BLOGS Actualidad

23
09
2012
yoligrilla

¿Reforestar en lugar de conservar?

Por: Yolima Vargas Garzón @yoligrilla

Mientras los ciudadanos vemos impotentes cómo el gobierno del presidente Santos entrega a las industrias nacionales y multinacionales, la explotación de ecosistemas únicos en el mundo, reguladores del clima global, conservados, megadiversos, exuberantes y muchos de ellos hogar de indígenas y campesinos, el nuevo Ministro de Ambiente Juan Gabriel Uribe comunica la inversión de 1.5 billones de pesos en procesos de reforestación para atenuar los estragos de la guerra (Reforestar zonas destruidas por guerra y narcotráfico vale 1.5 billones: Minambiente).

La política ambiental del Ministerio de Ambiente no se basa en los estudios biológicos que alertan de las graves consecuencias de explotar ecosistemas conservados. La presión que se ejerce desde presidencia orienta las políticas ambientales de Colombia desde el concepto de desarrollo basado en el crecimiento económico, muy criticados desde la ecología, pues el crecimiento perpetuo implica el gasto perpetuo, que agota los recursos no renovables (como oro o petróleo) y supera la capacidad de producción natural de recursos renovables (madera, suelo, agua, comida) de los ecosistemas.

La idea de desarrollo basada en el crecimiento económico perpetuo impide clasificar los recursos como renovables o no renovables. Todos pasan a ser no renovables, todos pueden agotarse hasta desaparecer, incluso el agua.

¿Dinero para reforestar mientras arrasamos ecosistemas conservados para monocultivos, ganadería, minería, hidroeléctricas o turismo? La reforestación es un asunto de orden económico que muy poco contribuye con la conservación de los ecosistemas y lejos de solucionar el deterioro ambiental, se perfila más como un negocio para obtención de madera.

No existe ninguna metodología inventada por la humanidad para recuperar las condiciones originales y eficiencia de un ecosistema tropical primario. Para que un bosque o selva después de intervenidos empiecen a recuperarse, es necesario un proceso de varias décadas e incluso siglos, que no garantiza regresar a las condiciones originales. Ni qué decir después de talado.

Los bosques y selvas tropicales de Colombia, son más que muchos árboles. El trópico se caracteriza por una alta diversidad de ecosistemas, y dentro de cada ecosistema una alta diversidad de flora y fauna con características biogeográficas muy particulares. Gracias al esfuerzo de los científicos colombianos hoy podemos entender un poco más las dinámicas de nuestra naturaleza, pero los avances son tan lentos como el bajo presupuesto que la nación invierte en la investigación.

En nombre del desarrollo arrasamos ecosistemas sin siquiera saber cómo funcionan, o su importancia en las dinámicas y ciclos naturales locales y mundiales.

La reforestación restituye en el mediano plazo árboles pero no ecosistemas.

¿Qué biólogo en sus cabales podría oponerse a políticas que promuevan la salud medio ambiental? Que no haya cabida a malinterpretaciones, lo que sucede es que el anuncio del Ministro Uribe genera desconfianza y deja muchas dudas.

¿Por qué gastar dinero en reforestación en lugar de invertir en el estudio, investigación y conservación de ecosistemas que ahora mismo se encuentran amenazados? ¿Por qué no invertir dinero en el sistema de Parques Naturales Nacionales que hoy sobrevive con uno de los presupuestos más bajos de la nación? ¿Por qué no iniciar planes de expropiación de las propiedades privadas dentro de los Parques Naturales Nacionales que están generando impactos ambientales, como es el caso del Tayrona? ¿Por qué no iniciar procesos para incluir en el sistema de Parques Naturales Nacionales territorios baldíos* con ecosistemas muy conservados?

No conservar los ecosistemas conservados tendrá consecuencias sociales, económicas y naturales de mayor impacto, que las ganancias de su explotación a corto plazo.

Es mezquino que una generación quiera tomar todo, ignorando y arrasando el porvenir de sus hijos y nietos.

* Como ejemplo la Cuenca Alta del Río Mocoa, hoy amenazada por la minería debido a su riqueza de cobre y molibdeno)

Recursos

Un árbol no siempre es más agua

Categoria: Política ambiental

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...
0

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.