Cuestión digital

Publicado el Edwin Bohórquez

La tendencia de pagar con tarjeta pero sin contacto

¿Sabía que ya no tiene que poner su clave en el datáfono para pagar la cuenta? Tampoco insertar su plástico en la máquina. ¿De qué se trata? Aquí le contamos.

Edwin Bohórquez Aya / @EdwinBohorquezA

 

Imagine que usted está haciendo una larga fila en el supermercado para pagar la cuenta. Imagine que el señor que está de primero, a punto de digitar la clave, no la recuerda, la trató de adivinar y terminó bloqueando la tarjeta después de poner tres combinaciones distintas. No hay más cajas. No se puede mover de ahí porque llevaba más de media hora comprando, tiene varias cosas en el carrito y en su nevera no hay nada. La gente, como usted, se empieza a desesperar y reclaman, a viva voz, porque nadie aparece para ayudar. Imagine una escena similar en el autoservicio del restaurante, en la tienda de ropa justo en la temporada de compras, en la zona de juegos del centro comercial el domingo o en la estación de servicio cuando está comprando la gasolina del carro.

Puede leer: El supermercado inteligente de Amazon que no necesita cajas para pagar

¿Cómo se podría solucionar este impase, que es más frecuente de lo que parece? Pues la respuesta está en la tecnología. Varias entidades del sistema financiero trajeron al país tarjetas con chip integrado que permite hacer pagos sin contacto. Así como lo lee: sin contacto. Solo necesita acercar su tarjeta débito al datáfono y listo, queda el pago hecho. Sin insertar el plástico, sin digitar claves, sin dudar el número de la clave. Eficiente, simple y sin demoras. “Los pagos sin contacto promueven la rapidez en transacciones simples, la disminución en el tiempo de la fila en el comercio y el mejoramiento de aspectos como la seguridad, ya que la tarjeta no sale de las manos del cliente. En lo corrido del año se han hecho más de 17 millones de transacciones (cifra al 7 de diciembre), a través de los medios de pago del banco que cuentan con la tecnología de pago sin contacto”, explica la organización Bancolombia. “Por ejemplo, un cliente ahora puede salir a trotar sin necesidad de llevar efectivo usando su manilla de pago, una persona puede ir al supermercado y no demorarse en la fila gracias a que paga con una tarjeta débito sin contacto, puede usar el chip en el celular o comprar productos en una feria con solo escanear un código QR. Eso es pensar en la gente y en cómo ponerle el banco al alcance de su mano de forma simple”, describe Juan Gonzalo Tobón, director de transferencia del negocio de pagos del banco.

Puede leer: Alianza de dos grandes para promover el pago sin contacto 

Actualmente en Colombia existen 370.000 puntos de pago en datáfonos, el 80 % de los cuales son terminales de pago aptas para la tecnología de pago sin contacto. El objetivo es que los usuarios conozcan la tecnología y sus bancos actualicen los plásticos. El Banco Caja Social, por ejemplo, envió un mensaje claro a sus usuarios: “Con la intención de promover la renovación de las tarjetas y evitar bloqueos e inconvenientes para los usuarios, el Banco Caja Social hace un llamado a todos sus clientes con cuenta de ahorros o corriente y que tengan asociadas a estas, como medio de manejo, una tarjeta débito con fecha próxima a vencerse o a aquellos que hayan recibido un mensaje de la entidad invitándolos al cambio, para acercarse a cualquiera de sus oficinas en el ámbito nacional y realizar la renovación, sin ningún costo. Solo requieren presentar su cédula”.

Pero a escala internacional, ¿qué pasa en términos de banca digital y cambios culturales a la hora de consumir? De acuerdo con el informe Semana Económica de Asobancaria, Estonia es el caso más representativo de una sociedad verdaderamente digital. “En este país, con 1,3 millones de habitantes, el 99 % de las transacciones bancarias se realizan en línea y la mayoría de operaciones entre los ciudadanos, las empresas y el Estado se llevan a cabo virtualmente”. Y explica que para lograrlo “fue necesario realizar grandes inversiones que garantizaran que toda la población pudiera tener acceso a internet. Tal fue el compromiso de este país que en el año 2000 el Gobierno declaró el acceso a internet como un servicio básico universal y, actualmente, ya cuenta con red Wi-Fi pública en todo el territorio nacional y con el ancho de banda más rápido del mundo”.

En el caso de China, explica Asobancaria, “el volumen de pagos móviles que realizó el gigante asiático en el último trimestre de 2016 fue mayor al número de transacciones globales de una de las dos franquicias de tarjetas más grandes del mundo”. India, por su parte, trabaja en la construcción del ecosistema de pagos digitales con notables esfuerzos para facilitar la relación de los ciudadanos y las empresas con el Estado mediante el gobierno electrónico; uno de los ejes centrales de la estrategia de digitalización.

Los pagos sin contacto
promueven la rapidez en
transacciones simples, la
disminución en el tiempo de
la fila en el comercio y el
mejoramiento de aspectos
como la seguridad.

En Colombia, tanto las manillas de pago sin contacto como las tarjetas con chip están asociadas a la cuenta de ahorros. La ganancia, entonces, está en reducir hasta diez segundos el proceso común de pago en datáfono. ¿Qué otros beneficios se obtienen? Por ejemplo aquellos usuarios que ya pueden pagar los pasajes de los sistemas de transporte masivo en el país. Para el caso del banco más grande del país, Bancolombia, ya se cuenta con 3,5 millones de clientes con esta tecnología y en lo corrido del año los usuarios de estos sistemas de transporte en el país han hecho más de 66 millones de transacciones, al corte del 30 de noviembre, como parte de su cotidianidad. Pero, ¿cómo saber en dónde puede usted hacer pagos sin contacto? De acuerdo con Visa, en los comercios hay un símbolo como este: En el sistema “ya están incluidas cadenas de restaurantes de comida rápida, tiendas de abarrotes, farmacias y más. Para Visa, la seguridad ha sido y continúa siendo una prioridad. Las tarjetas con tecnología chip con antena para pago sin contacto tienen los mismos niveles de seguridad que una tarjeta con tecnología chip”. Y una pregunta final: ¿qué tan cerca debe estar la tarjeta del datáfono para que el pago sea efectivo? Debe estar a una distancia de una a dos pulgadas, que es aproximadamente cuatro centímetros, explica la franquicia.

Asobancaria, en respuesta a El Espectador, explicó que “los pagos sin contacto brindan una forma rápida y conveniente para hacer pagos cotidianos, especialmente en supermercados, restaurantes de comida rápida, estaciones de servicio y transporte público, y están ayudando a los consumidores a transformar su estilo de vida, simplificando sus experiencias de pago, y todo en un par de segundos por cada transacción sin contacto”. Y detalla que entidades como Bancolombia, BBVA, Davivienda, Banco Caja Social y Banco de Bogotá ya cuenta con esta forma de pago, las demás “se encuentran en la implementación de la tecnología”. Aclaran que “las tarjetas con tecnología contactless no tienen un costo adicional para el usuario” y que basta con pedir el plástico y activarlo de acuerdo a las políticas específicas de cada banco”. Con respecto al número de plásticos de tarjeta débito vigentes en el país, a octubre de 2018 existían 29 millones de ellas activas y vigentes, lo cual representó un incremento de 31% en los últimos tres años.

Para más información visita https://www.visa.com.co/pague-con-visa/pagos-sin-contacto/pagos-sin-contacto.html#

Comentarios