Publicado el

Monólogo del condenado

hierve-el-agua-oaxaca-saragapiUna ficción poética. La extensión de la soledad.Los niños venían a mí y la gente los dejaba acariciar con sus mejillas suaves mi rostro espinoso como un rosal a punto de marchitarse. Les mostraba el cielo y les decía que allí serían todos bienvenidos por su limpieza. ¿Ahora quién... Ver post completo.

Publicado el

Regalo del río

Arturo Ríos no sabía hacer nada más en la vida que caminar.A mis hermanos Arturo Ríos no sabía hacer nada más en la vida que caminar. La primera vez que lo vimos nos pareció un niño como nosotros, pero un niño grande con sombrero raído y machete colgado al cinto. Nos trajo, en aquella... Ver post completo.

Publicado el

La paloma y los tres relojes

Este cuento narra el último día de vida de una joven mujer, nos hace acompañarla por su pueblo tras sus últimos pasos, con el tiempo y la memoria en su contra.Colgó. ─¿Quién te llamó? ─le preguntó desde la cocina─. ─El asesino, el asesino, mamá. Que a las cinco me va a matar. ─Cuando... Ver post completo.

Publicado el

Nadie sabe para quién escribe

Relato: un joven editor se encuentra con los manuscritos de su amigo muerto y se pregunta por su propia escritura, por la vida en función de la palabra, por el fracaso.Acaso habrá alguien que sepa para quién escribe. Las palabras, puestas en un papel, nos dejan de pertenecer. Uno no es dueño... Ver post completo.

Publicado el

La lluvia nos trae a los muertos

Hay un hombre a quien amo. Lo estoy recordando, ahora, a cuatrocientos kilómetros de donde, seguro, debe estar dormido. A cuatrocientos kilómetros de casa y a una fracción de eternidad de la niñez. Una tarde sepia en que recolectábamos café, la lluvia cayó de súbito entristeciendo a los perros... Ver post completo.

Publicado el

Digresión sobre Medellín

El único recuerdo que tenía del Ángelus se remontaba a mi pueblo. Las campanas de Las Victorias, combinadas con la infalible sirena de bomberos, nos aturdían día tras día, cuando las agujas del reloj eran un índice que acusaba al sol. Pero esas campanas para mí tocaban a muerto, a ausencia.... Ver post completo.