19:09
  

Es indudable que la preparación humana y académica que un artista tiene que ser muy minuciosa para lograr logros inminentes que marquen a un público; sin duda al encontrarnos con personas productoras de sensaciones y emociones como lo fue esta intérprete en su monólogo 4:48 psicosis, me permitió reflexionar en el dilema filosófico que trata si el artista nace o se crea, ya que este pequeño acercamiento a lo que va hacer esta obra logró en mi, cuestionar cuánto o qué conozco de mi mente y mis emociones y ante todo me llevo a un mundo que hoy día es incomprendido como lo es el ser interior.

Opinión por:

andrea e tamayo s

27 septiembre 2012 a las 23:16
  

Es indescriptible la forma como Alejandra trasmite cada una de las sensaciones y sentimientos encontrados en el monologo. Fue una experiencia realmente alucinante tener el privilegio de poder ver en escena a esta gran actriz, puedo decir que cada momento, cada puesta en escena estuve totalmente conectada no hubo momento que no lo hiciera. Alejandra logra que sus espectadores se conecten tanto en cada escena que logra que nosotros como espectadores sintamos a través de ella lo que el personaje siente. Aunque el monologo era francés, no fue necesario entender a la perfección lo que decía, pues su mirada, su expresión corporal fue más que suficiente para trasmitir tantas emociones y situación que hacen del monologo y de la actriz algo maravilloso.

Opinión por:

anderkudo

2 octubre 2012 a las 14:18
  

los que tuvimos el honor de verla en una de sus actuaciones, observamos lo maravilloso de sus expresiones, como nos transmite un millon de pensamientos con su cara, con sus gestos, la transformaciones de personajes a personajes, como logramos en momentos sentir miedo, suspenso, alegria, en mi caso logro contarme una historia en la que me vi envuelto en una gran cantidad de momentos, que me transforman de un momento a otro.

Opinión por:

griss griiss

21 febrero 2013 a las 14:12
  

Excelente reportaje.

At:: Camilo Beltrán.

Opinión por:

griss griiss

21 febrero 2013 a las 14:13
  

Muy buen reportaje, es interesante descubrir y resaltar el talento desde lo artístico.

Opinión por:

seb@x28

21 febrero 2013 a las 20:28
  

Definitivamente hacer una vida fuera de su patria se convierte al principio en un calvario pero afortunadamente la perseverancia logra sus frutos. Por supuesto esa transmisión de sentimientos que hace Alejandra es fabulosa.

Opinión por:

edwin g.g.

22 febrero 2013 a las 11:55
  

Por medio de este reportaje conozco a un ser maravilloso; es sin duda un logro noble, deseable y necesario. Lo mejor de todo, se hace con palabras. A pesar de mi ignorancia respecto a la obra de la artista Alejandra Parra, puedo decir que, es una mujer que se ha adueñado de las posibilidades. Me encanta una concepción que he observado en La nausea, de Sartre, esta es la afirmación que dice: “pero la música no existe”, y quiero decir lo mismo en cuanto a la obra de Alejandra, con esto, en mí parecer, se le da la máxima expresión al arte, nos dice el protagonista de dicha novela, “Todo lo que existe nace sin razón, se prolonga por debilidad y muere por casualidad.” De manera que, si no le brindamos la existencia a la obra de Alejandra Parra, es para afirmar su razón, su fortaleza, finalidad.

Opinión por:

edwin g.g.

22 febrero 2013 a las 12:12
  

Por medio de este reportaje conozco a un ser maravilloso; es sin duda un logro noble, deseable y necesario. Lo mejor de todo, se hace con palabras. A pesar de mí ignorancia respecto a la obra de la artista Alejandra Parra, puedo decir que es una mujer que se ha adueñado de las posibilidades. Me encanta una concepción de La nausea, de Sartre, esta es la siguiente afirmación: “la música no existe”, quiero decir lo mismo de la obra de Alejandra, con esto en mí parecer, se reconoce la grandeza del arte, dice Roquentin, “Todo lo que existe nace sin razón, se prolonga por debilidad y muere por casualidad.” De manera que, la no-existencia de la obra de Alejandra es para resaltar, su razón, su fortaleza, y su finalidad.

Opinión por:

susana ospina r

23 febrero 2013 a las 12:44
  

Mas que deslumbrarse ante la belleza que refleja un rostro inocente, una mirada cándida o unos labios apetitosos, está entre los seres humanos que admiramos el arte, la necesidad de otear más allá de un exterior que para muchos resulta pronosticado. Queda claro que Alejandra Parra, no escatima esfuerzos para que lo que la hace exitosa vaya más allá de lo que sus facciones revelan, es sin duda el teatro, lo que ofrece esta maravillosa posibilidad de reverdecer lo que su memoria hospeda. La capacidad de exteriorizar los sentimientos que la experiencia evoca, hacen parte del talento que la escoltan. Conocer la historia que reside en la vida de una artista como ella, explica y evidencia la posibilidad que cada individuo tiene para gestar pese a las contrariedades a las que la vida expone.

Buscar en este blog

Categorías

Tags

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.