BLOGS Deportes

04
11
2012
Juan Diego Ramírez

Nadal no nació para el tenis pero no le importó

Por: Juan Diego Ramírez

Se parece a una flor que no fue destinada para crecer en un jardín o en la hacienda El Paraíso de Efraín y María. Su naturaleza es habitar los fangos y florecer allí como metáfora sobre derrotar la adversidad. Rafael Nadal representa ese ser vivo. El español es como el grano de café verde que suelen rechazar por su amargura pero que por condescendencia de una recolectora ocasional terminó mezclado con los rojos maduros y luego en la mejor taza de tinto del mundo. La más exquisita. Él no nació para ser el mejor. Pero sus artes de combatiente doblegaron al destino.

nadal

La condición de indomable alcanzaría su tope hasta los circuitos juveniles pero sus facultades naturales sólo le hubiesen permitido ocupar un digno Top-100 en la ATP. La transición de júnior a profesional (a los 14 años) trajo consigo un cambio de técnica y una altísima dosis de preparación física que sobreexcedió la resistencia de su cuerpo. Por eso las lesiones serían sus verdugos por siempre. La tendinitis que le cerró el camino en 2005 lo acosa ahora con tozudez y amenaza con sacarlo de las pistas definitivamente.  Nadal ha sido víctima de su propio tenis porque se propuso ser el mejor; Roger Federer no lo planeó: todo fue genuino.

El suizo se apuesta en el centro de la cancha, se monta en la bola con un timming perfecto, sube a la red sin despeinarse ni transpirar, cambia de ritmo a su antojo: de top spin a slice, de slice a un golpe macizo. Entre punto y punto camina con la altiveza de un alce, ni en un quinto set abandona su andar de western, su pókerface y el desparpajo de esconder su pelo detrás de las orejas, como quien subestimara el punto siguiente, el de la vida o la muerte. Su cuerpo atlético nunca le envió señales de lesiones graves: su fisiología atlética está diseñada para ser el número uno. Por eso el tipo encuentra aburrido el debate sobre el cambio del calendario y no apoya la moción liderada por el mismo Nadal, que piensa –con razón- que 18 torneos al año anticiparán su jubilación del tenis. Federer se despedirá cuando se le dé la gana.

Pero a veces la perfección aburre. En otras, lo imposible obsesiona. Y Nadal se encaprichó con un destino ajeno: ser el mejor. Y hoy es una antítesis admirable hacia ese camino. Un diestro por naturaleza que gana como zurdo por convicción. ¿A quién se le ocurre jugar con su mano menos hábil y triunfar para contarlo luego? Sólo imagine al periodista Víctor Hugo Morales narrando la jugada del 22 de junio de 1986, el eslalon de Diego Maradona en el segundo gol contra los ingleses pero por derecha: piense que usa su pierna menos hábil como bastión para eludir a Hoddle, Reid, Sansom, Butcher, Fenwick y al portero Shilton. Rafael Nadal hace jugadas de Maradona por partido de tenis y con la mano menos sensible. “¡Genio! ¡Genio! Tá tá tá tá tá…”, entonaría Morales con su voz radial.

Y lo logra con la técnica menos apropiada. Al pegar una derecha realiza un bucle heterodoxo o un semicírculo con la raqueta bastante cerca de su propia cabeza, inclinando además su cuerpo hacia atrás. Es el movimiento que todos en el circuito hacen a la carrera cuando pegan fuera del pasillo de dobles de manera incómoda. Nadal sugiere molestia con cada derecha que termina por encima de su cabeza. Es un mecanismo de defensa, dice su tío Tony. Pareciera que le importa todo menos jugar bonito porque en definitiva no fueron dones naturales sino adquiridos con la perseverancia.

