Alejandro Pinto

Publicado el Alejandro Pinto

¡Abra cadabra!: desapareció Merlim Nertwork

¡Abra cadabra!: desapareció Merlim Nertwork

En los últimos días estalló en la sede de Magitek en Barranquilla un escándalo de proporciones similares al sucedido con la empresa Me-coin, quien hace unos meses se fue con los capitales de miles de inversores incautos. Ellos confiaban en la idea de tener su dinero en un sistema de networkmarketing del mundo digital.

Colombia en definitiva es un país emprendedor. No gozamos de la mejor economía y el fin de la guerra nos deja grandes retos que asumir. Quizás esa misma realidad hace que seamos capaces de reinventarnos y sobrevivir con tenacidad a realidades que nos aplastan.

Esa es la razón por la que muchas empresas que ponen sus productos mediante modelos de networkmarketing, apuntan a Colombia como un lugar donde pueden tener una gran acogida, trabajando de la mano con networkers reconocidos que hoy por hoy son numerosos en nuestro país.

Magitek es una empresa colombiana con sede en Barranquillla y cámara de comercio vigente en el país. Hace un año largo, la compañía ofrecía un negocio muy particular y novedoso que prometía ser una evolución de las redes de mercadeo.

El asunto era simple: los inversionistas podían comprar a la compañía paquetes de 330, 530 o 930 dólares para así tener acceso a una oficina virtual y a unos juegos a los que debían entrar media hora diaria.

En la parte baja de las aplicaciones aparecía publicidad de empresas reconocidas en el país. Merlim (marca con la que se desarrollaba la “red de mercadeo”) sostenía que la cantidad de descargas de las aplicaciones y el tiempo en que  las personas pasaban viendo publicidad, le daban una sostenibilidad al negocio.

Por hacer esta tarea diaria, la empresa les pagaría a las personas diariamente 4, 6 y 11 USD según su inversión, que tenía una vigencia de 180 días. El dinero, para el caso nacional se podía hacer efectivo de dos maneras:  en Bitcoin, que demoraba una semana en ser consignado a la billetera virtual o por circulación de saldos: esto significa que si una persona tenia por ejemplo 330 dólares de pagos por jugar su media hora diaria, podía abrir una cuenta a otra persona dentro del negocio y el nuevo miembro le pagara directamente con pesos colombianos.

Adicional a eso estaba el plan de la “red de mercadeo”: cuando las personas invitaban gente, la compañía pagaba un bono directo (es decir por la entrada de un nuevo miembro) del 10% del valor de la inversión y un bono de igualación del 10% de los puntos binarios sobre la pierna más corta.

Cuando las plataformas de alto riesgo en las que muchos networkers habían metido a sus organizaciones, cansados de las redes de mercadeo de producto, empezaron a caer, hubo una migración masiva hacia este negocio, que se vendía como seguro y sostenible.

Todo se vino abajo hace más de un mes cuando la empresa anunció cambios, siguiendo el mismo patrón de comportamiento de todas las empresas que son estafa  cuando van a caer. Merlim anunció entre otras cosas que cambiaría drásticamente los valores del pago que recibían las personas por jugar. En el caso de las cuentas más pequeñas el plan bajó un 50% lo que significa que las personas ganarían unos pocos dólares sobre su inversión. Casi rentaba más un CDT en el banco y eso solo era la punta del iceberg.

El pánico inició cuando se empezaron a demorar los pagos. Una semana, dos y después de un mes y hasta hoy, los pagos no han llegado.

El último anuncio que desató la hecatombe, decía que se eliminaba la condición de pagar por jugar, y que la compañía habilitaba a las personas la opción de pedir un reembolso. Este estaría sujeto a estudio. Además la devolución del dinero, tardaría hasta un año.

También se anunció el lanzamiento de una criptomoneda, propia de la compañía  que estaba en etapa de desarrollo. Ahí se hizo evidente la estafa  y los inversionistas que fueron burlados y damnificados, decidieron tomar la  justicia por sus manos e irrumpir en las instalaciones de Magitek con violencia.

La lección más clara que nos queda de este asunto la dió el superintendente de sociedades Francisco Reyes, quien en declaraciones para  E-Radio dijo, que las altas rentabilidades que ofrecen estas empresas piramidales, de entrada ya son sospechosas y que en días anteriores se había advertido que la pagina no podía operar en el país.

Es curioso ver como hay una gran cantidad de afiliados residentes en Colombia que aparecen registrados en panamá, haciendo caso omiso al anuncio que se encuentra al ingresar al dominio de la plataforma. De una forma casi descarada, Merlim aclara que tiene restricción de funcionar en varios países. Entre esos Colombia.

Todo lo que ha pasado los últimos días es un reflejo de lo que somos. Nos gusta la inmediatez y preferimos darle nuestro dinero a otros, antes que estudiar y aprovechar las tendencias tecnológicas para hacer acertar o errar por nosotros mismos.

Otra lección que nos queda es que aunque el gobierno debe evolucionar sus leyes ante la aceptación de las criptomonedas y legislar sobre el asunto, si  este advierte que empresas no están autorizadas para operar en el país debemos detenernos a pensar que es en un esfuerzo de proteger los capitales de la ciudadanía, que en muchos casos vende sus bienes o saca préstamos para hacer negocios en los que podría perderlo todo.

Por último debemos recordar que una red de mercadeo se sostiene de las ventas directas y los re-consumos de un producto, no de la entrada masiva de gente a cambio de nada. Es decir si usted está en un negocio donde solo gana por entrar gente y no por consumir o vender determinada cantidad de productos al mes, hay altas probabilidades de que su inversión este en un esquema Ponzi.

Yarley García Castañeda
Bloguera invitada – networker
Estudiante de Comunicación Social – Periodismo
Universidad Externado de Colombia

*Fotografía cortesía de Steve Buissinne a través de Pixabay.
**Las opiniones de esta publicación son de la estricta responsabilidad de Yarley García Castañeda y no representan la opinión de Alejandro Pinto.

Invitación Alejandro Pinto

Si te interesa saber más acerca de marketing, negocios y tecnología, te invito a conectar a través de las diferentes redes sociales:

Alejandro Pinto en Facebook

Alejandro Pinto en Twitter

Alejandro Pinto en Instagram

Alejandro Pinto en YouTube

También puedes visitar mi sitio web www.alejandropinto.com

Comentarios