Si Federer disfruta de un repertorio de tiros perfectos, Nadal juega con el corazón más grande del circuito. Si fuera un boxeador noquearía con jabs desde el piso. Si protagonizara una película de vaqueros, con el pecho le devolvería la bala a su gatillero verdugo. Nadal no entrega un punto sin pensar en las consecuencias físicas de su cuerpo: en todos los partidos camina sobre el hilo del cuchillo, por eso es una víctima de su tenis. De ahí sus calambres en ruedas de prensa, un tobillo que sólo sirve para acostumbrarse a vivir con dolor, las manos atestadas de ampollas desagradables, su aspecto eterno de luchador sufrido.

Se impuso en luchas contra su cuerpo, como cuando ganó este año Roland Garros con una molestia en el tendón rotuliano de la rodilla izquierda. Pero ahora sufre en la batalla final contra sus dolores. El síndrome de Hoffa (inflamación en su rodilla) lo obligó a ausentarse en los Olímpicos de Londres 2012, en Toronto, Cincinnati y el Abierto de Estados Unidos. Su cuerpo se está quedando de piedra estragado por viejas lesiones, como una fisura en el codo derecho al caerse en 2003, fisura de escafoides en el pie izquierdo en 2004, la aparición de la tendinitis en las rodillas y lesión en un pequeño hueso del pie izquierdo en 2005 por la que pensó en dedicarse al golf, problemas de espalda en 2006, calambres en su brazo izquierdo en 2007, lesiones prolongadas en las rodillas que han obligado retiros y recuperaciones forzadas. Su cuerpo exige descanso del tenis para siempre. Pero el tenis lo extrañará.

Y sí, el hombre tiene detractores. Los románticos lo juzgan por su estilo mecánico. Los amantes de la estética discrepaban acerca de sus bermudas y ahora simplemente por halar sus calzoncillos antes de un punto. Los admiradores del juego fino (como el de Guillermo Coria) extrañan en él una mano dúctil para volear o intentar un drop. Yo lo detesto porque mi jefe bien podría donar su rodilla izquierda si eso sirviera para que Nadal pudiera seguir jugando. Pero tras esta reflexión empiezo a entenderla. Y entonces, sin caer en una apología sino más bien apelando a un ejercicio de tolerancia, concluyo editando un aparte del texto del escritor argentino Martín Caparrós sobre Martín Palermo: Es fácil triunfar siendo Federer; lo difícil, lo meritorio, lo increíble, es ganar siendo Nadal. Nadal es un canto de esperanza, el estandarte del que triunfó a pesar de mil obstáculos. La demostración de que la perseverancia alcanza todo.

Categoria: Opinión

9

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
9

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Opinión por:

leonardo9090

4 noviembre 2012 a las 20:22
  

Juan Diego Ramirez:
Con todo respeto que se merece, creo que lo que plasma en este articulo raya en lo estúpido y no por el hecho que Rafa no sea lo que se ha labrado como un gran deportista y claramente, como uno de los mejores tenistas que han surgido a lo largo de la historia. Soy un admirador de Roger y desde que empezaron las confrontaciones entre ellos dos, siempre he odiado a Rafa, pero ese no es el caso, todos en el circuito tienen un gran respeto por él y obviamente también tiene sus admiradores. Pero me parece bastante arrogante o sea cual sea la palabra, que esté desmeritando la labor que realiza Roger, porque así como Rafa juega con el corazón, Roger también lo hace, porque en ningún momento para Roger ganar es fácil y si Rafa no puede con el calendario es algo que sabía…

Opinión por:

leonardo9090

4 noviembre 2012 a las 20:27
  

… y si Rafa no puede con el calendario es algo que sabía desde el primer momento en que quiso ser profesional. Obviamente a Roger las cosas se le facilitaron, pero algo que se ha evidenciado especialmente en los últimos años es q Roger Federer es el tenista con más corazón en el circuito, luego de verse viejo y perdiendo generalmente con muchos rivales que antes les ganaba con facilidad, sacó fuerzas y una mentalidad de ganador, y le metió el corazón necesario para volver a la cima a pesar de muchas cosas.
Así que por favor, cuando diga que para Roger Federer todo es fácil, mida sus palabras, porque claramente no todas las personas van a tener las mismos problemas. Es una lástima que Rafa no esté bien porque creo q el duelo entre ellos dos siempre será recordado como uno de los mejores

Opinión por:

arfax1939

6 noviembre 2012 a las 10:52
  

Nadal vaya donde el medico,porque parece que tuviera hemorroides…

Opinión por:

arfax1939

6 noviembre 2012 a las 10:53
  

hemorroides o amibiasis..

Opinión por:

hhpresidente

6 noviembre 2012 a las 12:31
  

los maestros tienen la virtud hacer ver facil lo que realmente requiere una alta dosis de trabajo y talento. Uno no puede decir que llevar el balón al pie es facil porque Messi lo hace ver así, o que acertar a un hoyo a 40 yardas lo es porque Tiger acierta o que tirar un tiro paralelo con el reves sin despeinarse, como lo hace Roger, es algo que carece de merito, porque se tiene talento. Es un total despropósito decir que triunfar siendo Roger es facil, ¿acaso Roger Federer no tiene que entrenar?, ¿o Federer no se tiene que esforzar para ganar los partidos?, ¿acaso el resto de tenistas no hacen su mejor esfuerzo precismante para superar al mejor?. Un novel dijo alguna vez “que cuando la inspiración llegue me encuentre trabajando”, Al talento hay que sumarle trabajo, no basta con el corazón

Opinión por:

pensamiento_libre

6 noviembre 2012 a las 19:42
  

Particularmente estoy muy de acuerdo con el articulo. practico tenis hace un buen tiempo y aunque soy un eterno admirador de Roger Federer, la experiencia si me ha enseñado que existen personas a las cuales algunas actividades se les facilitan mas, nos es faltarles al respeto o insinuar que no trabajen duro, es solo que que a otros les demanda mayor esfuerzo adquirir las destrezas que ellos de manera mas natural adquieren. Nadal para mi es una muestra de ello porque su tecnica aunque no es la mejor la compensa con bolas pesadas que incomodan al rival y a parte le tienes que ganar el mismo punto hasta 3 veces porque le llega a cualquier bola. Las lecciones de Rafa se veian venir, pero bueno esperemos se recupere, y tenerlo por mas tiempo porque extraño mucho los duelos con Roger y Novack

Opinión por:

pensamiento_libre

6 noviembre 2012 a las 19:46
  

Y bueno el articulo es una opinion de alguien, puedes estar o no estar de acuerdo y no es necesario escribir y decir que tacha lo estupido, en ultimas Leonardo9090 no creo que seas un guru pues en la materia… tomala suave y simplemente muestre que no estas de acuerdo con base en argumentos y no con agresiones personales como lo haces el resto de tu opinion.

Opinión por:

jeieiaiou

6 noviembre 2012 a las 21:03
  

Bolita:
Me imagino que Luis Kenguan, sabe de estas pilatunas, me interesa conocer las de Meli y Alejandro Londoño

Opinión por:

dalesuarez

9 noviembre 2012 a las 16:12
  

Y si a eso vamos… me parece que David Ferrer es aún más guerrero, tiene incluso menos talento que Nadal y se codea con los grandes por su gran trabajo y voluntad. Una teoría de Rodolfo Llinas dice que genio es aquel a quien no le cuesta trabajo hacer las grande sobras que realice. Creo que tiene mucho de cierto. Mozart, Messi y Federer son muestras de ello. Claro que trabajaron, pero de alguna forma su biotipo les dio destrezas que muchos no tenemos. No se trata de quien es mejor o quien tiene mejores resultados. Tal vez sea algo de envidia. Pero es solo recordarnos que no solo con talento basta, que el trabajo muchas veces supera al talento y que así como Nadal no tenía el talento ni la vocación tradicional si tenía más ganas que cualquiera y quería los títulos más que cualquiera.

Buscar en este blog

Categorías

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.